Remedio de aceite de oliva y toronja para limpiar el hígado

Carolina Betancourth · 11 julio, 2016
Es conveniente depurar el hígado con regularidad para que no acumule toxinas en exceso. Tanto la toronja como el aceite de oliva nos pueden ayudar a restaurar sus funciones

Por sus múltiples funciones en el organismo, el hígado desempeña un papel muy importante para la salud humana.

Cada minuto recibe más de un litro de sangre y, mediante complejos procesos, la filtra para deshacerse de las toxinas que circulan por esta.

No obstante, además de tener funciones excretoras, este órgano interviene en labores como la síntesis y almacenamiento de nutrientes, la regulación hormonal y la destrucción de virus y bacterias.

No obstante, como consecuencia del estilo de vida moderno, los malos hábitos alimenticios y el consumo de alcohol su salud se ve comprometida y desencadena una serie de reacciones negativas en todo el cuerpo.

Por lo tanto, es muy importante aprender a desintoxicarlo y proporcionarle los nutrientes adecuados para fortalecer cada una de sus funciones.

Una de las formas de conseguirlo consiste en combinar aceite de oliva con toronja, dos ingredientes con propiedades antiinflamatorias y depurativas.

A continuación te damos en detalle sus principales beneficios y la forma de usarlos como método de limpieza.

Limpieza del hígado y la vesícula biliar con toronja y aceite de oliva

La limpieza tanto del hígado como de la vesícula biliar es un método terapéutico que permite mantener sus funciones en su nivel óptimo.

Puesto que sabemos que todos los días estamos expuestos de una u otra forma a las toxinas, es conveniente realizar este remedio, por lo menos, un par de veces al año.

La clave para mantener una buena salud hepática consiste en llevar una alimentación saludable, ingerir agua y hacer ejercicio.

Sin embargo, como complemento, se puede consumir una mezcla de aceite de oliva con toronja para apoyar sus procesos de depuración.

Propiedades del aceite de oliva

Beneficios del aceite de oliva

Considerado como la grasa más saludable, el aceite de oliva tiene una poderosa acción antioxidante y depurativa que protege la salud del hígado.

Sus ácidos grasos esenciales ayudan a regular los niveles de colesterol y contribuyen a desinflamar para restaurar las tareas que se limitan por este exceso.

Gracias a su aporte de vitamina E y minerales esenciales sirve para proteger frente al daño oxidativo causado por los radicales libres y la continua exposición a los ambientes contaminados.

Entre sus principales nutrientes cabe destacar:

  • Ácidos grasos poliinsaturados (Omega 3)
  • Proteínas
  • Minerales (hierro, sodio, potasio)
  • Vitaminas (A, del complejo B, E)

Propiedades de la toronja

Toronja

Si bien no es la fruta cítrica más popular, la toronja o pomelo cuenta con una amplia variedad de nutrientes que vale la pena aprovechar.

Su aporte calórico es muy reducido y, en lugar de esto, nos aporta grandes cantidades de vitamina C, beta-caroteno y bioflavonoides que fortalecen las defensas y apoyan la desintoxicación.

A su jugo natural se le atribuyen propiedades adelgazantes, ya que activa la producción de enzimas en el hígado para la correcta digestión de las grasas.

Sus antioxidantes frenan el daño celular y previenen la formación de tumores.

Esta fruta también es fuente de:

  • Proteínas
  • Fibra
  • Minerales (hierro, calcio, potasio, yodo, zinc)
  • Vitaminas (A, del complejo B, C, E)

¿Cómo hacer la limpieza con aceite de oliva y toronja?

Limpieza de higado y vesicula

La fórmula de desintoxicación con estos dos ingredientes es muy fácil de realizar pero solo da buenos resultados cuando se acompaña con una alimentación balanceada y reducida en alimentos industriales.

Durante los días de limpieza se debe evitar el consumo de lácteos, azúcares, carnes rojas y comidas enlatadas.

Ingredientes

  • ½ pomelo rojo
  • ¼ limón pequeño
  • 1 diente pequeño de ajo rallado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen (32 g)

Preparación

  • Corta el medio pomelo en dos pedazos y conserva su cáscara.
  • Haz lo mismo con el limón y luego lleva todos los ingredientes a la licuadora, incluyendo el aceite de oliva y el ajo.
  • Procesa todo por unos segundos a velocidad baja, hasta conseguir una pasta espesa.
  • Déjala macerar durante una hora y consúmela diluida en agua.

Modo de uso

  • Para limpiar el hígado con este remedio solo tienes que tomarlo durante tres días seguidos.
  • Consúmelo en ayunas y antes de ir a dormir.
  • El resto de la jornada, procura ingerir entre 6 y 8 vasos de agua, además de frutas ricas en antioxidantes.

Sigue las recomendaciones para llevar a cabo este método de limpieza y descubre los beneficios de tener un hígado libre de toxinas.

Puedes repetir este tratamiento cada 6 meses, o antes, si lo consideras necesario.