Remedio casero con ajo y limón para combatir la grasa abdominal

Carolina Betancourth 9 junio, 2016
Además de ayudarnos a combatir la grasa abdominal podemos aprovechar este remedio de ajo y limón para depurar nuestro organismo y optimizar sus funciones básicas

La acumulación de grasa abdominal es una condición que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Esta se hace más fuerte con los años y es una de las más difíciles de combatir, en especial cuando el metabolismo tiene dificultades para trabajar de forma óptima.

A pesar de que muchos consideran que es un problema estético, la importancia de eliminarla radica en los graves riesgos que acarrea en la salud.

Si bien es cierto que afecta de forma notable la figura, lo esencial es ser conscientes de que su presencia incrementa la probabilidad de padecer enfermedades graves.

Los expertos en salud y nutrición coinciden en que la forma más eficaz de combatirla es con la adopción de un plan de alimentación balanceado y la práctica regular de ejercicio físico.

No obstante, también hay otras “ayudas” que, gracias a sus propiedades, sirven como complemento para conseguir buenos resultados en poco tiempo.

Este es el caso de un remedio casero con ajo y limón cuya acción reduce los niveles de colesterol y el exceso de grasa.

En este espacio queremos darte en detalle todos sus beneficios y la forma de consumirlo para lograr las medidas deseadas.

¿Cuáles son los beneficios del ajo y el limón para combatir la grasa abdominal?

Ajo

La cura del jugo de limón con diente de ajo es un remedio tradicional que se ha utilizado para tratar varios tipos de dolencias.

Ambos cuentan con propiedades desintoxicantes y digestivas que sirven para impulsar la eliminación de los desechos con el fin de mejorar la función del hígado y el colon.

El ajo contiene una sustancia activa llamada alicina, la cual ha dado resultados positivos en la reducción del colesterol y el riesgo cardíaco.

Esta tiene un poder antiinflamatorio y diurético que estimula la eliminación de los líquidos retenidos para desinflamar los tejidos.

Se considera como un supresor natural del apetito, ya que al ingerirlo prolonga la sensación de saciedad y frena el deseo de ingerir calorías en exceso.

Su elevado aporte de antioxidantes impide la oxidación celular y previene los trastornos relacionados con el envejecimiento prematuro.

Ver también: 5 bebidas caseras para desintoxicar el hígado

limón

Estos beneficios se potencian con los que proporciona el limón, un fruto cítrico de alto poder desintoxicante y digestivo que se ha empleado desde la antigüedad como aliado para limpiar la sangre y disminuir el exceso de lípidos.

Sus flavonoides, unas sustancias con acción antioxidante, favorecen la digestión de las grasas e impiden que se acumulen en la zona abdominal y el torrente sanguíneo.

El jugo contiene una fibra conocida como pectina, la cual frena la ansiedad por la comida y las dificultades digestivas.

¿Cómo preparar este remedio de ajo y limón contra la grasa abdominal?

Remedio de ajo y limón

Antes de preparar el remedio de ajo y limón para combatir la grasa abdominal, es relevante aclarar que no debe considerarse un remedio “milagroso” para perder peso, ya que su función es complementar la dieta.

Su ventaja sobre otros productos es que es 100% natural y puede incluirse en un plan de alimentación balanceado.

Los efectos que brinda varían en cada caso, dependiendo del funcionamiento del metabolismo de cada uno. No obstante, si se controlan las calorías y se aumenta el gasto energético mediante el ejercicio, los cambios se comienzan a sentir en cuestión de semanas.

Te recomendamos leer: Delicioso jugo de sandía para eliminar los gases y desinflamar el abdomen

Ingredientes

  • 2 cabezas de ajo
  • El jugo de 2 limones
  • 1 ½ litro de agua

Preparación

  • Pela las cabezas de ajo y tritura cada uno de los dientes.
  • Lava bien los dos limones y córtalos en rodajas, con su cáscara.
  • Pon el agua en una olla, agrega el ajo triturado y las rodajas de limón, y llévalas a ebullición durante 15 minutos.
  • Pasado este tiempo, pásalo por un colador e inicia su consumo.
  • Puedes mantenerlo a temperatura ambiente o en el refrigerador.
  • Si no deseas hacer el proceso de cocción, pon todo en la jarra y déjalo en reposo 24 horas.

Modo de consumo

  • La cantidad de ajo con limón que preparamos en el agua la tenemos que dividir para tres o más tomas al día.
  • Lo idóneo es ingerir una taza antes o durante las tres comidas principales.
  • Se aconseja tomarlo durante tres días seguidos para un proceso de desintoxicación. Después, se descansa una semana y se retoma.

Como entendemos que para muchas personas resulta difícil tomarla por el sabor amargo y desagradable que tiene, aconsejamos agregarle un poco de miel de abejas orgánica para facilitar su consumo.

Al igual que con otros hábitos, vale la pena hacer el esfuerzo para gozar de todos los beneficios que proporciona.

¡Pruébala ya!

Te puede gustar