Remedio casero y natural para terminar con los calambres menstruales

Afectan a muchas mujeres, a las que incluso impiden realizar con normalidad las tareas cotidianas. Pero hay un remedio casero muy eficaz para combatir los calambres menstruales. Te lo explicamos.

Las mujeres que sufren calambres menstruales saben lo molestos y dolorosos que pueden llegar a ser y hasta qué punto condicionan su calidad de vida. El reposo no siempre es posible, por lo que suelen sufrirlos en silencio y sin dejar de realizar el trabajo o las tareas de ese momento.

En este artículo te damos a conocer un remedio casero y natural, usado desde la antigüedad, que te permitirá terminar con los calambres menstruales.

¿Por qué tenemos calambres menstruales?

Por qué tenemos calambres menstruales

Cuando las mujeres hacemos esta pregunta, la respuesta suele ser que un buen porcentaje de mujeres los sufren de manera habitual. No obstante, esta respuesta no explica el origen de estos dolores que sufrimos cada mes, en general, antes o durante los primeros días de la menstruación.

Los calambres menstruales están causados por las contracciones del útero que suceden para poder expulsar el viejo tejido endometrial, un revestimiento que no es necesario si no hay embarazo. Por lo tanto, los calambres son más intensos cuando los coágulos o tejidos de la mucosa pasan a través del cuello del útero.

Lee también: Hojas de frambueso para tener un útero saludable

¿Cómo son los calambres menstruales?

Estos dolores tienen lugar en el vientre pero pueden irradiar a otras partes del cuerpo. Aunque hay calambres menstruales moderados o muy intensos, hay que diferenciarlos de los síntomas habituales previos a la menstruación, como hinchazón, malestar, etc.

Los calambres menstruales suelen durar unos minutos o unas horas y pueden llegar a obligar a la mujer que los sufre a tumbarse o buscar determinadas posturas que le alivien un poco.

Aunque algunas mujeres toman antiinflamatorios o analgésicos, muchas no han encontrado ningún fármaco que les calme el dolor. Todas querrían encontrar una solución definitiva y poder dejar de tomar estos medicamentos cada mes.

Un antiguo remedio

Un antiguo remedio

En algunas culturas de América del Sur y América Central, las mujeres se realizaban baños de vapor vaginales los días previos a la menstruación para regular el ciclo, calmar las hemorroides, prevenir infecciones y tratar otros problemas de la zona íntima.

Estos baños también se pueden usar para casos de amenorrea o falta de menstruación, fibromas uterinos, quistes ováricos, etc. o simplemente como cuidado rutinario de nuestra zona íntima de manera respetuosa.

¿Qué plantas usamos?

Qué plantas usamos

Podemos elegir o combinar las siguientes plantas medicinales, de propiedades reguladoras, calmantes, antisépticas y antiinflamatorias.

Si tenemos dudas, o además de los calambres padecemos algún otro trastorno, recomendamos consultar con un naturópata que nos pueda asesorar para un tratamiento personalizado y completo.

Visita este artículo: 10 usos de la lavanda en el hogar, la cosmética y la medicina

¿Cómo se realizan?

Para realizar estos baños de vapor necesitaremos:

  • Plantas medicinales seleccionadas (unos 25-50 gr).
  • 1 litro de agua.
  • Una olla para la infusión.
  • Un taburete o silla que tenga un agujero en el asiento.
  • Una toalla o una manta.

Prepararemos la infusión, la dejaremos reposar unos minutos y la colocaremos en el suelo, debajo del hueco de la silla para que los vapores lleguen directamente a nuestra zona íntima, ya que estaremos desnudas de cintura para abajo.

Tenemos que sentir un calor agradable. Si lo sentimos demasiado fuerte esperaremos unos minutos o añadiremos un poquito de agua fría.

Nos taparemos con la manta o la toalla para que no se escape el vapor y permaneceremos sentadas entre veinte minutos y una hora.

Después de realizar los baños de vapor nos acostaremos o descansaremos un rato más para potenciar los efectos de esta terapia.

Podemos realizar estos baños dos o tres veces durante la semana anterior a la menstruación. Los podemos hacer cada mes e ir espaciándolos a medida que notemos mejoría.

Advertencias

  • Debemos saber que la menstruación que nos vendrá después de realizar los baños de vapor puede ser más abundante y fluida de lo habitual.
  • En las siguientes horas después del baño de vapor deberemos evitar los cambios bruscos de temperatura, ya que es una terapia sencilla pero profunda que trabaja con las temperaturas internas de nuestro cuerpo.
  • Recomendamos realizar estos baños de vapor con plantas medicinales orgánicas, para evitar los pesticidas y otras sustancias perjudiciales para la salud y que pasarían directamente hasta el torrente sanguíneo.
  • No realices los baños de vapor si crees que podrías estar embarazada.
  • Recomendamos consultar con un médico o naturópata antes de realizar cualquier tratamiento.