Remedio con avena y levadura de cerveza para tu memoria

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 2 enero, 2019
Valeria Sabater · 16 agosto, 2014
Tanto la avena como la levadura de cerveza son ricas en vitamina B1, que nos ayuda a potenciar la memoria y a mejorar el rendimiento intelectual.

¿Se te olvidan algunas cosas? ¿Llevas una vida muy estresante y a veces te cuesta concentrarte? Este sabroso batido a base de avena y levadura de cerveza puede ser tu gran aliado para mejorar la memoria.

El resultado de combinar la avena y la levadura de cerveza es un compuesto nutricional adecuado, rico sobre todo en vitamina B1 y apto para todas las personas, de todas las edades. También se podría llamar remedio.

Avena y levadura de cerveza para la memoria

Beneficios de la avena para el cerebro

La avena es rica en nutrientes que contribuyen a la función cognitiva normal y el funcionamiento del sistema nervioso. Algunos de los más destacados son: el hierro, el magnesio y el potasio.

Cabe destacar que, al tener un alto contenido de vitamina E, zinc, fósforo y magnesio, la avena viene a ser un alimento con excelentes cualidades para proteger las células contra el estrés oxidativo

La avena es uno de los cereales más ricos en proteína y oligoelementos. Y gracias a su contenido de vitamina B1, la avena es muy adecuada para potenciar la memoria. En suma, es un cereal muy adecuado para estimular la renovación de tejidos sinápticos.

Beneficios de la levadura de cerveza para el cerebro

La levadura de cerveza es otro cereal compuesto por un conglomerado de hongos microscópicos que, en su proceso de fermentación, producen un gas: bióxido de carbono.

Al igual que la avena, la levadura de cerveza tiene una alta dosis de vitamina B1 (tiamina), además de hierro y proteínas, que fortalecen el organismo.

Hemos de recordar también que la vitamina B1, presente en la levadura de cerveza, los principales elementos capaces de potenciar y mejorar nuestra memoria.

De hecho, la tiamina es uno los componentes que vas a encontrar si detallas los complejos vitamínicos que venden en las farmacias para mejorar la memoria y el rendimiento intelectual.

Otro dato a tener en cuenta es que la levadura de cerveza mejora los depósitos de glucógeno en el hígado. Esto quiere decir que nuestro cerebro va a recibir el aporte necesario para su funcionamiento, y de paso mejorar nuestra atención y memoria.

Batido de avena y levadura de cerveza para la memoria

Empezar el día con un buen desayuno es fundamental. Por ello, te proponemos que pruebes la siguiente receta con avena y levadura de cerveza.

Ten en cuenta que, al beberlo a primera hora de la mañana, podrás salir de casa con mucha energía y con todos los nutrientes que tu cerebro necesita para realizar todas sus funciones.

El cerebro necesita diariamente el 20% energía, de ahí que debamos procurar aportarle el mejor suministro nutricional.

Estos cereales, enriquecidos con vitamina B1, responden perfectamente a lo que el cerebro nos pide para funcionar correctamente. Toma nota de lo que necesitarás para prepararlo.

Ingredientes

  • 5 fresas.
  • 1/2 plátano.
  • 4 cucharadas de avena (40 g).
  • 1 cucharada de levadura de cerveza (10 g).
  • 1 vaso de una bebida vegetal (250 ml).

Preparación

  • Lavamos y escurrimos bien las fresas. Aparte, pelamos el plátano.
  • Cortamos toda las frutas en rodajas.
  • Mezclamos la avena y levadura de cerveza en un recipiente hondo.
  • Llevamos la fruta y el resto de los ingredientes a la licuadora y procesamos hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Servimos y disfrutamos al momento.
Los batidos caseros pueden ser quemagrasas.

Recomendaciones

Como ves, se trata de una preparación muy sencilla que te ayudará a mejorar la memoria. La levadura de cerveza puedes encontrarla en cualquier tienda natural; suele ser económica y ofrece grandes beneficios para la salud.

En cuanto a la avena, te recomendamos que evites las que están azucaradas, tostadas y procesadas, en general. La mejor alternativa siempre será la más natural posible. 

En el caso de que prefieras cambiar la fruta, procura tener en cuenta qué otra opción puede aportarte sabor y los nutrientes que tu cerebro necesita.