Remedio con lechuga, menta y miel para el insomnio

¿Estás pasando una época de insomnio? Entonces es necesario que empieces a tomar medidas para remediar este estado. Dormir, y alcanzar un sueño reparador, es una necesidad biológica para nuestro cuerpo y nuestra mente. Hoy en día se considera el insomnio una enfermedad que ha alcanzado ya datos alarmantes. ¿Qué tal si empezamos a seguir este sencillo remedio?

Tres grandes componentes para combatir el insomnio

insomnio

1. Lechuga

¿Sorprendida? Solemos conocer la lechuga como una planta de jugosas hojas verdes que utilizamos para elaborar sabrosas ensaladas. Pero la tradición como remedio para el insomnio es bien conocida ya desde la Antigüedad, de ahí que sea muy común preparar fabulosos tés de lechuga para conciliar el sueño.

Además, no olvidemos que dispone también de vitamina B, siendo la tiamina un elemento de suma importancia en el tratamiento del insomnio, esencial para mantener unos nervios fuertes y saludables.

La lechuga dispone pues de grandes propiedades medicinales que nos aportan un efecto tranquilizante, calman los nervios, nos ayuda hacer la digestión y controlan además los latidos del corazón. Es, por lo tanto, un remedio ideal.

2. Menta

La menta piperita es ideal para calmar y regular nuestras palpitaciones cardíacas. Si la combinamos con agua caliente en una infusión, sus propiedades para ofrecernos un buen descanso se multiplican. Porque se suman a sus principios digestivos, para aliviar cefaleas y resolver nuestros problemas respiratorios.

Es más que perfecta para combinarla junto a estos dos elementos: la lechuga y la miel. Con esta mescolanza se consigue así un remedio muy acertado para combatir el insomnio.

3. Miel

La miel se ha considerado como un remedio natural para combatir el insomnio. ¿Y por qué? Te preguntarás. El secreto se basa en sus componentes naturales y, en especial, en el azúcar saludable del que dispone. Tanto que se emplea como edulcorante natural para todo tipo de alimentos.

De hecho, este tipo de azúcar nos permite liberar serotonina, una sustancia que nuestro cuerpo transforma en melatonina. Esta última es nada más y nada menos que ¡la “hormona del sueño”! un compuesto químico natural que regula la duración y la calidad del sueño.

Y no te preocupes en absoluto por el tipo de azúcar que tiene la miel, ya que es el más saludable que puedas consumir: su liberación en  forma de insulina en nuestro organismo, es gradual y controlada, evitando los picos y caídas repentinas de energía. Es sencillamente magnífica, ideal para combinarla en esas infusiones para el insomnio.

Remedio con lechuga, menta y miel

infusion-menta-lechuga

¿Qué necesito?

Para preparar esta  deliciosa infusión de lechuga, menta y miel para combatir el insomnio, necesitas los siguientes ingredientes:

  • 1 vaso de agua
  • 3 hojas de lechuga
  • 4 hojas de menta fresca
  • 1 cucharada de miel

¿Cómo lo preparo?

  • Muy fácil. Lo primero que haremos es lavar bien las hojas de lechuga y la menta fresca. Es importante que las desinfectemos bien. Para ello, podemos emplear un poquito de vinagre.
  • Ahora vamos preparando la tetera con la taza de agua. Lo primero que pondremos son las 3 hojas de lechuga, dejando que lleguen a ebullición. La cocción de la lechuga debe durar unos 15 minutos. Una vez lista, retiramos estas hojas.
  • Ahora, con la misma agua, añadimos ya las hojitas de menta. Dejamos que hierva. Y después, se deja reposar unos 5 minutos.
  • Ya podemos filtrar el contenido y llevarlo a nuestra taza favorita. Añadimos la cucharada de miel y removemos bien. Esta infusión deberemos tomarla todos los días una hora antes de acostarnos, bebiéndola poco a poco.

Recuerda que para lograr un buen descanso, es necesario que sigamos una simples rutinas. Pero no porque sean sencillas significa que debamos prescindir de ellas. Todo lo contrario. Si las hacemos, notaremos mejoraría en nuestro descanso. Si las dejamos de lado, pueden llegar a pasarnos factura a largo plazo.

Entre ellas, se encuentra la de cenar ligero y siempre dos horas antes de ir a dormir. Ten en cuenta también que es necesario que dejemos a un lado los ordenadores y el teléfono móvil. Este tipo de ondas estimulan nuestro cerebro  y nuestro sistema nervioso, impidiéndonos descansar. Una vez hayas cenado, déjalos ya a un lado hasta el día siguiente. Toma un baño caliente y después, bébete esta magnífica infusión de lechuga, menta y miel. ¡Te encantará!