Remedio de cúrcuma y jengibre para subir la tensión arterial

Este artículo ha sido verificado y aprobado por María Vijande el 13 febrero, 2019
Martín Perez · 29 agosto, 2018
Aunque si estamos siguiendo un tratamiento médico siempre deberemos consultar antes con nuestro especialista, lo cierto es que la cúrcuma y el jengibre pueden ser grandes aliados naturales para subir la tensión arterial.

Los problemas de tensión hay que tratarlos con medicamentos, y también con productos naturales. La cúrcuma y el jengibre ayudan a subir la tensión arterial. 

La hipotensión es una afección que padecen millones de personas a nivel mundial, y que debe ser medicada. Sin embargo, a pesar del tratamiento, es frecuente que estas personas sufran subidas y bajadas fuertes de tensión.

Afortunadamente, existen remedios naturales para subir la tensión arterial y en este artículo te traemos uno a base de cúrcuma y jengibre.

¿Qué es la hipotensión arterial?

La hipotensión arterial es una situación en la que la tensión arterial desciende bruscamente. Esto aumenta el riesgo de que se presente un accidente cardiovascular.

Esta enfermedad es común entre las personas mayores de 50 años. Además, en los adultos mayores es muy frecuente. Para evitarla, es recomendable mantener una dieta adecuada. Asimismo, en un pico de tensión baja o alta, los remedios naturales pueden ayudarte a regular la tensión.

Lee también: Valores normales de la tensión arterial

¿Qué propiedades tiene la cúrcuma para la tensión?

 

La cúrcuma es una especia milenaria, originaria de la India. Es conocida mundialmente por su potente olor y color, además de su sabor fuerte. Asimismo, también tiene muchas propiedades medicinales.

La curcumina presente en la cúrcuma ha demostrado en ensayos clínicos que puede ayudar a prevenir el estrechamiento de los vasos sanguíneos, lo que puede subir la presión arterial.

Por otra parte, los estudios muestran que la curcumina puede causar vasorrelajación, durante la cual se libera la tensión dentro de las paredes de los vasos sanguíneos. Además, la curcumina está relacionada con las propiedades antiinflamatorias que tiene esta especia.

¿Por qué el jengibre ayuda a subir la tensión arterial?

El jengibre es uno de los mejores alimentos que podemos ingerir, por sus múltiples beneficios para nuestra salud como:

  • Mejora la digestión.
  • Alivia la pesadez.
  • Reduce los gases intestinales.
  • Cura y alivia resfriados y disminuye la congestión nasal.
  • Capacidad para disminuir la inflamación, siendo óptimo para ayudar a tratar la artritis.
  • Esta raíz es ideal para mejorar la circulación sanguínea, ayudando especialmente a personas que sufren de piernas cansadas y varices.

La raíz de jengibre, consumida de forma habitual, tiene la capacidad de bloquear los canales de calcio, lo que afecta a nuestra tensión arterial.

A su vez el calcio es un mineral que, al entrar en nuestro corazón y nuestros vasos sanguíneos, incrementa la fuerza con la que la sangre viaja por nuestras venas, es decir aumenta nuestra presión arterial.

También te puede interesar: Las bebidas que más incrementan la tensión arterial

¿Cómo actuar cuando la tensión baja bruscamente?

Cuando se detecta un mareo, o una persona hipotensa sabe los síntomas de una bajada de tensión, hay que actuar de inmediato. Para ello, hay que consumir alimentos que eleven la tensión de forma rápida y segura.

El jengibre y la cúrcuma son dos de estos alimentos que ayudan a subir la tensión. Aunque por sus propiedades también se utilizan para adelgazar,

A continuación te traemos un remedio a base de cúrcuma y jengibre que puedes usar cuando tengas una bajada de tensión brusca.

Remedio de cúrcuma y jengibre para subir la tensión arterial

Subir la tensión arterial

 

Como ya es sabido, la cúrcuma y el jengibre son dos grandes aliados. Los puedes usar justo en el momento que un tensiómetro te indique una bajada de tensión. Este remedio te ayudará a que la tensión suba a su estado normal.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de jengibre (o 2 tallos pequeños) (30 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 2 cucharadas de cúrcuma (o 2 tallos pequeños (30 g).

¿Qué debes hacer?

  • Si la cúrcuma viene entera, debes rallarla. Asimismo, corta el jengibre en trocitos.
  • Añade la cúrcuma rallada y el jengibre cortado en un cazo con agua y lleva a ebullición. .
  • Deja hervir durante 5 minutos, cuela y sirve. Procura beberlo caliente y sin aditivos.

La infusión  es la mejor alternativa en caso de que presentes una bajada de tensión. Sin embargo, si la situación te sobrepasa y necesitas urgentemente subir la tensión, puedes consumir directamente los ingredientes. En este caso, puedes morder los tallos de cúrcuma y jengibre sin problemas.

Por otra parte, en caso de que ya tengas los ingredientes pulverizados, puedes consumirlos de esta forma. Sin embargo, para garantizar que el polvo sea realmente ingerido, es recomendable, al menos, diluirlos en agua y consumirla.

  • Omosa, L. K., Midiwo, J. O., & Kuete, V. (2017). Curcuma longa. In Medicinal Spices and Vegetables from Africa: Therapeutic Potential Against Metabolic, Inflammatory, Infectious and Systemic Diseases. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-809286-6.00019-4

  • Akram, M., Shahab-Uddin, & Eh. (2010). Curcuma Longa and Curcumin : a Review Article. Rom. J. Biol. – Plant Biol. https://doi.org/10.1186/s13104-017-2728-0

  • Cañigueral, S. (2016). Jengibre. OFFARM. https://doi.org/DOI 10.2320/jinstmet.71.570