Remedio matinal con aloe vera y miel para tratar las varices

El aloe vera tiene propiedades antiinflamatorias y es muy efectivo para aumentar la producción de colágeno. Podemos utilizarlo tanto interna como externamente para ayudar a tratar las varices inflamadas.

La función principal de este remedio matinal, con base de aloe vera y miel, es conseguir reducir la inflamación de las varices. Del mismo modo, puede presentar beneficios de cara a fortalecer el retorno venoso para combatir la pesadez y posibles edemas.

El problema de la insuficiencia venosa crónica no se resuelve con sencillos remedios caseros. Sin embargo, se puede tratar su sintomatología y ayudar reducir la dilatación.

En muchas ocasiones, cuando las varices están muy dilatadas y la piel empieza a oscurecerse, posiblemente se haya desarrollado una dolencia que requerirá  adecuada atención médica.

Las varices son señales de mala circulación de las piernas.

Tal vez te interese: Remedios naturales para tus varices

Aloe vera y miel para las varices

Este remedio natural es recomendable consumirlo de forma oral por la mañana durante el desayuno. Su sabor es agradable y ayudará a mejorar la circulación y el retorno venoso. Además, también aporta beneficios de cara a distintos aspectos del organismo.

Remedio matinal de aloe vera y miel para favorecer la cicatrización

Es importante tener en cuenta que la piel que cubre y rodea las varices es muy fina y delicada. De este modo, cualquier golpe o rozadura que se produzca en esta zona va a tardar mucho en cicatrizar.

Ello se debe a que en el momento en que se sufre una insuficiencia venosa crónica, las piernas reciben una menor irrigación sanguínea. En consecuencia, las heridas tardan más en cicatrizar.

Gracias a este remedio matinal con aloe vera y miel se puede conseguir regenerar todas las zonas dañadas, para que la piel sea más elástica y fuerte. A su vez, los bioelementos presentes en el aloe ayudan a detener el sangrado y hermetizar las heridas o rozaduras.

Así pues, se recomienda tomar una cucharada diaria de miel para elevar las defensas y cuidar de estos problemas asociados a una mala circulación.

Favorece la regeneración de los tejidos

El aloe vera, combinado con la miel, favorece la regeneración celular al aumentar la producción de colágeno. Su alto contenido en glicoproteínas y alantolina actúa de forma efectiva reconstruyendo el epitelio. De este modo, se puede favorecer la curación de llagas, edemas o úlceras.

Por si quieres saber más: Beneficios de tomar cada día una cucharada de canela y miel

Cómo congelar gel de aloe vera

Es un remedio para combatir la inflamación y favorecer el retorno venoso

Tanto la miel como el aloe vera tienen propiedades antiinflamatorias. Sirven para curar edemas y esos procesos internos originados por la hipertensión venosa. Reducen tanto el dolor como la presión.

Es importante tener en cuenta que no se trata de un remedio milagroso. El tratamiento está enfocado únicamente a  mejorar la circulación sanguínea, favorecer la cicatrización y combatir la pesadez.

Cómo elaborar el remedio matinal con aloe vera y miel

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel de abejas, 25 gramos.
  • 1 cucharada de la pulpa del aloe vera, 15 gramos.
  • 1 vaso de agua, 200 ml.

Preparación

Lo primero que hay que hacer es obtener la cantidad necesaria de aloe vera. Para ello, corta un trocito de una penca, ábrela por la mitad y, con ayuda de una cuchara, extrae la pulpa y reserva.

A continuación, pon a calentar el vaso de agua para, una vez llegue a ebullición, añadir el aloe y la cucharada de miel orgánica de abejas. Remueve bien para conseguir una bebida homogénea y permite que repose unos 5 minutos.

Se recomienda tomarlo cada mañana cuando esté tibio y esperar unos 15 minutos antes de iniciar el desayuno.

Te invitamos a leer: Combate el cansancio crónico con 5 remedios naturales

Remedio tópico con aloe vera

De forma adicional, también es posible contar con un remedio tópico natural con base de aloe vera.

Mujer con las piernas cansadas

Primero, coge tu cubitera y coloca en cada hueco una cucharada de aloe vera. Permite que se congele en tu refrigerador. Una vez listo, solo tendrás que coger uno de esos cubitos de aloe vera y pasarlo poco a poco por tus varices.

De este modo, se puede obtener un gran alivio. En concreto en esos días en los que las varices se han inflamado más de lo normal.

  • Surjushe, A., Vasani, R., & Saple, D. (2008). Aloe vera: A short review. Indian Journal of Dermatology. https://doi.org/10.4103/0019-5154.44785
  • Dat, A. D., Poon, F., Pham, K. B. T., & Doust, J. (2014). Aloe vera for treating acute and chronic wounds. Sao Paulo Medical Journal. https://doi.org/10.1590/1516-3180.20141326T1
  • Vogler, B. K., & Ernst, E. (1999). Aloe vera: A systematic review of its clinical effectiveness. British Journal of General Practice. https://doi.org/10.7897/2230-8407.04812