Remedio con canela, propóleo, peladura de limón y miel para subir las defensas

Si queremos obtener los mejores efectos de este remedio preventivo es fundamental que los ingredientes que vamos a utilizar sean de buena calidad y que lo preparemos en las cantidades justas

Todos sabemos cuáles son los primeros síntomas de una enfermedad aguda: fatiga, fiebre, congestión, tos, mucosidad, dolor, etc.

Cuando empezamos a sentirlos es el momento para subir las defensas con remedios naturales y prevenir que la enfermedad tome fuerza.

Descubre en este artículo un excelente remedio para subir las defensas a base de canela de Ceilán, propóleo, peladura de limón y miel de abeja. 

La importancia de prevenir

Si tomáramos conciencia de lo importante que es prevenir en vez de curar, viviríamos con una mayor calidad de vida, muchas menos preocupaciones y sin necesidad de tomar tantos medicamentos.

La clave está en una alimentación equilibrada y natural y los remedios adecuados en cada momento.

Si los tomamos antes de padecer la enfermedad, o bien justo cuando notamos los primeros síntomas, es posible que podamos superarla en cuestión de horas.

Subir las defensas de manera natural

canela para perder tallas

Muchas personas no creen en la medicina natural a la hora de curar enfermedades. No obstante, sí que opinan que podría ser útil para prevenir antes de estar enfermos.

Los remedios naturales están llenos de nutrientes y contienen, además, toda la energía positiva y curativa de la naturaleza.

Por este motivo debemos tomar a menudo algunos de estos remedios que nos ayudan a subir las defensas de manera natural, así como a sentirnos con más energía y un mejor estado de ánimo.

Visita este artículo: Los mejores desayunos para tener mucha energía

Remedios muy efectivos

Canela de Ceilán

La canela es una especia con muchas propiedades para la salud. En este caso, esta dulce y aromática corteza nos ayuda a estimular el organismo y a aumentar la energía.

En casos de resfriados y gripes, también tiene propiedades antiinflamatorias y expectorantes que previenen y tratan las enfermedades respiratorias.

Recomendamos optar por la variedad de Ceilán, que es la más curativa.

Propóleo

Propóleo

El propóleo es el antibiótico natural por excelencia. Tiene todas las ventajas de la medicina natural, es muy potente y, además, evitamos los efectos secundarios de los antibióticos convencionales, que alteran nuestra flora intestinal.

El propóleo es un gran antiséptico, antiviral, antibacteriano y antiinflamatorio que funciona como inmunoestimulante.

También es antioxidante, analgésico y remineralizante. Por lo tanto, es ideal para casos de infecciones, dolores y todo tipo de molestias.

En general, en casos puntuales se pueden tomar cinco gotas de propóleo cada hora hasta notar mejoría. No obstante, en este remedio proponemos una mezcla de ingredientes todavía más potente.

Peladura de limón

El limón es un superalimento. No obstante, lo que no sabemos es que en su peladura se esconden todavía más propiedades que en la pulpa.

Destaca por su alto contenido en vitamina C, la cual actúa como fortalecedora del sistema inmunitario.

Debemos elegir siempre limones ecológicos para que la peladura esté libre de pesticidas y ceras. 

Visita este artículo: Cómo utilizar cáscara de limón para calmar el dolor en las articulaciones

Miel de abeja

Miel de abeja

La miel de abeja es la base de este remedio, ya que es excelente para el sistema inmunitario, así como para todo tipo de afecciones de garganta.

Es antibiótica, antiviral y antioxidante, y nos permite mezclar diferentes remedios sin que se estropeen, además de dar un delicioso dulzor.

Preparación del remedio

Ingredientes

A continuación detallamos los ingredientes que necesitamos para preparar este remedio para tomar durante una semana:

  • 5 cucharadas de canela de Ceilán (50 g)
  • 3 cucharadas de extracto de propóleo (51 g)
  • La ralladura de la peladura de un limón ecológico (olamente la parte amarilla)
  • 7 cucharadas de miel de abeja (175 g)

Preparación

  • Si fuera necesario, calentaremos un poco la miel de abeja al baño María para que esté líquida y se pueda mezclar bien con el resto de ingredientes.
  • Añadiremos el propóleo y removeremos para que se integre con la miel.
  • A continuación, añadiremos la peladura de limón rallada y la canela. Mezclaremos bien.
  • No es necesario conservarlo en la nevera, ya que la miel de abeja actúa como conservante natural. No obstante, deberemos tomarlo en los días siguientes.

¿Cómo lo tomamos?

Tomaremos este remedio a modo de una cucharadita (aproximadamente 10 g) media hora antes de cada comida, sola o bien con un poco de agua caliente o infusión.

Podemos tomar este remedio a modo preventivo, durante uno o varios días hasta notar mejoría. No recomendamos tomarlo más de siete días seguidos, ya que es un tratamiento puntual para reforzar el sistema inmunitario.