Remedio con zanahoria y apio para reducir el ácido úrico

Valeria Sabater 11 noviembre, 2016
Gracias a la combinación de zanahoria y apio conseguiremos optimizar la función renal para eliminar el exceso de líquidos y con ello la carga de cristales de ácido úrico y purinas

Con este remedio a base de zanahoria y apio conseguirás regular el nivel de ácido úrico en sangre. Si aún no lo has probado, este es el momento de dar el paso, de descubrir una combinación excepcional.

Algo que es interesante recordar, en primer lugar, es a qué nos referimos cuando hablamos de ácido úrico: es un producto de desecho.

Es un elemento que el propio cuerpo produce cuando metaboliza las purinas. Contiene nitrógeno y es un compuesto que debemos eliminar necesariamente.

Sin embargo, el problema se desencadena en el momento en que consumimos demasiados alimentos ricos en purinas (carnes rojas, pescados azules, carne de caza, quesos muy grasos…)

Al existir un exceso, los riñones son incapaces de filtrarlos de forma adecuada para eliminarlos en la orina. Es entonces cuando se acumulan, y forman depósitos en nuestras articulaciones. De ahí el dolor, la inflamación…

La buena noticia es que el ácido úrico se puede reducir mediante una dieta adecuada y unos buenos hábitos de vida.

Es necesario contar siempre con el seguimiento de nuestros médicos, en especial cuando tenemos problemas para orinar o cuando aparece la gota.

A continuación, te proponemos lo siguiente: prepararte entre 3 y 5 veces por semana este sencillo remedio natural.

Si cuidas de tu alimentación, actuará como un mediador estupendo para que puedas expulsar este producto de desecho tan nocivo.

Bajar mi ácido úrico: cuestión de esfuerzo y voluntad cotidiana

La alimentación es un elemento esencial a la hora de reducir el ácido úrico en sangre. Hemos de saber que, para conseguirlo, es necesario llevar una dieta adecuada donde saber balancear unos alimentos con otros.

Veamos unas pautas básicas que nos pueden servir de ayuda.

Descubre 5 frutas estupendas para reducir tu colesterol

Fruta con moderación

En nuestro espacio te recomendamos siempre comer abundantes frutas y verduras frescas a lo largo del día. Bien, en lo referente a esta condición en concreto, hay que moderar el consumo de frutas.

El azúcar que contienen muchas frutas, la fructosa, se transforma en xantina (una purina) al ser metabolizado por el cuerpo.

Es necesario que elijas, por ejemplo, aquellas opciones menos dulces, como pueden ser los limones o los pomelos.

Reduce el consumo de carnes, patés y pescados azules

Cristales de acido urico

No se trata de “eliminar” o de restringir por completo la carne o el pescado de nuestra dieta, sino de reducir o buscar alternativas más saludables: pechuga de pavo en lugar de carnes rojas, por ejemplo.

Evitaremos ante todo las vísceras o la carne de caza.

Tu dieta debe ser rica en calcio

El calcio nos puede ayudar a controlar o prevenir los brotes de gota. Asimismo, evitará también que se desarrollen piedras de ácido úrico en nuestros riñones.

Consulta con tu médico la posibilidad de consumir complementos de calcio. No dudes tampoco en elevar tus niveles de calcio través de frutas y verduras como:

Remedio con zanahoria y apio para reducir el ácido úrico

Jugo de zanahoria y apio

Las zanahorias

Una verdura imprescindible para reducir el ácido úrico es la zanahoria.

Una de sus virtudes más poderosas para eliminar de nuestro cuerpo este producto de desecho es la de conseguir que nuestro organismo sea más alcalino.

  • Para notar adecuados beneficios debemos ser constantes. Este remedio a base de zanahoria y apio nos ayudará a reducir la carga de purinas y cristales de ácido úrico poco a poco, gracias a su poder depurativo.
  • Te recomendamos tomar esta bebida por las noches. Gracias a la vitamina A de la zanahoria, lograremos optimizar la función hepática y renal para eliminar las toxinas del cuerpo.
  • Nos ayuda también a reducir la bilis y la grasa en el hígado. Asimismo, las fibras presentes en las zanahorias ayudan a limpiar el colon y acelerar el movimiento de residuos.

Descubre también ese remedio a base de ortiga y limón para la anemia

El apio

El apio refresca y humidifica el organismo. Combina bien con muchos alimentos saludables y su sabor intenso es perfecto para realizar caldos y sopas excelentes para reducir el ácido úrico.

  • El apio es un buen diurético y, además, consigue aliviar el dolor de las articulaciones gracias a su eficacia a la hora de reducir la inflamación. Algo muy positivo cuando padecemos gota.
  • Uno de sus elementos más interesantes son las ftalidas. Se trata en realidad de tres compuestos: el 3n-butilftalido, el sedanenoline, y el sedanolide.
  • Lo que hacen estos tres elementos es reducir el dolor muscular y osteoarticular, así como la gota, la artritis o el colesterol.

Cómo preparar mi remedio a base de zanahoria y apio

razones-comer-más-apio

Ingredientes 

  • 1 rama de apio
  • 2 zanahorias
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Es muy fácil de preparar. Lo único que tendremos que hacer es lavar bien la rama de apio y las zanahorias para, después, pasarlas por la licuadora.
  • Combina este jugo con un vaso de agua y mezcla bien. Recuerda tomarlo entre 3 y 5 veces por semana durante la cena.
  • Si cuidas de tu alimentación, verás buenos resultados.

 

Te puede gustar