Toma estos tres remedios alcalinos al día y cuida de tu salud

Toma estos tres remedios alcalinos al día y cuida de tu salud

Nuestro organismo tiene a ser ácido y este es un estado perfecto para el desarrollo de enfermedades. Es conveniente incluir en nuestro día a día remedios alcalinos que nos ayuden a equilibrarlo

El origen de la salud está en nuestra naturaleza interior y, ante todo, en el correcto equilibrio de la sangre. Los alimentos alcalinos son un modo esencial de propiciar esta armonía interna.

Sabemos que has oído hablar del pH. En nuestro espacio ya te hemos explicado en muchas ocasiones que la acidez o alcalinidad de nuestro cuerpo se mide en una escala que va del 0 al 14.

El nivel óptimo con el cual nos aseguramos un correcto equilibrio es de 7,4.

Sin embargo, aspectos tan comunes como el estrés, una alimentación incorrecta o la contaminación ambiental pueden hacer que este “número mágico” cambie y que, en consecuencia, aparezcan los problemas de salud.

Para evitar que esto ocurra te proponemos hacer lo siguiente. Toma nota de los siguientes remedios alcalinos para cuidar de tu salud y del pH. Es más fácil de lo que crees.

A continuación, te explicamos cómo hacerlo.

Remedios alcalinos para el día a día

Agua-tibia-con-limón remedios alcalinos

Los remedios alcalinos que te presentamos ahora son fáciles de preparar. No obstante, es importante que busques siempre los mejores ingredientes.

Descubre también 7 señales de que tu hígado está sobrecargado

Los limones tendrán que ser orgánicos, al igual que el vinagre de manzana. Asimismo, es importante que busques siempre agua purificada par realizar estos remedios. La podrás encontrar en tiendas naturistas.

El agua purificada tiene un sabor más suave al tener menos cloro y menos flúor y siempre es más saludable. No obstante, tampoco pasará nada si, en caso de no encontrarla, incluyes en los siguientes remedios agua mineral.

A continuación, te explicamos cómo debes prepararlos y cómo tomarlos en cada momento del día.

1. Mañanas: agua con limón, bicarbonato y vinagre de manzana

Puede que esta combinación te parezca algo “fuerte” para empezar el día. Sin embargo, basta con ajustar las cantidades a nuestro gusto para descubrir todo lo que puede hacer por nuestra salud.

Descubre cómo preparar esta limonada de cúrcuma para prevenir el cáncer

Es importante que lo tomemos en ayunas y con el estómago vacío. Es cuando nuestro estómago está más receptivo y cuando mejor absorberemos todos estos nutrientes.

  • Desintoxicaremos el colon y los intestinos para hacer mejor las digestiones.
  • Gracias a este tónico natural eliminaremos toxinas y cuidaremos de nuestro sistema linfático.
  • El vinagre de manzana es estupendo para reducir la hipertensión y bajar el nivel de triglicéridos.
  • Tanto por separado como juntos, los tres ingredientes de este remedio son aliados poderosos para equilibrar la alcalinidad.

Ingredientes

  • 1 vaso de agua purificada (200 ml)
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana (5 ml)
  • El jugo de ½ limón

Preparación

  • Solo tendrás que diluir el bicarbonato y el jugo de limón en el vaso de agua. Tal y como te hemos indicado al inicio, si ves que incluir el jugo de medio limón te es demasiado fuerte, ajusta la cantidad a tu gusto.
  • Procura que el agua esté un poco tibia, ya que de ese modo nuestro organismo la recibe mucho mejor.

2. Después de la comida principal del día: agua con limón y sal del Himalaya

Cómo preparar agua alcalina

Este remedio alcalino a base de sal del Himalaya y limón es muy saludable, digestivo y medicinal.

Para prepararlo, necesitas sal rosada del Himalaya. La puedes encontrar fácilmente en cualquier tienda natural y, cuando la pruebes, descubrirás que se te va ha hacer indispensable.

  • Combinada con el limón nos ofrece una buena cantidad de vitamina C, bioflavonoides, pectina y minerales esenciales que protegen el sistema inmunitario, digestivo y cardiovascular.
  • Asimismo, sus aceites esenciales tienen grandes efectos antioxidantes que cuidarán de tu peso y combatirán la retención de líquidos.

Como curiosidad, te diremos que este remedio alcalino te ayudará también a reducir el dolor de cabeza y el estrés.

Ingredientes

  • El jugo de ½ limón
  • 1 pizca de sal rosada del Himalaya (1 g)
  • 1 vaso de agua purificada (200 ml)

Preparación

  • Lo primero que haremos será obtener el jugo del medio limón (recuerda que debe ser orgánico).
  • A continuación, lo mezclaremos con el vaso de agua purificada y añadiremos esa pizca de sal rosada del Himalaya.
  • Permite que repose media hora y bébela antes de tu comida principal o a media tarde cuando te sientas cansado o con dolor de cabeza.

3. Remedio alcalino para la cena: agua de alcachofas con limón

Cómo preparar agua de alcachofas

Este es un sencillo remedio alcalino que deberíamos aprovechar cada vez que cocinamos alcachofas. El agua resultante de la cocción de este vegetal está llena de propiedades que nuestro organismo va a agradecer.

Descubre también los usos medicinales de las berenjenas

  • Combinado con el jugo de un limón se alzará como una estrategia fabulosa para cuidar de nuestro hígado y reducir el colesterol.
  • Además de ser un agua alcalina llena de vitaminas, nos puede ayudar a bajar de peso.

Te invitamos a tomar nota de este remedio.

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 2 alcachofas
  • 1 limón

Preparación

  • Empezaremos hirviendo ese litro de agua. Seguidamente, añadimos las alcachofas y el limón cortado en cuatro partes.
  • Deja que se haga la cocción y, cuando veas que las alcachofas ya están blanditas, retira la olla del fuego y quédate con el agua resultante.

Cuando esté tibia, puedes beberte un vaso antes de cenar. Verás qué bien te sienta.