4 remedios para aliviar una infección de garganta

Ivan Aranaga Amengual·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo al
03 Enero, 2019
Si tenemos una infección de garganta de origen bacteriano, el consumo de algunos remedios naturales puede sernos de gran ayuda para aliviar las molestias y acelerar la recuperación.

Es muy común sentir dolor de garganta y también es habitual dejar que el malestar se quite con el tiempo. Sientes sequedad en la zona, se te dificulta tragar y no haces nada. Todo esos son señales de que estás padeciendo de una infección de garganta.

Por eso, a continuación te explicaremos los elementos básicos que debes conocer sobre este malestar, así como 4 remedios con los cuales podrás mejorar tu salud.

Causas de este trastorno

Existen dos causas principales por la que puedes sufrir una infección de garganta: virus y bacterias.

  • Origen vírico: es el más habitual, porque se origina por enfermedades comunes y por el contagio de virus producidos por gripe o resfriado.
  • Origen bacteriano: lo podrás identificar cuando sientas dolor e inflamación. Es este grupo se destaca la faringitis estreptocócica que es producida por la bacteria estreptococo.

Síntomas de una infección en la garganta

En caso de presentar una infección bacteriana sentirás:

  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Inflamación de las amígdalas.

Si, por el contrario, la infección es por algún virus, experimentarás:

  • Tos.
  • Resfriado.
  • Congestión nasal.
  • Dolor en la garganta.

Tips para aliviar el malestar

En líneas generales, para aliviar las molestias, deberás seguir las siguientes recomendaciones que vamos a comentarte.

No fumes

Recomendaciones para dejar de fumar
Para abandonar el hábito del tabaco es importante tirar ceniceros y todo elemento que recuerde fumar.

Durante estos días de malestar evita el cigarro porque, de lo contrario, tu garganta tardará más tiempo en recuperarse. El humo del tabaco provocará más molestias e intensificará el dolor. Y en cualquier caso, es perjudicial para tu salud.

Beber más agua de lo normal

Siempre debes mantenerte bien hidratado. El agua debe estar a temperatura normal, de esta manera mantendrás tu garganta cuidada y el dolor será menos intenso.

La sequedad empeora la situación, por eso durante la mañana sientes el dolor más fuerte, ya que la garganta se seca en la noche. Para mantener la humedad, recurre a los caramelos duros o pastillas dulces: así estimularás la producción de saliva.

Para aliviar la garganta irritada, manténgala húmeda. “¿Ha notado que el dolor de garganta parece empeorar por la mañana? Esto es porque la garganta se seca durante la noche”, dice la Dra. Valerie Riddle, experta en enfermedades infecciosas, del NIH.

Te puede interesar: 3 bebidas frutales para hidratarse

Cena dos horas antes de dormir

Así evitarás de forma natural que los jugos gástricos suban por el esófago y causen ardor y dolor en la garganta. Si cenas dos horas antes de dormir, el proceso de digestión ya habrá pasado y correrás menos riesgo de aumentar el malestar.

Guarda reposo

El descanso siembre será beneficioso, hasta en estos casos que se consideran sin importancia. Si descansas podrás tener la mente despejada y tomarás mejores decisiones.

De esta manera, podrás cuidar mejor de la salud de tu garganta y de tu cuerpo en general. El descanso es muy necesario.

Remedios para una infección de garganta

Antes de hablar de los antibióticos, es importante que entiendas que estas sustancias no actúan contra los virus sino contra las bacterias. Es decir, que si el malestar es de origen vírico no debes considerar el uso de antibióticos.

Si tu caso es de origen bacteriano, es posible que el médico sí recete el tratamiento de antibióticos. El tipo más común de este tipo de infección es la faringitis estreptocócica, cuyos síntomas son:

  • Tos.
  • Resfriado.
  • Estornudo.
  • Fiebre elevada.
  • Dolor repentino de garganta.

En este caso y en cualquier otro malestar, no se recomienda el uso en exceso de los antibióticos, ya que solo lograrás volverte inmune a su efecto.

4 remedios para aliviar este malestar

Según la sabiduría popular, los siguientes remedios pueden ayudar a obtener el alivio deseado y, además, complementar el tratamiento que haya podido pautar el farmaceuta o médico.

1. Té de ajo

mano mujer sujetando diente de ajo pelado.

Según creencias populares, el té de ajo puede ayudar a aliviar las molestias en caso de tener una infección de garganta. Esto es porque se le atribuyen propiedades antibacterianas a este alimento. 

Ingredientes

  • 3 o 4 dientes de ajo.
  • 2 tazas de agua (500 ml).

Preparación

  • Machaca los dientes de ajo. Calienta el agua hasta que alcance el punto de ebullición.
  • Cuando el agua hierva, agrega el ajo y deja cocinar por 5 minutos.
  • Deja reposar. Después cuela el líquido y tomar.

2. Té de equinácea

Según creencias populares, la equinácea es una planta cuyas propiedades naturales estimulan el sistema inmunitario. Además, se caracteriza por actuar contra trastornos respiratorios, como la gripe o el resfriado común.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml).
  • Miel para endulzar (al gusto).
  • 2 cucharaditas de flores de equinácea (10 g).

Preparación

  • Primero, vierte en un cazo el agua junto con las flores.
  • Después, deja que la preparación hierva a fuego medio durante 7 minutos y retirar del fuego.
  • Por último, deja reposar otros 7 minutos antes de colar y servir.

3. Té de jengibre

El jengibre es una raíz que ha tenido múltiples usos tanto en el ámbito culinario como medicinal. Como tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas, podría contribuir con el alivio de las molestias en caso de infección de garganta.

Sin embargo, hay que recordar que el jengibre puede estar contraindicado en algunos casos, por ello es importante informarse bien antes de consumirlo.

Para obtener los máximos beneficios se aconseja utilizar la raíz fresca.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de raíz de jengibre rallada (15 g)

Preparación

  • Pon a hervir el agua y, cuando hierva, agrega el jengibre.
  • Deja cocinar por 5 minutos y retirar del fuego.
  • Espera a que repose el líquido y beber.

4. Té de cebolla

Cebolla y ajo
Los vegetales blancos contienen sustancias como la quercetina y alicina que se asocian a una mejor salud cardiovascular.

Al igual que al ajo, a la cebolla se le atribuyen propiedades antibacterianas. Por ello, se dice que el consumo de jugo o bien, su té, puede ayudar a aliviar la infección de garganta.

Ingredientes

  • 1 cebolla.
  • 2 tazas de agua (500 ml).

Preparación

  • Lava la cebolla y córtala en juliana.
  • Añade la cebolla en una olla con el agua y deja que hierva.
  • Saca del fuego y deja que repose por unos 7 minutos y beber.

¿Y si el malestar persiste?

En caso de que estos remedios no logren combatir el malestar, te invitamos a consultar con un especialista. Él será el que recete los medicamentos apropiados para combatir la infección de garganta.

  • Lee, J. Y., & Gao, Y. (2012). Review of the Application of Garlic, Allium sativum, in Aquaculture. Journal of the World Aquaculture Society43(4), 447–458. https://doi.org/10.1111/j.1749-7345.2012.00581.x
  • Hypotheses, M. (1983). Allium Sativum (GARLIC)- A Natural antibiotic. Medical Hypotheses12, 227–237. https://doi.org/10.1016/0306-9877(83)90040-3
  • Malhotra, S., & Singh, A. P. (2003). Medicinal properties of ginger (Zingiber officinale Rosc.). Natural Product Radiance2(6), 296–301. https://doi.org/ISSN: 2278 – 3008