Remedios naturales a base de bicarbonato de sodio

Además de ser muy eficaz para combatir la acidez gástrica, gracias a sus propiedades el bicarbonato de sodio también puede ayudarnos a aliviar el dolor de garganta

El bicarbonato de sodio tiene un sinnúmero de beneficios y cualidades que ayudan a mejorar nuestra salud. Desde cuidado personal del cuerpo hasta el alivio de los síntomas de muchas enfermedades.

Esta sal formada por ácido carbónico y un átomo de hidrógeno será tu gran aliada hasta para perder esos molestos kilos de más que tanto te angustian.

En este post te enseñaremos cómo usarla. La sacarás de tu despensa y aprovecharas todo lo que tiene para ofrecerte.

Es un producto que se consigue fácilmente en la naturaleza, pero que ha sido industrializado para que todo el que lo requiera pueda adquirirlo. Es importante destacar que no contiene aditivos, por lo cual tiene más beneficios que desventajas.

Exfoliante natural para limpiar la piel de granos y espinillas

4 mascarillas con bicarbonato de sodio para remover puntos negros

El bicarbonato es excelente para combatir las bacterias, infecciones y muchas de las enfermedades que se nos presentan a diario. La combinación de este con otros ingredientes es ideal para tratar las molestias dermatológicas, especialmente cuando estas están en nuestro rostro.

Este puede ayudarnos a eliminar y prevenir la aparición de granos. También es muy recomendado para exfoliar nuestra piel, librandola de todas las células muertas.

Ingredientes

  • ¼ de taza de bicarbonato de sodio (36 g)
  • 1 taza de miel de abejas (preferiblemente natural) (335 g)

Preparación

  • Mezcla los ingredientes en una olla.
  • Revuelve muy bien hasta que la miel y el bicarbonato se conviertan en una mezcla homogénea espesa.
  • Cocina la mezcla a baño María durante 15 minutos, mientras la vas revolviendo.
  • Retira del fuego y resérvala.

Consumo

  • Lo recomendable es consumir entre 2 a 3 cucharadas de esta mezcla diariamente durante un mes. Lo puedes hacer después o antes de cada comida.
  • Es importante que no superes el mes de uso y que evites consumir alimentos como carnes rojas, harinas y azúcares.

Este tratamiento no solo va a ayudarte con enfermedades dermatológicas: también aliviará otras tales como diabetes, gripe y enfermedades renales. Recuerda siempre decirle a tu médico que estás consumiendo este remedio casero.

Ver también: Combate las espinillas con estos 3 tratamientos con bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio y vinagre de manzana

Beneficios de tomar agua con vinagre y bicarbonato antes de las comidas

Estos dos productos naturales no solo pueden utilizarse para actividades culinarias, ambos cuentan con propiedades increíbles para nuestro organismo.

El vinagre de manzana es es un remedio medicinal que nos ayuda a depurar y equilibrar nuestro organismo, así como a aliviar y tratar muchos problemas de salud.

Para aprovechar al máximo este poder curativo del vinagre de manzana debemos asegurarnos de que sea un vinagre crudo que no esté pasteurizado. Durante ese proceso se pierden la mayor parte de sus propiedades medicinales y de sus valores nutricionales.

El bicarbonato de sodio es un remedio habitual para aliviar la acidez gástrica. No obstante, este producto esconde muchas otras propiedades para la salud.

El consumo de agua con vinagre de manzana y bicarbonato de sodio nos aporta los siguientes beneficios para la salud:

  • Equilibrar el pH del organismo, para combatir la acidificación que nos predispone a sufrir enfermedades crónicas y degenerativas.
  • Prevenir y tratar los trastornos bucales que afectan a dientes, esmalte y encías.
  • Eliminar las toxinas que se acumulan en el organismo por culpa de la mala alimentación, la contaminación, el estrés, etc.
  • Favorecer el proceso digestivo y combatir la acidez gástrica.
  • Mejorar el drenaje linfático natural del organismo para mejorar la fluidificación de la sangre y evitar la retención de líquidos.
  • Mejorar los desequilibrios en las analíticas como el colesterol y los triglicéridos altos.
  • Reducir la hipertensión arterial.
  • Facilitar las dietas con fines de pérdida de peso, combatiendo el ansia por comer y mejorando la digestión de las grasas.
  • Mejorar los problemas respiratorios.

Ingredientes

  • 3 vasos de agua (600 ml)
  • 6 cucharadas de vinagre de manzana crudo (90 ml)
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio apto para el consumo (3 g)

Nota: Si por alguna razón no puedes consumir vinagre de manzana sustitúyelo por zumo de limón en la misma cantidad. Así obtendrás un pH balanceado.

Preparación

  • Pondremos el agua en una olla a fuego lento y añadiremos los demás ingredientes.
  • Mezclaremos los ingredientes muy bien hasta que el agua esté tibia y se disuelva el bicarbonato.
  • Repartiremos este preparado en tres tomas. Podemos tomarlo frío, tibio o caliente.
  • Consumiremos un vaso justo al levantarnos, antes de cepillarnos los dientes, al menos media hora antes de desayunar.

Esta es la toma más importante del día, ya que el cuerpo en ayunas es muy receptivo a cualquier remedio natural y conseguimos multiplicar los beneficios del ayuno nocturno.

Podemos consumirlo varias veces al día, o bien hacer solamente la toma del remedio en ayunas. Notaremos los beneficios desde la primera ingesta.

Te recomendamos leer: 5 curiosos usos del vinagre de manzana que te gustará conocer

Gárgaras de bicarbonato y agua para el dolor de garganta

Gárgaras de bicarbonato y agua, una solución perfecta garganta

Hay épocas del año en las que las temperaturas son bajas y los aires fríos son cada vez más fuertes. Así, resulta usual encontrarse en situaciones de resfriados. El dolor de garganta así y la congestión nasal son sus síntomas más recurrentes.

El bicarbonato nos ayudará notablemente a mejorar estas molestias que produce dicha situación, aparte de ser un remedio económico que vamos a conseguir fácilmente.

Ingredientes

  • 1 taza de agua templada (250 ml)
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (3 g)

Preparación

  • Calentaremos el agua en una olla a fuego lento hasta que esté tibia.
  • Añadiremos el bicarbonato y dejarenis reposar. El agua no debe estar fría ni muy caliente.
  • A continuación, haremos buches con la mezcla, sin tragarla.
  • Escupiremos la mezcla y repetiremos tres veces más.

Notaremos el alivio de inmediato después de hacer las gárgaras. Recuerda que el bicarbonato puede servirte en muchas ocasiones y con muchos remedios, procura mantenerlo siempre a la mano.

Te puede gustar