Remedios caseros con ajo para la neumonía

Además de los remedios que te ofrecemos, intenta incluir ajo en tus recetas. Al ser un antibiótico natural ayuda a prevenir y a curar la neumonía y otras muchas afecciones

La neumonía es una inflamación pulmonar que se produce por una infección causada por virus, bacterias u hongos. En menores casos, esta enfermedad también puede aparecer por la inhalación accidental de un líquido o una sustancia química. Dado que repercute en el sistema respiratorio debe ser atendida oportunamente ya que puede convertirse en algo crónico, en especial cuando los dos pulmones se ven comprometidos por la afección.

¿Cuáles son los síntomas de neumonía?

Los síntomas de la neumonía suelen variar de paciente a paciente dependiendo del grado en que se encuentre la enfermedad y del tratamiento que se le esté dando para  controlarla. Cuando se trata de una neumonía típica los síntomas suelen incluir:

  • Fiebre
  • Dificultad para respirar
  • Sibilancia (sonido en el pecho)
  • Tos con expectoración purulenta o herrumbrosa
  • Dolor torácico
  • Escalofríos en el área de la cabeza y la garganta

Otras neumonías, conocidas como “atípicas”, se caracterizan por síntomas como:

  • Décimas de fiebre
  • Dolores de cabeza
  • Malestar general
  • Dolor muscular y articular
  • Cansancio
  • Tos seca sin expectoración
  • Dolor torácico menos intenso
  • Molestias digestivas leves como náuseas, vómitos y diarreas

¿Por qué el ajo puede ayudar a tratar la neumonía?

¿Por-qué-el-ajo-puede-ayudar-a-tratar-la-neumonía

El ajo se ha ganado uno de los primeros lugares como alimentos ricos en propiedades medicinales. Este ingrediente tan común y fácil de adquirir se caracteriza por ser un antimicrobiano muy poderoso, capaz de luchar eficazmente contra los virus, bacterias, hongos y parásitos. Su alto contenido de alicina lo convierte en uno de los mejores antibióticos, antibacterianos y antivirales, ya que fortalece el sistema inmunológico para hacerle frente a los microorganismos que quieren atacar el cuerpo. Por si fuera poco, ayuda a regular la temperatura del cuerpo y los procesos respiratorios que se ven alterados por esta enfermedad.

Formas de utilizar el ajo para combatir la neumonía

Incluir ajo con frecuencia en la dieta es la mejor forma de aprovechar sus beneficios para combatir la neumonía y reforzar el sistema inmunológico. Es muy importante tener en cuenta que este alimento debe consumirse crudo, ya que al cocinarse puede perder hasta el 90% de sus propiedades.

Remedio de ajo para la neumonía

Remedio-de-ajo-para-la-neumonía

Aunque el sabor y olor del ajo no es del todo agradable, vale la pena hacer el esfuerzo de consumirlo para aprovechar sus beneficios. Este remedio natural combina las increíbles bondades del ajo con ingredientes como la miel y el limón que también fortalecen el sistema respiratorio.

Ingredientes

  • 1 cabeza de ajos
  • 2 limones
  • 4 cucharadas de miel de abeja (100 g)

¿Qué debes hacer?

  • Extrae el jugo de los dientes de ajo y mézclalo con el jugo de los dos limones y las cuatro cucharadas de miel.
  • Toma dos cucharaditas de la mezcla cuatro veces al día. Opcionalmente se puede diluir en agua tibia.
  • El remedio se puede almacenar en el refrigerador hasta dos días.

Tratamiento de ajo y cebolla

Tratamiento-de-ajo-cebolla

El ajo y la cebolla son ingredientes que tienen propiedades similares en cuanto a su acción antibiótica y antiviral. Uniendo estos dos ingredientes puedes hacer un poderoso remedio para despejar tus vías respiratorias y combatir la neumonía.

Ingredientes

  • ½ cebolla mediana
  • 6 dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de miel de abejas (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Qué debes hacer?

Tritura la cebolla y el ajo para extraer sus jugos. Añádele las 2 cucharaditas de miel y diluye la mezcla en una taza de agua. Bebe este remedio en ayunas, todos los días, hasta mejorar la salud.

Cataplasma de ajo

La aplicación tópica de ajo también contribuye a despejar las vías respiratorias y acelerar el proceso de recuperación ante una neumonía.

Ingredientes

  • Dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

¿Qué debes hacer?

Triturar bien unos cuantos dientes de ajo hasta formar una pasta y extiéndela por encima de tu caja torácica. A continuación, aplícate aceite de oliva por la piel circundante y tapa la mezcla con un vendaje para mantener la pasta de ajo en su lugar. Déjalo actuar toda la noche.

Otras recomendaciones

Otras-recomendaciones

  • Comer dos o tres dientes de ajo triturados todos los días.
  • Preparar una mezcla con 10 dientes de ajo triturado y 8 gotas de aceite de lavanda. Formar una pasta y aplicarlo por todo el pecho 3 veces al día.
  • Incluye ajos en tus batidos, caldos, salsas o ensaladas, entre otros.
  • Hierve agua, agrégale unos ajos triturados e inhala el vapor.

 

 

 

 

 

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar