Remedios caseros para un buen olor en cocina y baño

Francisco María García · 7 febrero, 2018
Además de la limpieza, mantener tanto el baño como la cocina bien ventilados es una de las claves para evitar la acumulación de malos olores

Muchas personas buscan tener en casa una atmósfera libre de gérmenes y malos olores, pero no siempre es fácil. Al cocinar, por ejemplo, se generan gases y residuos que se adhieren a las superficies, dejando aromas desagradables.

En el inodoro suelen producirse anomalías y averías que causan una molesta situación. ¿Cómo enfrentarse a esto? Preparando remedios caseros para lograr un buen olor en cocina y baño.

La cocina es una de las áreas más concurridas y utilizadas en el hogar. En ella se condensan todo tipo de vapores, algunos agradables y otros no tanto.

Los residuos se descomponen y la capa de suciedad, a veces invisible, puede convertirse en un riesgo para la salud física y emocional.

En el baño el principal enemigo es la humedad. El espacio permanece cerrado, con escasa ventilación, hay toallas húmedas y las tuberías que no se usan desprenden mal olor.

Los ambientadores convencionales, en su mayoría, afectan el medio ambiente. No obstante, hay trucos que podemos aplicar en casa para desodorizar.

Soluciones para conseguir buen olor en la cocina y baño

10 trucos para eliminar los malos olores de la cocina

Antes, durante y después de cocinar, es necesario ventilar la estancia y tirar la basura. Después hay que asegurarse de que los olores fuertes no queden impregnados por doquier.

Para esto ayuda encender la campana extractora, pero también seguir uno o varios de estos prácticos y sencillos consejos:

  • Infusiones: En la cocina tenemos buenos aliados, entre ellos el vinagre, el bicarbonato y las cáscaras de naranja o mandarina. Basta con colocarlos en agua y hervirlos por unos minutos, para obtener el efecto deseado.
  • Limón: La cáscara de limón se puede disponer en un recipiente con agua y ponerla en el horno o microondas, para eliminar el olor a frituras.

También se puede poner en el aceite, a la hora de freír, para que absorba los olores. Además, el zumo es ideal para remover y limpiar la grasa en la cocina.

  • Especias: El clavo, la canela y la vainilla son ideales para humidificar el ambiente. La canela tiene un efecto relajante y dulce y la esencia de vainilla mezclada con un poco de agua sirve para limpiar los muebles y pisos.
  • Café: Los granos de café entero colocados por los rincones de la cocina, así como el café recién hecho, alejan el mal olor. El café expide un aroma placentero que se extenderá por toda la vivienda.
  • Plantas: Algunas especies como el tomillo, romero, hierbabuena y albahaca, sembradas en pequeñas macetas, ofrecen un aroma natural.
  • Ambientadores caseros: Las infusiones de especias se pueden colocar en un pulverizador y rociarse con facilidad.

Por ejemplo, los cítricos (naranja o limón) combinan muy bien con la canela en polvo y el vinagre blanco.

  • Limpieza: Especialmente la nevera debe limpiarse de forma regular. Puede renovarse el aire colocando en su interior un limón o una naranja, cortados por la mitad.

Ver también: 10 trucos para eliminar los malos olores de la cocina

Adiós a los malos aromas en el baño

¿Cómo limpiar el baño de casa de forma eficaz

No basta con tener un hogar bonito y cómodo si hay mal olor en el baño. Para compensar esta situación, se debe limpiar frecuentemente y atender a ciertos remedios caseros:

  • Poner freno a la humedad: El buen olor en el baño dependerá de un factor esencial como es prevenir la humedad. Para ello podemos poner pequeñas porciones de arroz, tiza o carbón vegetal colocadas en un recipiente.
  • Secar las toallas: Es importante tenderlas después de cada uso, porque guardarlas húmedas les dará mal olor. Se recomienda cambiarlas semanalmente, lavarlas y suavizarlas con un chorro de vinagre.
  • Aromatizar con esencias naturales: Los pétalos de flores secas son ideales para aromatizar. Para ello se mezclan y disponen en un bol o saquito.

Su fragancia puede potenciarse con el uso de alcohol o esencia de rosas.

La piel de naranja y limón son también útiles en esta parte de la casa, principalmente si se acompañan de sal gruesa.

  • Aprovechar el poder del bicarbonato: Este producto es un neutralizador de olores por excelencia. Se emplea para espolvorear sobre cortinas, alfombras, estantes e incluso calzados que retengan humedad.
  • Usar vinagre: El vinagre, además de anular olores, deja limpias y brillantes las baldosas. Detiene y elimina la producción de hongos y moho, comunes en esta zona.

Te recomendamos leer: La mejor forma de desinfectar el baño de tu casa

Conseguir un buen olor en cocina y baño no es tan complicado. La clave está en el aseo y en el aprovechamiento de todos estos recursos; son soluciones económicas, que dan resultados satisfactorios.