Remedios caseros para calmar la acidez en el embarazo

Puesto que la acidez durante el embarazo suele ser muy común es fundamental modificar nuestra dieta durante esos meses e incluir alimentos que nos ayuden a evitarla.

Durante el embarazo se suceden una serie de cambios fisiológicos que tienen que ver con el crecimiento y desarrollo del feto, y los cambios físicos en el cuerpo de la mujer. Esto, a veces, provoca una serie de “efectos secundarios”. Por eso hoy veremos cómo calmar la acidez en el embarazo.

La acidez en el embarazo no es el único síntoma que puede aparecer generando un gran malestar a lo largo de todo el periodo de gestación. Hay otro que suelen, también, manifestarse. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Senos hinchados, dolorosos y con tendencia a la sensibilidad.
  • Náuseas matutinas y vómitos que ocurren durante el primer trimestre.
  • Fatiga que, según un estudio, es necesario comprobar si se deriva de una anemia.
  • Leve incomodidad pélvica y aumento de las ganas de orinar.

Todos estos síntomas son normales, pero si podemos controlarlos mucho mejor, ya que resultan muy incómodos. Hoy nos centraremos en la acidez en el embarazo que suele provocar náuseas algunas veces.

Causas de la acidez en el embarazo y las náuseas

Una de las causas de la acidez en el embarazo es la presión que el bebé ejerce sobre el estómago. A medida que crece esta será mayor, por lo que es normal que la acidez esté más presente en los últimos meses. La acidez puede provocar náuseas o vómitos.

Sin embargo, también podemos tenerla desde el inicio del embarazo. La razón está en el que durante el periodo de gestación el esófago se relaja lo que hace que el vaciado de los jugos gástricos sea mucho más lento. Como consecuencia, los ácidos vuelven al esófago con facilidad.

Lee: ¿Cuáles son los ciclos del embarazo?

Acidez

Consejos útiles para prevenir la acidez

Las náuseas y la acidez afectan a la mayoría de las mujeres. Sin embargo, ¿cómo aliviarlas? Como bien sabemos, no se recomiendan tomar fármacos. No obstante, con la alimentación podemos ayudar a mejorar el malestar.

  • Evitaremos la ingesta de alimentos pesados justo antes de dormir.
  • No nos tumbaremos en la cama después de comer. Mejor daremos un pequeño paseo.
  • No comeremos alimentos grasos, picantes ni muy condimentados. Tampoco bebidas carbonatadas o azucaradas.
  • Consumiremos pequeñas porciones de comida a intervalos regulares.
  • Tomaremos un vaso de leche con galletas antes de salir de casa por la mañana.

Si esto no nos resulta de mucha utilidad, podemos poner a prueba los remedios caseros que vamos a ver a continuación. Son sencillos de llevar a cabo y totalmente seguros para las madres.

Remedios caseros para la acidez en el embarazo

Si pese a los consejos anteriores se presenta la acidez en el embarazo o las náuseas, es posible eliminarlas sin utilizar medicamentos. Hay algunos remedios caseros que todos tenemos en casa, son naturales y económicos.

Utilizados con frecuencia y antes de que aparezca la acidez nos permitirá prevenirla. Además, al ser remedios caseros y naturales, no harán daño al bebé.

Descubre 3 frutas ideales para la embarazada

Naranja

La naranja nos puede ayudar a controlar la acidez en el embarazo. La manera más fácil de tomar este primer remedio casero es haciendo un zumo natural. Podemos tomarlo en el desayuno, la comida o la cena.

Zumo de naranja

También, podemos beneficiarnos de la naranja comiéndola en rodajas. Tan solo tenemos que pelarla como si fuera una mandarina. Si queremos, podemos bañar las rodajas en azúcar moreno o miel. Será toda una golosina.

Limón

El limón es otro de los remedios para la acidez en el embarazo. Al igual que la naranja, podemos tomar zumo de limón sobre todo en las comidas. Le añadiremos un poco de azúcar o miel para que no esté tan ácido. No obstante, existen otras opciones.

Siempre se ha hablado de los beneficios de tomar limón en ayunas. No obstante, si tenemos acidez, podemos tomarlo cuando lo necesitemos. Lo mejor es calentar agua y echarle unas gotas de limón. Tomar esto debería aliviarnos y podemos hacerlo cuantas veces queramos.

Manzana

La manzana es una fruta que tendríamos que comer más a menudo. Podemos hacerlo siempre que tengamos acidez estomacal. Podemos hacerlo comiéndola como lo hacemos normalmente, sin embargo, existen otras opciones.

Podemos tomar la manzana en forma de papilla o puré. También, podemos hacer zumo de manzana. No vale comprar en el que suelen vender en el supermercado. Es mejor hacerlo en casa.

¿Lo sabías? Los beneficios de comer una manzana al día

Musgo de Irlanda

Probablemente, no conocíamos el musgo de Irlanda, el alga Chondrus crispus que es muy eficaz para combatir la acidez. Cuando esta planta entra en contacto con el agua se transforma en un gel algo viscoso.

En contra de lo que podamos pensar, tiene muchos beneficios. Para tomarla, lo haremos como si fuera una infusión. Tan solo necesitaremos agua y una cucharada de musgo de Irlanda. Después, llevaremos a cabo los siguientes pasos:

  • Pondremos el agua en un cazo al fuego y, cuando hierva, añadiremos la cucharada de musgo.
  • Esperaremos unos 10 minutos para que infusione.
  • Pasado este tiempo, colaremos la mezcla y ya la podremos beber.
Chondrus crispus

Jengibre

El jengibre es uno de los remedios naturales por excelencia, pero nunca pensamos que podría utilizarse para la acidez. La manera de tomarlo es como una infusión y la realizaremos siguiendo los mismos pasos que en el remedio anterior.

Cuando tengamos acidez en el embarazo no tardemos ni un segundo y tomemos algunos de estos remedios naturales. Es mejor probarlos todos para saber cuál nos gusta más y nos es más efectivo. ¿Cuál te ha reportado mejores resultados a ti?