Remedios caseros con limón

Un vaso de zumo de limón (200 ml) cubre la cantidad diaria recomendada (CDR) de vitamina C. La CDR es de 50 a 120 mg en el caso de los hombres y de 60 a 120 mg para las mujeres.

Hoy en día existen innumerables remedios caseros con limón debido al montón de propiedades beneficiosas que tiene este manjar. Además, es un fruto muy conocido por su sabor ácido y refrescante que acompaña un sinfín de comidas.

Entre otras propiedades, destacan la de ser un excelente limpiador y depurador de  nuestro organismo. Por ello, ¿qué te parece si damos un pequeño repaso a todas esas posibilidades que nos ofrece el limón de modo sencillo y económico? Incluso te mostraremos 7 remedios caseros con limón. ¡Vamos allá!

Beneficios del consumo del limón

Sistema Cardiovascular

Según estudios, es un gran aliado en situaciones de hipertensión arterial. Además, nos ayuda a eliminar grasas para la correcta circulación de la sangre en nuestro cuerpo. Incluso, sería ideal si empezamos el día bebiendo zumo de limón en ayunas.

Hígado, intestino y vesícula

Estimula las secreciones biliares y nos ayuda a metabolizar mejor las grasas.Por tanto, supondría una gran ayuda en aquellas personas que padecen del hígado y la vesícula biliar.De este modo, reforzaría la función depurativa y protectora del hígado.

Fiebres, resfriados e inflamaciones de garganta

Gracias a su vitamina C y sus propiedades antisépticas sería perfecta para resolver estados de afonía, amigdalitis y cualquier dolencia de las vías respiratorias. Por ello, si nos encontramos algo resfriados, sería aconsejable beber un vaso de agua tibia con miel.

Ver también: 5 consejos para evitar resfriados en invierno

Aumenta nuestras defensas

Sus vitaminas C, B, E y sus múltiples minerales como potasio, magnesio, calcio y fósforo harían del limón una fruta más que estupenda para potenciar nuestro sistema inmunológico.

7 remedios caseros con limón

limones-proteccion-infecciones

Ingredientes

Para estos remedios caseros con limón tan sólo necesitarás dos ingredientes:

  • Agua
  • Limón
  • El azúcar es opcional, depende del gusto de cada uno.

A continuación conozcamos la aplicación de cada remedio según el problema.

1. Remedio para la diarrea

Es perfecta cuando tenemos una diarrea no infecciosa. Asimismo, constituye un sencillo suero oral con muchas propiedades astringentes. 

Aplicación

  • Primero, mezcla el zumo de 3 limones en medio litro de agua.
  • Se le puede añadir un poco de azúcar si se desea.

2. Remedio para la hipertensión

El consumo diario de zumo de limón regula nuestra tensión. De hecho, empezar el día con un sencillo zumo de esta fruta es perfecto para depurar nuestro organismo y ayudar a regular nuestra circulación y tensión.

Preparación

  • Simplemente exprimiremos un limón en un vaso de agua fría.

3. Remedio para las infecciones de boca y garganta

El limón tiene propiedades antibacterianas, evita las colonias de baterías y aumenta nuestras defensas.

Preparación

  • Igualmente exprimiremos un limón en un vaso de agua fría.

4. Remedio para calmar los nervios y dormir mejor

Por la noche es ideal tomar una infusión con las flores del limón.

Preparación

  • Primero, pon tres flores de limón en agua hirviendo.
  • Después, deja reposar unos minutos y listo.

5. Remedio para adelgazar

Problablemente, lo mejor sea empezar las mañanas con un sencillo batido que nos va a aportar los nutrientes necesarios para empezar el día con energía. Asimismo, el batido que obtendrás es sencillamente delicioso además de saciante.

Sigue leyendo: 5 jugos vegetales para adelgazar que debes probar

Preparación

  • Únicamente, pon en la batidora un yogurt natural, una rodaja de piña y zumo de limón.

6. Remedio para aliviar problemas digestivos

Toma una taza de té de limón después de la comida y la cena. Notarás el alivio.

Preparación

  • Basta con poner el agua hervir y añadir o bien las hojas de limonero o bien el zumo de un limón.

7. Remedio para la tos

El remedio casero que te explicamos a continuación es perfecto para aliviar un poco la tos.

Preparación

  • Simplemente, en medio vaso de agua añade un poco de miel y el zumon de un limón ¡y listo!

Ahora que ya conoces un poco más sobre este manjar, ponte manos a la obra y aprovecha sus propiedades. ¡Te alegrarás! En cualquier caso, si tienes dudas sobre algo, siempre es recomendable que consultes a tu médico.

  • Rubén Mühlberger. Tragos genéticos: 50 fórmulas para sanar tu cuerpo. Punto a Partes, 2018.
  • Jorge Pérez Calvo. Nutrición energética y salud: Bases para una alimentación con sentido. Penguin Random House Grupo Editorial España, 2016. 
  • Albert Ronald Morales. Frutoterapia: Bienestar y vida. Editorial Edaf, S.L., 2014.