¿Los remedios caseros pueden disminuir los síntomas depresivos?

Solimar Cedeño·
05 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López al
05 Agosto, 2020
Si el chocolate nos genera alivio en momentos de tristeza... ¿podrían ayudarnos los remedios naturales cuando estamos deprimidos?
 

Sabemos que la atención profesional es clave para poder sentirnos mejor cuando tenemos depresión. Ahora bien, ¿los remedios caseros podrían ayudar a disminuir los síntomas depresivos?

Hay quienes asocian el alivio con el consumo de ciertos “placeres” dulces, como puede ser una tableta de chocolate, un helado, una tarta o cualquier otro postre. Y sí, en su justa medida, es cierto que nos generan cierto bienestar.

¿Y si nos apoyáramos en el consumo de este tipo de postres y algunos remedios caseros? ¿Se iría la tristeza? ¿Nos lograríamos sentir mejor? Veámoslo a continuación.

Si tomamos un remedio… ¿se va la tristeza?

La limonada de lavanda, el té de manzanilla y la infusión de valeriana son algunos de los remedios naturales que se proponen para los momentos difíciles, la ansiedad y la depresión. Esto es porque se le atribuyen propiedades relajantes, sedantes e incluso antiinflamatorias a estas hierbas.

De hecho, se han realizado diversas investigaciones en torno a la actividad antidepresiva de hierbas como la valeriana. En estos, se ha comprobado que esta hierba tiene propiedades sedantes que pueden contribuir con el alivio. Sin embargo, los investigadores comentan que es necesario realizar más estudios para evaluar mejor el mecanismo por el cual presenta dicha actividad.

Los expertos consideran que, dentro de un estilo de vida saludable, beber una taza de manzanilla como parte de un ritual de relajación puede ser beneficioso. Sin embargo, la taza de manzanilla, por sí sola, no es suficiente para aliviar un problema como la depresión.

 
Taza con infusión de manzanilla.

La salud es algo que debemos cuidar desde diferentes puntos de vista. No basta con comer sano, también debemos beber suficiente cantidad de agua a lo largo del día, hacer ejercicio con regularidad, cultivar conexiones saludables con otras personas, practicar el amor propio, aprender a gestionar el estrés y las emociones negativas, entre otros aspectos.

Por tanto, más que apoyarnos solamente en un hábito, lo que en realidad debemos hacer para sentirnos bien es adoptar –y mantener en el tiempo– todo un estilo de vida saludable y, ante todo, coherente. 

Los remedios pueden contribuir con el alivio en momentos puntuales, pero no van a eliminar los pensamientos negativos ni ayudarnos a “digerir” mejor las situaciones o aquello que nos preocupa o inquieta. Su aporte es limitado.

Entonces, ir a terapia, mejorar los hábitos de vida y aprender a cuidarse en todo sentido es lo que contribuirá realmente con la mejoría, no el consumo de una taza de té al día.

Si consideras que te vienen bien y el médico te ha dicho que no corres riesgo de sufrir interacciones o alguna reacción adversa, disfruta de esa taza de manzanilla o valeriana como parte de tu ritual de relajación.

 

Un poco más sobre la depresión

Cómo identificar los síntomas depresivos

Muchas veces la depresión es subestimada y por ello no se atiende como debería. No obstante, es importante recordar que cuanto antes se reciba ayuda profesional, mejor.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 300 millones de personas en el mundo padecen este trastorno. Afecta la calidad de vida y a su vez, es una de las principales causas de suicidio.

Por ello, en lugar de “negarlo” o de postergar la búsqueda de ayuda profesional, lo más recomendable es iniciar una terapia en la mayor brevedad posible.

Los síntomas depresivos son variados, según la persona y sus circunstancias. A veces pueden pasarse por alto o confundirse con simples estados anímicos desencadenados por situaciones puntuales y pasajeras.

Si presentas uno o varios de estos síntomas con frecuencia, ponte en manos de un profesional:

  • Tristeza.
  • Cansancio.
  • Desánimo.
  • Falta de apetito.
  • Baja autoestima.
  • Trastornos del sueño.
  • Falta de concentración.
  • Sentimiento de culpa.
  • Pérdida de interés o placer.

Ver también: ¿En qué momento de la depresión se debe buscar ayuda?

Debemos atender los síntomas depresivos

 
Psicóloga con paciente durante una sesión de terapia.

Como hemos podido ver, aunque hay algunos remedios naturales que podrían contribuir con el alivio en momentos puntuales, no son suficiente para tratar los síntomas depresivos como tal. Por lo tanto, en caso de que queramos tomarlos, debemos hacerlo como un complemento más a un estilo de vida saludable y siempre previa consulta con el médico o psicoterapeuta.

A la hora de tratar la depresión, no debemos dejar todo en manos de los remedios naturales ni en la medicación recetada por el psiquiatra. La recuperación depende de nosotros mismos y cómo decidamos cuidarnos en todo momento, no solo ante las crisis.

El primer paso para salir de la depresión es aceptar y reconocer que tenemos un problema. No hay que sentirnos avergonzados por buscar ayuda. Al contrario, la búsqueda de ayuda supone un compromiso con uno mismo y el principio de una mejoría.