Los 4 mejores remedios caseros para tratar el herpes genital

Es fundamental tratar el herpes genital en cuanto percibamos sus síntomas para que la infección no avance ni llegue a derivar en enfermedades más graves y de mayor cuidado

El herpes genital es un virus que llega a nuestro cuerpo mediante el contacto, es muy contagioso y debe tratarse lo antes posible para evitar otras complicaciones..

Entre sus síntomas están las pequeñas llagas o ampollas que causan picor y dolor en la zona íntima.

Aquí te daremos a conocer más sobre el herpes y  compartimos los mejores remedios caseros para tratar el herpes genital de manera natural.

¿Qué es el herpes genital?

El herpes genital es la consecuencia de la infección que provoca el virus del herpes simple (HSV).

En la mayoría de los casos, la causa es la transmisión sexual, y afecta tanto a hombres como a mujeres.

Entre sus síntomas más frecuentes está el picor, el ardor o el dolor en la zona genital, las nalgas, el ano o, incluso, los muslos.

En cuanto detectemos las ampollas o llagas en la piel debemos acudir al médico lo antes posible.

Si no tratamos el herpes, a largo plazo podemos sufrir otras enfermedades más graves, como varicela o parálisis facial.

Se estima que un 16% de la población tiene algún tipo de herpes y muchos no presentan síntomas nunca.

Aunque el herpes genital no tiene cura, el doctor Akiko Iwasaki, profesor de inmunología de la Universidad de Yale, asegura que se puede hacer una vida completamente normal después de tratado.

Ante los primeros síntomas atiende de inmediato al doctor y siguiendo sus consejos y con una ayuda adicional de estos remedios naturales y caseros seguro te sentirás mejor..

Lee también: Enfermedades de transmisión sexual (ETS), ¿de qué estamos hablando?

Remedios caseros

1. Levadura de cerveza

Levadura de cerveza.

 

La levadura de cerveza es un alimento excelente para la salud que muchas personas toman a diario a modo de suplemento nutricional.

Entre su riqueza nutricional, destaca por su contenido en vitaminas del grupo B.

  • Gracias a estos nutrientes, este superalimento equilibra el sistema nervioso, el cual también está muy relacionado con los brotes de herpes.
  • Además, la levadura de cerveza nos beneficia porque contiene lisina. Este aminoácido tiene la virtud de ayudar a retrasar el crecimiento del virus y prevenir los brotes recurrentes.

Para beneficiarnos de la levadura de cerveza debemos consumirla a diario. Podemos mezclarla con cualquier alimento o bebida ya que tiene un sabor tostado muy agradable.

Además, también podemos aplicarnos levadura de cerveza líquida de manera tópica.

2. Bicarbonato y aceite de niaouli

El aceite esencial de niaouli (Melaleuca viridiflora) destaca por su gran poder para combatir las infecciones, así como para favorecer la regeneración de la piel.

Por este motivo, es uno de los mejores aceites para prevenir y combatir el herpes.

Además, al combinarlo con el bicarbonato de sodio, conseguimos un remedio que alivia el picor y mantiene en equilibrio el pH de la piel.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (9 g)
  • 5 gotas de aceite esencial de niaouli
  • ½ vaso de agua tibia (100 ml)

Elaboración y aplicación

  • Mezclaremos los ingredientes para que se diluyan bien.
  • Aplicaremos el remedio sobre la zona afectada con ayuda de un algodón.

3. Aceite de coco y de ravintsara

aceite-coco

Otra combinación excelente para nuestros remedios contra el herpes genital es el aceite de coco con el aceite esencial de ravintsara (Cinnamomum camphora).

Gracias a su contenido en ácido láurico, el aceite de coco combate todo tipo de patógenos.

Esta virtud se potencia todavía más con el aceite de ravintsara, el árbol antiviral por excelencia.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de aceite de coco virgen extra (15 g)
  • 10 gotas de aceite esencial de ravintsara

Elaboración y aplicación

  • Mezclaremos ambos aceites y los aplicaremos sobre la zona afectada por el herpes con la ayuda de un algodón o bastoncillo.

Ver también: 11 enfermedades de transmisión sexual (ETS) sobre las que no puedes dejar de informarte

4. Aceite de oliva y propóleo

aceite-oliva

Otro remedio casero muy sencillo pero también efectivo es la mezcla de aceite de oliva y propóleo:

  • El aceite de oliva nutre en profundidad y repara la piel afectada gracias a su contenido en ácidos grasos esenciales. Además, es muy antioxidante.
  • El propóleo es un antibiótico natural que combate hongos, virus y bacterias. También favorece la curación de las lesiones en la piel y mejora su cicatrización.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra (16 g)
  • 3 gotas de extracto de propóleo sin alcohol

El propóleo verde de Brasil es una de las variedades más curativas que se conocen.

Elaboración y aplicación

  • Mezclaremos los dos ingredientes y los aplicaremos sobre la zona afectada por el herpes con la ayuda de un algodón o bastoncillo. Lo repetiremos hasta que la piel esté curada del todo, para asegurarnos una buena cicatrización y prevención.

 

  • Herpes signs and symptoms. (n.d.). ashasexualhealth.org/stdsstis/herpes/signs-symptoms/
  • Genital herpes. Brindles Lee. Koren M, et al. (2016). DOI: 10.1016/j.disamonth.2016.03.013
  • Outsmarting Herpes: Researchers Use the Body's Natural Defenses to Stop Outbreaks. Yale School of mMedicine (2015) https://medicine.yale.edu/news/article.aspx?id=11586