Remedios caseros para los cólicos

Yamila Papa 11 febrero, 2017
Para aliviar toda la sintomatología asociada a los cólicos y favorecer una pronta recuperación podemos combinar el consumo de infusiones con los masajes con plantas medicinales y aceites esenciales

Sensación de pesadez, hinchazón, dolor y muchas molestias… Estos son algunos de los síntomas característicos de esta dolencia digestiva e intestinal tan frecuente.

En el siguiente artículo te proponemos diferentes remedios caseros para los cólicos.

Recetas naturales para tratar cólicos

A qué se debe el estreñimiento

Los cólicos pueden estar provocados por diversas causas.

Entre las más frecuentes destacan:

  • Intolerancia alimentaria
  • Úlcera
  • Gastroenteritis
  • Mala alimentación

No obstante, también puede deberse a otras dolencias como:

Los síntomas pueden comenzar y terminar sin previo aviso. La buena noticia es que existen diferentes remedios caseros que pueden ayudarte si padeces cólicos:

¿Quieres conocer más? Lee: Té de jengibre para aliviar los cólicos menstruales

Masaje con aceite de oliva y plantas medicinales

Una mezcla más que efectiva que se usa de forma externa cuando aparecen las molestias o el dolor.

Una vez envasado en un recipiente opaco se puede almacenar en un lugar fresco y oscuro.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de flores de manzanilla (50 g)
  • 2 ½ cucharadas de flores de lavanda (25 g)
  • 1 taza de aceite de oliva (200 g)

Preparación

  • En un frasco coloca las flores de manzanilla y luego las de lavanda.
  • Añade el aceite de oliva hasta que las plantas queden totalmente cubiertas.
  • Cierra bien y deja en un armario durante 2 semanas.
  • Pasado ese tiempo cuela y guarda en un frasco opaco (se mantiene hasta 6 meses).
  • Para aplicarlo, coloca unas gotas en la palma de la mano y realiza masajes circulares en el estómago.
  • También se pueden masajear los pies para completar el tratamiento.

Infusión de jengibre

Infusión de jengibre

Esta raíz es realmente eficaz para aliviar muchas dolencias y sirve en casos de problemas estomacales. Se consigue fácilmente y se pueden consumir hasta dos tazas al día.

Ingredientes

  • 1 cucharada de raíz de jengibre (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Lava bien la raíz de jengibre y córtala en rodajas.
  • Coloca en un cazo junto al agua y calienta.
  • Cuando hierva, deja que se realice la decocción durante 5 minutos.
  • Retira del fuego y deja refrescar 5 minutos más.
  • Filtra y bebe lo más caliente posible. Si lo deseas, puedes endulzar con miel.
  • Se recomienda para después de las comidas.

Agua de arroz

Es un remedio casero muy popular para los cólicos o retortijones.

En América Central se conoce como “horchata” y básicamente es el agua que sobra tras cocinar el arroz. Alivia la inflamación y actúa como un sedante para las mucosas estomacales.

Ingredientes

  • ½ taza de arroz (100 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • En un cazo coloca el arroz y el agua.
  • Cocina a fuego lento y, si es necesario, añade más agua.
  • Cuando el arroz esté cocido retira del fuego.
  • Escurre y conserva el agua resultante.
  • Vierte el líquido en un frasco o recipiente y lleva a la nevera.
  • Bebe a lo largo del día (si lo deseas, puedes endulzarlo con miel).

Masaje con salvia y almendras

Además de usar remedios caseros como las infusiones, los masajes en el área afectada también son buenos para ayudar en la recuperación.

Para obtener mejores resultados te proponemos realizarlos con aceites esenciales.

Ingredientes

  • 3 gotas de aceite esencial de salvia
  • 1 cucharada de aceite de almendras (15 g)

Preparación

  • Vierte el aceite de salvia en la palma de la mano.
  • Añade el aceite de almendras.
  • Frota con la otra mano para mezclar ambas sustancias.
  • Realiza masajes vigorosos en el estómago y deja que los aceites se absorban solos.

Agua con limón

Quema grasas con esta deliciosa limonada

Una receta casera típica de nuestras abuelas. Cuando nos dolía el estómago de niños seguramente nos han indicado consumir agua tibia con limón.

  • Este cítrico es ideal porque reduce la indigestión y estimula la producción de ácidos encargados de descomponer los alimentos.
  • Además ayuda en la eliminación de las toxinas.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • El jugo de 1 limón

Preparación

  • Calienta el agua sin que llegue a hervir.
  • Exprime el limón.
  • En un vaso añade el agua y luego el zumo.
  • Mezcla bien y bebe lo más caliente posible (de preferencia, en ayunas).

Infusión de hierbabuena

Con un aroma particular, esta planta que se puede hallar sin problemas en Europa, Asia y África tiene muchas propiedades medicinales.

Sirve para aliviar la acidez estomacal, el mal aliento, el estreñimiento y los cólicos.

Te recomendamos que consumas esta infusión de forma lenta (sorbo a sorbo) para obtener mejores resultados.

Aunque no te agrade el sabor trata de no endulzarla con azúcar. En todo caso, opta por la miel.

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 3 cucharadas de hojas de hierbabuena (30 g)

Preparación

  • Coloca el agua y las hojas de hierbabuena en un cazo.
  • Cocina durante 25 minutos.
  • Retira del fuego y tapa por 10 minutos.
  • Filtra y bebe hasta 3 tazas al día.

Visita este artículo: Infusión de hierbabuena para aliviar el dolor estomacal

Bebida de menta

La menta es muy buena para cualquier dolencia estomacal, ya que relaja los músculos y mejora la digestión.

A su vez actúa sobre el flujo de la bilis, reduce los gases y la distensión abdominal. Así, es perfecta para aquellos que sufren de cólicos.

Ingredientes

  • 1 puñado de hojas de menta
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 rodaja de limón
  • Cubitos de hielo (opcional)

Preparación

  • Lava bien las hojas de menta y coloca en una taza.
  • Añade el agua (puede ser tibia) y la rebanada de limón.
  • Agrega los cubitos de hielo si prefieres consumirlo bien frío.
  • Bébelo despacio a cualquier hora del día. Si es invierno puedes utilizar agua caliente y hacer un té.

 

Te puede gustar