Remedios caseros para aliviar la inflamación ocular por cansancio

Además de aprovechar las propiedades de algunos remedios caseros, para aliviar la inflamación ocular y el cansancio es muy importante mejorar nuestra dieta, así como realizar ejercicios específicos para los ojos.

El cansancio puede afectar directamente a nuestro físico y a nuestra mente. El físico va cambiando con el tiempo: nos hacemos mayores y aparecen los estragos de la edad.

Los radicales libres son los que provocan ese envejecimiento en la piel, las arrugas y las manchas. Por su parte, el cansancio o la fatiga afecta al aspecto de nuestro rostro y, sobre todo, a nuestros ojos.

Si estamos pasando por una mala época donde trabajamos mucho, descansamos poco, sufrimos épocas de insomnio o situaciones de estrés puede que nuestros ojos se vean más cansados de los normal. La vista se ve afectada por un mal descanso y además, los ojos se inflaman provocando un mayor cansancio.

Si se te suelen inflamar los ojos, te contamos a continuación todo lo que tienes que saber para aliviar la inflamación ocular y qué puedes hacer para evitarla en un futuro.

Remedios caseros para aliviar la inflamación ocular

En la naturaleza encontramos la respuesta a muchas afecciones de nuestro organismo. Hay muchas frutas, verduras, plantas y hierbas que nos pueden servir como remedios naturales.

En esta ocasión nos queremos centrar en cómo mejorar nuestra calidad de vida ayudando a nuestros ojos, para lograr que se deshinchen y no nos sintamos tan fatigados. Presta atención para conocer los mejores remedios caseros.

Rodajas de pepino

Tenemos que empezar hablando de este remedio porque es el más conocido, pero también uno de los más efectivos. Es el remedio por excelencia para tratar la inflamación en los párpados y ojos.

  • Para realizarlo correctamente tenemos que contar con tiempo libre para relajarnos y tumbarnos.
  • Colocamos unas rodajas de pepino en cada ojo y la dejamos actuar 10 minutos o hasta que el pepino esté caliente.

Lee este artículo: Los mejores consejos que te ayudarán a luchar contra el estrés

Utilizar leche fría

¿Sabías que la leche también nos ayuda a evitar esos ojos hinchados e inflamados? Para conseguir los mejores resultados tienes que mojar dos bolitas de algodón o dos almohadillas en leche fría hasta que estén bien empapadas.

  • Del mismo modo que con el pepino, busca un hueco en tu agenda y una zona relajada de tu casa.
  • Aplica el algodón sobre los ojos y deja actuar durante 15 minutos antes de lavar con agua fresca el rostro.

Bolsas de té y aceite de oliva

Después de preparar el té del desayuno o la infusión de después de comer, no deseches los saquitos. Guarda las bolsas de tu té en la nevera durante un par de horas hasta que estén bien frías.

  • Masajea tus párpados con unas gotas de aceite de oliva y seguidamente coloca las bolsas de té sobre tus párpados para aliviar la inflamación ocular.
  • Permanece relajado durante al menos 10 minutos. Siente el frescor y el aroma del té que hará que tu estado de relajación aumente paulatinamente.

No te olvides de beber suficientes líquidos

Al igual que cuando sufrimos retención de líquidos tenemos que beber más cantidad de agua, en este caso ocurre lo mismo. Debemos acordarnos de beber un mínimo 8 vasos o dos litros de agua.

La hidratación es muy importante y esencial para mantener una buena salud en el organismo. Esta nos ayuda a mantener el cuerpo limpio de toxinas, y en este caso, a mantener los ojos relajados y en perfectas condiciones, dándonos así un buen aspecto.

Rodajas de fresa

Del mismo modo que las rodajas de pepino, cuando sea época de fresas no dudes en guardar algunas en la nevera para que estén siempre frescas.

  • Corta un par de rodajas, colócalas sobre los párpados y deja que actúen, por lo menos, 10 minutos.
  • Después, limpia el rostro con abundante agua y aplica una crema hidratante.

Cremas hidratantes y cremas faciales

Si estás acostumbrado a cuidar tu rostro con cremas faciales o hidratantes, un buen truco es que las guardes en la nevera para que cada vez que las utilices estén frescas y te aporten otras cualidades.

No solo nutrirás tu piel sino que, además, te ayudará a aliviar la inflamación ocular. Verifica si puedes meterlas en la nevera antes de introducirlas, porque algunas marcas no lo permiten.

Descubre: 8 maneras de proteger los ojos de los daños de los dispositivos electrónicos

Otros factores que debes tener en cuenta

La escasez de un nutriente conocido como biotina puede causar sequedad ocular, conjuntivitis y otras patologías. La biotina se encuentra en los frutos secos, la avena, el plátano, la fruta disecada, las zanahorias, el jamón y el aguacate. Por ello, si notas que tienes sequedad o eres propenso a padecer conjuntivitis, aumenta la ingesta de estos alimentos.

Por otro lado, la vitamina D también es muy importante para la salud ocular. La encontramos en el pescado azul, las setas, los cereales o el huevo. También puedes aumentar la ingesta de este tipo de alimentos para evitar posibles afecciones en un futuro.

Aunque los consejos que te hayamos dado sean todos a partir de productos naturales y sean inofensivos, cada persona tiene una sensibilidad especial. Por esta razón, te aconsejamos que hagas una prueba sobre otra zona de la piel antes de aplicarlos para descartar alergias o similares.

La inflamación ocular puede deberse a muchas cosas, desde el cansancio después de un duro día laboral, herencia genética o alguna patología como los ojos secos o la conjuntivitis. Prueba estos tratamientos naturales y seguro que empiezas a notar cómo tus ojos lucen brillantes y juveniles de nuevo.