Remedios caseros para codos resecos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 30 noviembre, 2018
Para evitar y tratar los codos resecos prueba con exfoliantes y humectantes naturales y caseros. Conoce las causas de la resequedad y cómo evitarla y tratarla

Los codos resecos se producen por el engrosamiento de la capa externa de la piel que contiene una proteína protectora llamada queratina.

La queratina también es un componente básico del pelo y las uñas, a los que dota de fuerza y resistencia.

La piel reseca, conocida médicamente como hiperqueratosis, es muy frecuente en zonas donde se produce más presión y fricción, como la zona de los codos.

Además, son zonas que no solemos cuidarlas como la piel del rostro o las manos. Por ello, la piel se agrieta, se escama y se reseca.

Además de ser antiestético, la piel de los codos resecos “tira” y se desgarra al doblar el brazo, se agrieta, raspa y genera picor.

Conoce en el siguiente artículo remedios caseros para los codos resecos.

Leer también 9 remedios para las uñas quebradizas que debes conocer

Causas de los codos resecos

Muchos son los factores que pueden causar la aparición de piel seca y áspera en la zona de los codos.

Por ejemplo:

  • Aire frío y seco del invierno
  • Productos de higiene personal, como jabones fuertes y detergentes,
  • Pasar mucho tiempo en la bañera caliente
  • Factores hormonales
  • El estilo de vida
  • La dieta
  • Falta de humectación e hidratación del área
  • Condición crónica como psoriasis 
codos resecos

Qué hacer si tienes codos resecos

Según cuál es la razón de los codos resecos, puedes elegir entre diferentes opciones de cuidado y tratamiento:

  • Si la resequedad se debe a una condición crónica de la piel como la psoriasis o  eczema, consulta a un médico para seguir un tratamiento adecuado y aliviar los síntomas.
  • Usa cosméticos suaves y naturales, si los más potentes resecan tu piel.
  • Si la causa es nutritiva, consume más vitamina A y vitamina E.
  • Evita los ambientes muy secos
  • Coloca un humidificador en la habitación
  • Evita duchas largas y demasiado calientes
  • Realiza una exfoliación semanal en las zonas resecas
  • Hidrata la piel de los codos resecos.

Lee también Reduce las asperezas de los pies con 7 remedios caseros

Exfoliación e hidratación de los codos resecos

La hiperqueratosis o engrosamiento de la piel es muy frecuente aunque pocos le prestan atención, más allá de lo estético. Sin embargo, no sólo hay que tratarlo por el aspecto, sino fundamentalmente por la salud.

Exfoliación

Es importante exfoliar la zona, por ejemplo durante la ducha. Puedes frotar los codos con un guante para masajes o una esponja vegetal, con cuidado para no lastimar.

Si la piel está demasiado rugosa, puedes optar por pasar suavemente la piedra pómez. Así, podrás eliminar las capas de piel muerta.

Repite la exfoliación una vez a la semana, siempre con masajes circulares.

Algunos exfoliantes caseros:

  • Azúcar y aceite de oliva:
    • Mezcla ¼ taza de azúcar morena con 1/8 taza de aceite de oliva
    • Masajea suavemente los codos,
    • Deja actuar 10 minutos
    • Luego, enjuaga con agua fría.
    • Puedes añadir unas gotas de aceite esencial de vainilla para un aroma delicioso.
  • Limón y sal:
    • Mezcla 1 cucharada de aceite de oliva, 2 cucharadas de jugo de limón recién exprimido y ½ taza de sal.
    • Frota esta pasta en los codos, de manera suave.
    • Luego, coloca una rodaja de limón en cada uno
    • Deja actuar unos 10 minutos
    • Finalmente, enjuaga con agua tibia.
  • Miel y lino:
    • Mezcla 1 taza de miel con 1/2 taza de agua tibia
    • Luego coloca 25 gramos de semillas de lino
    • Remueve hasta formar una pasta
    • Lleva al refrigerador por 3 horas
    • Aplica sobre los codos con movimientos circulares
    • Deja actuar 5 minutos
    • Finalmente enjuaga.
exfoliantes naturales

Hidratación de la piel reseca

Luego de la exfoliación, el paso siguiente es la humectación. Si no quieres comprar una crema comercial, puedes optar por recetas caseras.

Algunos humectantes naturales y caseros:

  • Aceites de almendras, oliva o lavanda: Nutren la piel. Ten en cuenta que los aceites esenciales deben ser rebajados con agua porque pueden irritar la piel. Una vez que los aplicas, coloca un film de plástico para un mejor resultado y deja actuar por 20 minutos antes de enjuagar con agua tibia.
  • Mantequilla derretida: Es un humectante natural y lo puedes usar varias veces a la semana.
  • Ácido cítrico de limón: Corta un limón al medio y frota los codos. Enjuaga con agua tibia y repite 2 o 3 veces a la semana.
  • Leche de pepino: Mezclar 100 gramos de pepino rallado con 50 cm3 de leche. Coloca sobre los codos y deja que absorba.
  • Mascarilla de mayonesa y aceite. Sólo necesitas 2 cucharadas de mayonesa y 1 cucharada de aceite (puede ser de bebé, de almendras, etc). Mezcla ambos ingredientes y unta sobre la piel. Deja actuar por 20 minutos. Luego enjuaga con agua tibia. Puedes repetir este tratamiento hasta 3 veces a la semana.