Remedios caseros para combatir los calambres: ¿son eficaces?

Carolina Betancourth·
09 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López al
16 Mayo, 2019
Los calambres pueden llegar a ser muy molestos y limitantes, ya que pueden impedinos actividades tan simples como caminar. Sin embargo, existen algunas opciones para tratarlos de forma natural como el calor y el potasio. Hablamos sobre ello.

Como todos lo sabemos, los calambres musculares son contracciones precisamente de los músculos y son bastante dolorosos, son situaciones que una gran mayoría de personas ha experimentado alguna vez en su vida y en cambio, para otras, es algo muy frecuente que afecta de gran manera su calidad de vida, debiendo acudir a un especialista si se mantienen las molestias en el tiempo.

El problema real con este padecimiento es que puede deberse a múltiples causas. De hecho,  hay dos situaciones comunes que parecen ser algunas de las culpables de que se presente este doloroso problema muscular: la falta de minerales tales como el potasio -por ejemplo- y la mala circulación de la sangre.

Como ya lo comentamos y según lo expresan algunos profesionales, las posibles causas de estos terribles dolores musculares puede ser la falta de potasio o de calcio a nivel sanguíneo; otros expertos en el tema afirman que este padecimiento se debe a la falta de líquidos en el organismo por no ingerir suficiente agua, lo cual puede producir deshidratación y por ende los músculos sufren contracciones o calambres, o en otra instancia, la falta de una correcta circulación de la sangre puede ser otro factor desencadenante de los calambres musculares.

¿Cuándo se presentan con mayor frecuencia?

Calambres piernas

  • Hay cierto grupo de mujeres que son susceptibles a padecer calambres en las piernas cuando tienen el periodo menstrual. Por lo general, suele ser debido a una mala postura durante la noche, pero si se convierte en algo común, deberemos acudir a nuestro médico.
  • En las mujeres embarazadas es bastante común que se presenten calambres, sobre todo durante la noche. Esto puede pasar por la falta de nutrientes, los cuales son absorbidos por el bebé; otra causa puede ser la falta de líquidos.
  • En muchas personas los calambres se deben a que están utilizando un tipo de calzado inadecuado, es decir que pueden ser muy altos, demasiado planos, estrechos en las puntas, etc. lo cual impide que los dedos estén en una posición correcta. Asimismo, hay muchas personas que hacen ejercicio físico sin utilizar un calzado cómodo y apropiado para esa actividad.
  • Cuando alguien practica ejercicio físico, no importa si es nadar, correr, trotar, caminar o cualquier actividad que requiera de algún esfuerzo muscular, debe hacer un pre-calentamiento, de ese modo se preparan los músculos para el trabajo que viene y no se van a presentar problemas de calambres.

Remedios caseros y recomendaciones para controlar los calambres musculares

Platano

  • Uno de los principales y más importantes remedios naturales para combatir los calambres musculares es el plátano o banano; este gran producto alimenticio es rico en potasio y por ello, si nuestro organismo tiene deficiencia de este mineral, no hay una mejor manera de aportarlo que con su ingesta. Además tienen un delicioso sabor y se pueden consumir directamente, en un rico y refrescante batido o solo o acompañado de cualquier otra fruta. No obstante, hay que comerlo cuando está bien maduro, ya que es cuando su sabor y aroma es mucho más apetecible.
  • El consumo de agua tónica ha sido usado para tratar este problema, ya que uno de sus principales componentes es la quinina, la cual ha sido asociada al alivio de los calambres. Sin embargo, no es muy recomendada actualmente debido a sus ineficaces resultados, tal y como se explica en este estudio.
  • Las infusiones de algunas plantas medicinales suelen ser otra opción recomendada, pero no existen evidencias científicas que aseguren algún tipo de mejora en el paciente.
  • En el momento mismo que se sufre un calambre hay que tratar de estirar el músculo comprometido, ya sea con un masaje o tratando de ponerse de pie, de ese modo el calambre pasa más pronto. Como el músculo queda adolorido, se recomienda aplicar calor, se puede hacer con la ayuda de un paño, el cual se sumerge en agua caliente con un poco de sal y de inmediato se aplica en la parte afectada dejando que se enfríe. Este simple procedimiento hace que el músculo se relaje eliminando el dolor de una manera bastante efectiva y rápida.
  • Allen, R. E., & Kirby, K. A. (2012). Nocturnal leg cramps. American Family Physician.
  • Bergeron, M. F. (2003). Heat cramps: Fluid and electrolyte challenges during tennis in the heat. Journal of Science and Medicine in Sport. https://doi.org/10.1016/S1440-2440(03)80005-1
  • Minetto, M. A., Holobar, A., Botter, A., & Farina, D. (2013). Origin and development of muscle cramps. Exercise and Sport Sciences Reviews. https://doi.org/10.1097/JES.0b013e3182724817