Remedios caseros para curar los talones agrietados

Para hidratar tus talones puedes aplicarte aceite de oliva directamente o mezclándolo con tu crema hidratante. Procura hacerlo por la noche y colócate unos calcetines para que actúe hasta la mañana siguiente

Te has dado cuenta que durante la época de intenso verano y/o invierno tus talones tienden a agrietarse? Bueno, esto es una clara señal de que no cuidas lo suficiente de ellos. Por ello, es necesario curar los talones agrietados.

Estos son poco atractivos y, en algunos casos, incluso pueden sangrar y causar infección y dolor extremo.La buena noticia es que pueden ser fácilmente atendidos con algunos remedios caseros simples y fáciles.  

La falta de humedad, estar de pie mucho tiempo,  jabones fuertes, la deshidratación, la exposición continua al agua, el sobrepeso y un mal tipo de calzado son algunas de las causas más comunes por la que los pies, en especial los talones se agrietan. Algunos de los signos y síntomas de pies agrietados son manchas rojas y escamosas, descamación de la piel, picazón, etc.  

Aceite de oliva para curar los talones agrietados

La forma más sencilla de curar los talones agrietados es aplicar un poco de aceite de oliva virgen extra con la ayuda de un algodón. Se masajeará suavemente en un movimiento circular durante cinco o diez minutos, luego ponte un par de calcetines de algodón.

También puedes mezclar el aceite de oliva con una crema hidratante y ponerle unas gotas de aceite de lavanda para ayudar a relajar no sólo tus pies sino a ti mismo. Masajea la mezcla en tus pies y cubre igualmente con calcetines.

Lee más: Preparado de jengibre y aceite de oliva para calmar el dolor

Agua Tibia

Otra forma para curar los talones agrietados es la siguiente. Todas las noches antes de acostarte, pon tus pies en agua tibia y añade unas gotas de jabón líquido (puedes usar gotas de tu shampoo también). Sumerge los pies en el agua durante 20 minutos para aflojar las células muertas.

Luego, frota suavemente con una piedra pómez. Enjuaga tus pies, sécalos, ponles una crema hidratante y cúbrelos con calcetines de algodón. Haz esto diariamente.

Limón

Asimismo, el jugo de limón tiene una propiedad ácida natural muy suave y, por tanto, puedes utilizarlo para deshacerte de las células muertas y curar los talones agrietados.

En primer lugar, añade un poco de jugo de limón en agua tibia y sumerge los pies en esta solución durante unos minutos. Luego, frota suavemente con la ayuda de un cepillo o piedra pómez. Para terminar, después de lavar y secar los pies completamente, aplica un poco de crema hidratante.

No te olvides de leer: 5 aportes del jugo de limón para nuestra salud

Miel

Por último, puedes remojar tus pies en agua tibia con miel durante diez minutos. Esto te ayudará a deshacerte de la resequedad y tener unos pies siempre suaves.

Otra opción es hacer un exfoliante natural en casa con miel, vinagre de manzana y harina de arroz. Mezcla bien estos ingredientes hasta obtener una pasta y masajea tus pies con esta. Retira la mezcla con agua tibia.

7718960666_3b1d0eb1d2_c

Recuerda que para ver resultados debes ser constante. Debido a que tan agrietados tengas tus pies tomarán más o menos tiempo en reponerse. Todo es cuestión de paciencia y constancia, al final notarás una mejoría en tus pies.

Imágenes cortesía de  found in love y Alene Davis

  • Healthline.com 10 Simple Ways to Relieve Stress [Online] Available at: www.healthline.com/health/10-ways-to-relieve-stress
  • Healthline.com Everything You Need to Know About Exfoliation for Your Scalp [Online] Available at: www.healthline.com/health/beauty-skin-care/exfoliation-for-scalp
  • Valencia de Dios J. Efectividad de la miel en la curación de úlceras cutáneas de pacientes del municipio de Montemorelos. Universidad de Montemorelos. Dirección de Investigación Innovación Facultad de Ciencias de la Salud. Escuela de Enfermería. 2013