Remedios caseros para descongestionar los senos paranasales

Carolina Betancourth 5 enero, 2015

La congestión de los senos paranasales puede ser provocada por un gran número de condiciones, tanto ambientales como de salud. Las inflamaciones e infecciones de los senos paranasales se pueden presentar cuando se presenta un fuerte resfriado, una gripe, cuando hay exposición o algún tipo de contacto con ciertas bacterias o cuando se sufre de alergias al polvo, al polen o a las mascotas, entre otras más.

De igual manera, existen millones de personas que sufren de esta condición de salud, por lo cual a continuación compartiremos algunas recomendaciones y tratamientos muy útiles, sencillos y naturales para reducir al máximo este incómodo padecimiento.

Remedios caseros para desinflamar los senos paranasales

El vinagre de sidra de manzana

Entre el gran número de beneficios para la salud que se le conocen al vinagre de sidra de manzana, podemos destacar la importancia que tiene para el tratamiento de la infección de los senos paranasales.  Para este tratamiento se recomienda mezclar dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana en ocho onzas de agua tibia y, después, agregar una cucharada de miel. Esta mezcla se puede tomar una vez al día, logrando que la infección desaparezca en poco tiempo.

Vinagre de manzana

El vinagre también se puede usar recibiendo los vapores de la mezcla de este con media taza de agua. Esta combinación se debe calentar hasta que esté a punto de hervir y luego se tiene que inhalar el vapor con los ojos y la boca cerrada. Este procedimiento se debe realizar -por lo menos- tres veces al día.

La cúrcuma

La cúrcuma posee un poderoso compuesto llamado curcumina, la cual ofrece grandes beneficios a la salud, entre los cuales podemos destacar la excelente capacidad de acabar con la inflamación de los senos paranasales. Se pueden aprovechar todas sus propiedades al usarse como condimento de diferentes platillos.

Enjuague nasal

lota nasal Breigh Hammarlund

Este es el remedio casero más antiguo utilizado por generaciones anteriores, ya que da magníficos resultados, sobre todo si se realiza como complemento de los remedios anteriores. El enjuague debe ser una mezcla de una taza de agua tibia con una cucharada de sal marina; esta solución salina se utiliza para lavar las fosas nasales utilizando una “pera” especial para este procedimiento (aunque también se puede emplear una jeringa grande). Se puede realizar varias veces al día para obtener resultados satisfactorios más pronto.

Recomendaciones adicionales

  • Tratar de elevar la cabeza para dormir.
  • Colocar compresas de agua tibia con sal en la frente y a los lados de la nariz varias veces al día.
  • Tratar de ingerir vitamina C dos veces al día.
  • Beber suficiente agua durante el día también resulta muy efectivo para ayudar a descongestionar y desinflamar los senos paranasales, ya que se hidrata esta zona y resulta más sencillo el proceso de eliminación de mucosidad.
  • Mantener la habitación y la oficina perfectamente limpia y libre de objetos que puedan causar alergias.
  • La lengua y el pulgar pueden ser dos herramientas muy útiles al momento de ayudar a descongestionar la nariz. Lo único que debes hacer es ejercer presión con la lengua en la parte superior de la boca, es decir en el paladar y al mismo tiempo presionar con el dedo pulgar en el entrecejo, durante veinte segundos. De este modo casi de inmediato vas a sentir que tus senos paranasales comienzan a drenar y a destaparse.
Te puede gustar