Alimentos utilizados para potenciar el sistema inmunológico

Una dieta sana y equilibrada nos puede ayudar a prevenir numerosas enfermedades. Es fundamental incluir frutas y verduras y reducir el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas.

Existen ciertos remedios naturales que tienen como objetivo potenciar el sistema inmunológico, mientras que otros se centran en estimular la actividad del sistema inmune. También hay ciertos tipos de alimentos que son beneficiosos para aliviar los síntomas generados por los tratamientos contra el cáncer, como son la quimioterapia o la radioterapia.

Cabe aclarar que, en caso de padecer cáncer, el consumo de cualquiera de estos alimentos en ningún momento sustituye la terapia para el tratamiento de esta enfermedad, ya sea quimioterapia, inmunoterapia o radioterapia. De hecho, si crees que padeces alguno de los síntomas que indican la presencia de esta enfermedad, te recomendamos encarecidamente que acudas al médico.

Alimentos útiles para potenciar el sistema inmunológico

Entre los compuestos que presentan propiedades beneficiosas para el sistema inmune o para paliar los síntomas originados por las terapias utilizadas en el tratamiento del cáncer, encontramos:

Brócoli

El brócoli es beneficioso en el tratamiento de ciertos tipos de cánceres colorrectales. Este debe ser tomado en forma de brotes. El brócoli contiene ciertas sustancias fitoquímicas que tienen la capacidad de luchar contra las células cancerosas, pero el compuesto exacto todavía no se ha descrito. Este vegetal actúa como antioxidante y contiene enzimas que ayudan en la desintoxicación del organismo.

Uvas

Las uvas también contienen un compuesto llamado proantocianidinas, el cual, reduce la producción de estrógenos del organismo. Esto conduce al tratamiento eficaz del cáncer de pulmón, próstata, colon y mama.

El consumo de cualquiera de estos alimentos en ningún momento sustituye la terapia para el tratamiento del cáncer.

Ginseng

El ginseng es conocido por sus muchas propiedades. Entre ellas, en este artículo, hemos de destacar su capacidad de potenciar el sistema inmunológico, ayudándonos a combatir las infecciones víricas y bacterianas.

Mirra

La mirra es una hierba con una amplia gama de propiedades. Entre ellas destacan su actividad antiinflamatoria, antibacteriana y antifúngica.

Té verde

Prepara el té verde infusionando una pequeña cantidad en un vaso de agua. Deja que el agua en ebullición se evapore hasta que el volumen se reduzca a la mitad. El té verde presenta propiedades antiinflamatorias, por lo que es muy eficaz para paliar los síntomas del cáncer de mama, próstata, hígado, páncreas y piel.

Té verde para el desayuno.

Soja

La soja contiene fitoestrógenos, una molécula con una estructura similar a la de los estrógenos humanos. También contiene isoflavonas, molécula que presenta numerosas actividades que benefician al organismo. Puedes tomar la soja como brotes o cocerla como las verduras. La soja contribuye a prevenir el cáncer de mama, próstata, colon y pulmón.

Jugos

Es un hecho establecido que los jugos son una rica fuente de vitaminas y nutrientes. El jugo de frutas frescas como manzanas, plátanos, mangos y cerezas es una herramienta útil para potenciar el sistema inmunológico, por lo que facilita la función de nuestras defensas, protegiéndonos de manera más eficaz frente a infecciones.

Aloe Vera

El aloe vera no podía faltar en esta lista. De hecho, esta planta es la hierba medicinal por antonomasia. Presenta multitud de actividades beneficiosas para la salud, entre las que destacan su poder antiinflamatorio y su capacidad de potenciar la actividad del sistema inmune. Se puede tomar cruda o en zumos.

Licopenos: el gran aliado de la salud

El licopeno se encuentra en cantidades abundantes en el tomate, guayaba, papaya, uvas, albaricoques y la sandía. Este compuesto antioxidante es el más eficaz, después de los carotenoides en la eliminación de radicales libres.

Tomate para adelgazar.

Además de los anteriores alimentos mencionados, también es recomendable consumir pepinos, zanahorias, plátanos, maíz, espinacas, guisantes y lentejas. Estos alimentos consumidos en sopas, han demostrado ser muy nutritivos.

Se recomienda reducir el consumo de comida rápida, así como de carne de res, cordero y cerdo, ya que contienen una alta cantidad de grasas saturadas. Comer menos cantidades de carne roja podría reducir el riesgo de cáncer de próstata y colon.