Remedios caseros para el dolor de huesos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 15 noviembre, 2018
Las propiedades antiinflamatorias y analgésicas de algunos ingredientes naturales pueden ser beneficiosas en el tratamiento del dolor de huesos. Te compartimos los mejores remedios.

El dolor de huesos es un síntoma que se caracteriza por sensibilidad extrema y molestias en una o más piezas óseas. A diferencia del dolor muscular y articular, suele presentarse tanto en reposo como en movimiento. ¿Sabes cómo controlarlo naturalmente?

Aunque hay una amplia variedad de enfermedades que se vinculan con este síntoma, el consumo de algunos remedios caseros puede apoyar su tratamiento. Si bien es necesario seguir las recomendaciones médicas, estas soluciones son un gran complemento.

Causas comunes del dolor de huesos

dolor de huesos

Por lo general, los casos de dolor de huesos tienen su origen en enfermedades inflamatorias. Uno de sus detonantes más frecuentes es la artrosis, enfermedad que se produce por el desgaste progresivo del cartílago de la articulación.

Esta condición hace que los huesos se rocen uno contra otro, produciendo dolor e inflamación. Suele afectar cualquier articulación del cuerpo: manos, rodillas, caderas, cuello, entre otros.

Otros factores que se relacionan con esta dolencia son:

  • Traumatismos por accidentes o esfuerzos físicos indebidos
  • Deficiencias nutricionales, como falta de vitamina D y calcio
  • Cáncer metastásico, cuando se propaga al tejido óseo
  • Infecciones que se diseminan hacia los huesos
  • Anemia y leucemia

Síntomas del dolor de huesos

El síntoma característica del dolor de huesos es una incomodidad tanto al estar quietos como en movimiento. Ahora bien, en función del origen de este problema, también es posible experimentar otras molestias como:

  • Chasquidos o ruidos abrasivos
  • Inflamación notoria
  • Deformidades visibles
  • Debilidad muscular
  • Calambres recurrentes
  • Fracturas óseas
  • Sensación de calor en la zona afectada
  • Pérdida de peso inexplicable

Los mejores remedios para el dolor de huesos

Los tratamientos para sobrellevar el dolor de huesos pueden variar de acuerdo a la enfermedad o lesión que lo ocasione. Sin embargo, a nivel general hay una serie de remedios naturales que pueden favorecer su alivio. Veamos los más efectivos:

Té verde

Té verde para el dolor de huesos

De acuerdo con una investigación que se publicó en Arthritis Research and Therapy, los polifenoles que contiene el té verde pueden ayudar a minimizar la inflamación. Debido a esto, su consumo regular favorece la protección del cartílago y reduce la necesidad de usar medicamentos.

No obstante, debido a sus efectos secundarios, su consumo debe realizarse con moderación. Para el caso de dolor de huesos, dos o tres tazas al día son más que suficientes.

Cúrcuma

Uno de los remedios naturales más aceptados para los problemas óseos y articulares es la cúrcuma. Debido a sus aportes de curcumina, compuesto activo, esta especia tiene la capacidad de combatir el dolor, la rigidez y el exceso de inflamación.

En este sentido, la Arthritis Foundation recomienda las siguientes opciones de dosificación

  • Cápsulas: 400 a 600 miligramos hasta tres veces por día.
  • Extracto de raíz en polvo : 0,5 a 1 gramo, tres veces al día

Los remedios con este ingrediente pueden producir náuseas o interactuar con anticoagulantes. Es primordial consultar al médico en caso de estar bajo otros tratamientos con medicamentos.

Corteza de sauce

Los tratamientos con extractos de corteza de sauce se han empleado desde la antigüedad como complemento para los dolores óseos y de las articulaciones. Sus componentes analgésicos y anticoagulantes disminuyen el dolor crónico y minimizan la inflamación.

De acuerdo con un estudio de Phytotherapy Research, esta hierba es prometedora en el tratamiento de la osteoartritis de rodilla, espalda, caderas y cuello. Para aprovecharla se puede emplear en tabletas o té.

Nota: la sobredosis de corteza de sauce es peligrosa. Puede causar erupciones y otras formas de inflamación. No se debe tomar en conjunto con medicamentos anticoagulantes. Tampoco es apto para pacientes alérgicos a la aspirina.

Jengibre

Una de las especias más populares en el tratamiento de los dolores óseos, articulares y musculares es, sin duda, el jengibre. Debido a su principio activo, el gingerol, este ingrediente combate la inflamación y disminuye la sensación de tensión y dolor.

En la medicina tradicional china se ha empleado como aliado para mejorar la circulación sanguínea y reducir la hinchazón. Además, se cree que a largo plazo podría contribuir a prevenir el desgaste articular y óseo relacionado con el envejecimiento.

¿Te aqueja el dolor de huesos? Si desconoces su causa, consulta cuanto antes al médico. No olvides que parte del tratamiento consiste en mejorar los hábitos de vida y evitar el sedentarismo.

  • Katiyar, S. K., & Raman, C. (2011). Green tea: A new option for the prevention or control of osteoarthritis. Arthritis Research and Therapy. https://doi.org/10.1186/ar3428
  • Funk, J. L., Frye, J. B., Oyarzo, J. N., Chen, J., Zhang, H., & Timmermann, B. N. (2016). Anti-inflammatory effects of the essential oils of ginger (Zingiber officinale Roscoe) in experimental rheumatoid arthritis. PharmaNutrition. https://doi.org/10.1016/j.phanu.2016.02.004
  • Srivastava, K. C., & Mustafa, T. (1992). Ginger (Zingiber officinale) in rheumatism and musculoskeletal disorders. Medical Hypotheses. https://doi.org/10.1016/0306-9877(92)90059-L
  • Menon, V. P., & Sudheer, A. R. (2007). Antioxidant and anti-inflammatory properties of curcumin. Advances in Experimental Medicine and Biology. https://doi.org/10.1007/978-0-387-46401-5_3