Remedios caseros para el nerviosismo

Yamila Papa Pintor · 14 febrero, 2020
Este tipo de afección depende de cada paciente, porque deriva de problemas diferentes. Trata de averiguar qué es lo que está provocando esa situación y busca una posible vía de escape.

Las presiones, sean laborales, personales o económicas, causan nerviosismo y ansiedad en las personas. Por este motivo, saber qué remedios caseros para los nervios existen puede sernos de gran ayuda para paliar esta desagradable sensación.

A medida que vamos adquiriendo mayores responsabilidades, los nervios aumentan. Por eso, muchas personas recurren a fármacos que les ayudan a reducirlos. Pero esta no es la única opción posible.

¿Qué debemos saber de los nervios?

Las consultas de los psicólogos y de los psiquiatras (estos últimos pueden prescribir medicamentos) se llenan cada día de personas que tienen problemas con el estrés y la ansiedad.

El problema viene cuando se consideran estas sensaciones normales debido al exceso de responsabilidades que se tilda de «bueno». A continuación, vamos a ver algunas de las causas que generan estos problemas con los nervios:

  • Estrés: es el “mal moderno” que afecta a millones de personas en todo el mundo. Aparece por las presiones del entorno y propias. Sus síntomas pueden ser insomnio, fatiga crónica, enfermedades como gripe (por depreciación del sistema inmune), morderse las uñas, caída del cabello, falta de apetito, etc.
  • Insomnio: es a la vez una causa y una consecuencia. Al no poder dormir, el cuerpo no rinde igual durante el día y disminuye su nivel de atención. La falta de sueño es un problema particular y que debe ser tratado lo más rápido posible.

Descubre: ¿Sabías que existen diferentes tipos de insomnio?

Tener insomnio

Remedios caseros para los nervios

Estos remedios podrían ser útiles en casos puntuales. Sin embargo, la mayoría no están avalados por la comunidad científica y podrían no funcionar en muchos casos para los nervios. Estos son algunos de ellos:

Alimentos y bebidas «relajantes»

  • Beber zumo de naranja con 2 cucharadas de miel y una nuez moscada.
  • Rallar 2 cebollas y mezclar con 2 tazas de apio picado. Añadir esto a una ensalada.
  • Dejar en remojo 15 almendras en agua toda la noche. Pelarlas a la mañana siguiente y hacer una pasta con una cucharadita de nuez moscada y una pizca de jengibre. Consumir antes de dormir.
  • Tomar lechuga en ensaladas y añadir aceite de oliva en la cena.

Hierbas y plantas

Las siguientes hierbas y plantas pueden funcionar en el tratamiento complementario contra la ansiedad, el estrés y/o la depresión:

  • Ginseng: Aumenta la resistencia contra la fatiga y el estrés.
  • Hierba de San Juan o Hipérico: Estudios publicados sobre el hipérico, o hierba de san Juan, para tratar la depresión demuestran que es tan eficaz como la imipramina y que podría considerarse como tratamiento de primera elección en pacientes con depresión moderada. Consumir una cucharadita de flores machacadas dos veces al día.
  • Valeriana: Gracias a sus efectos sedantes, la valeriana contribuye a relajar el sistema nervioso, a disminuir la actividad cerebral e incluso baja la frecuencia cardíaca. Bebe una infusión de 15 gramos de la raíz de la planta a diario para empezar a ver sus efectos.

Diente de leon

  • Pasionaria (o flor de la pasión): Ejerce una acción sedante y ansiolítica que favorece la conciliación del sueño y prolonga el mismo de forma natural. Bebe dos tazas al día de una infusión hecha con algunas cucharadas de la planta seca y medio litro de agua.
  • Melisa: Se puede utilizar como planta única en casos de trastornos leves del sueño, en insomnio ocasional causado por cansancio o por dispepsias gástricas y biliares, o como planta coadyuvante de las demás para aprovechar el efecto sinérgico. Bebe un té hecho con un puñado de hojas secas y agua hirviendo, tres veces al día.

Lee: Incluye el mindfulness en tu vida diaria

Tratamiento y prevención del nerviosismo

Además de aprovechar las virtudes de los remedios caseros para los nervios, es bueno también realizar actividades relajantes. Por ejemplo, practicar yoga, empezar a hacer deporte, ir a un spa o sacar tiempo de calidad para nosotros.

Muchas veces, el fin de semana lo pasamos igualmente estresados porque no desconectamos. Apaguemos el móvil y realicemos actividades que nos llenen para poder alejar las preocupaciones y disfrutar.

Recuerda la importancia de realizar ejercicio físico de forma regular. Probablemente sea la mejor manera de manejar los nervios y el estrés. Te proponemos el siguiente ejercicio.

En muchas ocasiones, cuando practiquemos meditación o estemos en casa podemos hacer uso de la aromaterapia. El aceite esencial de naranja, por ejemplo, es muy potente. Ponerlo en un difusor o en un quemador de aceites hará que el ambiente nos invite a relajarnos.

Aunque normalicemos los nervios, estos pueden dañar nuestra salud. Con el tiempo, empezaremos a sufrir problemas de estómago, de migrañas y sentiremos que no descansamos durante la noche.

Si tenemos problemas para alejarnos del estrés, lo mejor será acudir a un profesional. Pero, si no lo consideramos necesario, empezar a introducir nuevos hábitos y probar los remedios caseros para los nervios mencionados será algo que puede suponer un gran cambio en tu vida.