Síndrome de las Piernas Inquietas (Movimientos incontrolados)

Ekhiñe Graell 6 enero, 2014
¿Sabes que seguir una rutina a la hora de acostarte y realizar una serie de estiramientos puede ayudarte a acabar con las piernas inquietas? También son muy eficaces las técnicas de relajación

Si estás preocupado/a por la imperiosa necesidad de mover las piernas cuando te acuestes o si tienes un hormigueo desagradable, dolor o picor en las piernas que se mantiene en la noche, es posible que tengas un trastorno del sueño conocido como el Síndrome de Piernas Inquietas (SPI). Afortunadamente, el síndrome de las piernas inquietas puede ser tratado con un tratamiento médico, un estilo de vida saludable y los remedios caseros. Conoce estos 12 remedios caseros para el Síndrome de Piernas Inquietas.

¿Qué es el Síndrome de Piernas Inquietas?

El Síndrome de Piernas Inquietas es un trastorno neurológico reconocido que puede interferir con el reposo o el concilio del sueño. Si tienes el síndrome de piernas inquietas, una noche típica podría ser la siguiente:

Te acuestas en la cama, listo/a para ir a dormir y, al igual que tu cuerpo comienza a relajarse, unas sensaciones molestas en las piernas empiezan a abrumarte. Intentas ignorar el rastreo, hormigueo o picazón en las piernas, con la esperanza de que va a desaparecer, pero se pone peor. Das vueltas en la cama durante un tiempo, pero la necesidad de mover se vuelve mayor. Tienes que salir de la cama para estirarte y caminar para encontrar alivio. Sin embargo, cuando te acuestas de nuevo, las sensaciones de inquietud en tus piernas comienzan otra vez. Tienes el Síndrome de Piernas Inquietas.

SPI

Remedios caseros para el Síndrome de Piernas Inquietas

Levántate y camina

Caminar alrededor puede ser la única cosa que te ayude. Un paseo nocturno por la casa puede calmar tus piernas lo suficiente para mantenerlos así cuando te vas a la cama.

Reduce el consumo de cafeína

cafe3

Echa un vistazo a tu consumo de cafeína. Medicamentos de café, té, chocolate, refrescos, etc. pueden contener cafeína. Intenta reducir tu consumo de alimentos que contengan cafeína y los medicamentos para ver si tu condición mejora. Evita el tabaco, que contiene la nicotina estimulante y el alcohol, que puede tener sus propios efectos perjudiciales sobre el sueño.

Modifica tus medicamentos

Algunos medicamentos de venta libre, como ciertos medicamentos para el resfriado y pastillas para la alergia, contienen estimulantes suaves que pueden fomentar las piernas temblorosas. Pregúntale a tu farmacéutico si los medicamentos que estás tomando contienen estimulantes y si hay alguna alternativa a ellos.

Tómate un baño

baño de pies

Un baño caliente o un masaje antes de acostarte relajan los músculos y por lo tanto pueden ser útiles.

Cambia tu temperatura

A veces un cambio de caliente a frío o frío a caliente puede ayudar. Trata de poner un cojín eléctrico o una compresa caliente sobre tus piernas durante un corto tiempo. Si eso no funciona, coloca una toalla fría sobre las piernas o sumerge los pies en agua fría.

Asegúrate de estar comiendo bien

Hay algunos indicios de que una deficiencia de hierro, ácido fólico o el magnesio puede contribuir al síndrome de las piernas inquietas. Al comer una amplia variedad de alimentos ricos en nutrientes obtienes las vitaminas y minerales que necesitas. Sin embargo, el médico puede recomendar suplementos de estos nutrientes específicos.

Crea un hábito de acostarte

Dormir

Establece una rutina regular que ayudará a que tu mente y cuerpo se calmen y prepararte para la cama. Llegar a la cama aproximadamente a la misma hora cada noche puede ser una excelente idea, teniendo en cuenta que una noche completa de sueño puede ayudar a evitar la fatiga, la cual podría ser un factor que contribuye al síndrome de piernas inquietas.

Ejercita las piernas

El ejercicio moderado ayuda, aunque el ejercicio excesivo puede agravar los síntomas de piernas inquietas. Una caminata diaria a un ritmo moderado es un ejercicio excelente, especialmente para las personas que no han estado muy activas físicamente por un tiempo.

Calma tu estrés

Estres en la mujer

El estrés no puede ser la causa del síndrome de las piernas inquietas, pero puede agravarlo. Trata de eliminar algo de la tensión en tu vida. El ejercicio regular y una cierta forma de técnica de relajación, como el yoga, la meditación, la visualización, o incluso un pasatiempo atractivo, te pueden ayudar a eliminar el estrés.

Estira las piernas

Trata de estirar las pantorrillas, isquiotibiales, glúteos antes de acostarte.

Usa calcetines para dormir

Algunos expertos han encontrado que una gran cantidad de personas que sufren de síndrome de piernas inquietas también parecen tener los pies fríos. Aunque nadie ha estudiado la conexión, no queda demás usar calcetines para dormir.

Te puede gustar