Remedios caseros para evitar la transpiración de los pies

El bicarbonato de sodio puede ayudar a evitar la proliferación de las bacterias causantes del mal olor.

El olor de pies puede deberse a muchas causas. Normalmente, las más comunes son la falta de higiene, la multiplicación bacteriana excesiva, la sudoración, etc.

En cualquier caso, el olor y los pies sudorosos pueden llegar a ser embarazosos. Sin embargo, con la ayuda de algunos remedios caseros, puedes disminuir el hedor con éxito.

Estos son algunos remedios caseros para evitar la transpiración de los pies.

¿Qué causa el mal olor?

La hiperhidrosis o sudoración excesiva afecta a casi el 3% de la población. A su vez, esta disminuye la calidad de vida, perjudicando las relaciones sociales. En casos extremos, puede llegar a ocasionar fobia social.

La causa principal del mal olor es el sudor. En efecto, aunque el sudor no tiene olor, proporciona un ambiente propicio para la multiplicación de bacterias. Por su parte, este crecimiento de bacterias es el responsable del mal olor o bromhidrosis.

Por su parte, las plantas de los pies tienen glándulas sudoríparas que liberan sudor. En este sentido, el uso de zapatos y/o calcetines inadecuados (en especial, de poliéster y nylon) y la ventilación insuficiente agravan esta condición.

Los calcetines absorben el sudor. De hecho, el uso de zapatos sin calcetines aumenta la cantidad de sudor que está en contacto con los pies. Por lo tanto, aumenta la actividad bacteriana que causa el mal olor.

Pero, además, el vello en los pies es también un factor que contribuye al crecimiento bacteriano.

Remedios caseros contra el mal olor de los pies

Tratamiento para pies

 

Los siguientes son algunos remedios caseros contra el mal olor:

Bicarbonato de sodio

Añade un poco de bicarbonato de sodio a un cubo de agua y remoja tus pies en él durante 10 minutos. El bicarbonato de sodio aumenta las propiedades ácidas del pie y disminuye su olor.

Té verde

Primero, hierve agua con 5 bolsitas de té verde durante 15 minutos. Luego, deja que el agua se enfríe un poco y sumerge los pies en ella. Finalmente, sécalos y aplica talco.

Además, te recomendamos que consumas infusiones de este tipo de té ya que los estudios muestran que puede reducir el riesgo de infecciones.

Aceite esencial de árbol de té

Primero, lava bien tus pies y sécalos. A continuación, aplica un poco de aceite esencial de árbol de té.

No apliques el aceite esencial directamente. Mezcla aproximadamente 10 gotas de aceite de árbol de té con 10 ml de aceite de germen de trigo o aceite de almendras.

Prevención del mal olor

Estos son algunos consejos que pueden evitar el mal olor:

  • Asegúrate de lavarte bien los pies todos los días, usando un jabón antibacterial. Frótate una o dos veces a la semana para deshacerte de las células muertas. No olvides la zona entre los dedos.
  • Además, seca los pies inmediatamente después del baño.
  • Cambia los calcetines con regularidad.
  • Evita usar los mismos zapatos dos días seguidos.
  • Deja ventilando los zapatos después de usarlos.
  • Además, puedes espolvorear un poco de talco en los dedos para mantener los pies secos y postergar el crecimiento bacteriano.

Sigue estos consejos y verás cómo disminuye o desaparece el mal olor. Sin embargo, si persiste, es recomendable que consultes con un médico especialista.

  • Callejas, Grimalt, Cladellas. (2009). Actualización en hiperhidrosis. Science Direct. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0001731010000554
  • Soler, Porto. (1997). Experiencia cubana en el estudio y aplicación de medicamentos herbarios. Scielo. http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1028-47961997000100007&lng=es
  • Sakanaka, Juneja, Taniguchi. (2000). Efectos antimicrobianos de los polifenoles del té verde en las bacterias termófilas formadoras de esporas. Science Direct. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1389172300800389.