Remedios caseros para la hinchazón estomacal

Los alimentos que consumimos ya llevan suficiente sal, y más aún los que no son naturales. Debemos optar por no añadirla a nuestras comidas y comprar alimentos bajos en sodio

Te sientes incómodo, de repente tus pantalones te aprietan mucho más que antes o sientes que tu estómago es un globo a punto de estallar. Paseas o tratas de comer menos, pero tu abdomen y estómago siguen igual de hinchados.  ¿Por qué? Porque puede que se encuentren inflamados. Por eso, lo primero que debes hacer es acudir al especialista. No obstante, os ofrecemos algunos remedios caseros para reducir la hinchazón estomacal.

Si eres de comer menos que más o a los pocos bocados te encuentras ya satisfecho, no es normal que luego te sientas muy pesado, como si tuvieras una gran piedra en el estómago.

Las razones de la hinchazón abdominal pueden ser variadas. Desde intolerancia a ciertos alimentos hasta alergias estomacales provocadas por ingredientes que te irritan las mucosas o, en otros casos, por problemas para digerir la comida. Tanto es así que muchos de los que padecen inflamación estomacal son intolerantes a la lactosa.

Además de prestar más atención a lo que comes y cuáles son las consecuencias en tu estómago, puedes combatir esta sensación con remedios caseros y algunos tips naturales. ¡Conozcamos más!

espasmos abdominales

¿Cómo deshinchar el abdomen?

Deja de consumir tanta sal

El sodio es malo para la salud si se consume en cantidades elevadas. La dosis recomendada por día para una persona adulta es de 1500 mg. Sin embargo, el tipo de alimentación que llevamos y la falta de una dieta saludable hace que ese valor llegue incluso a duplicarse.

Entonces, una buena idea es no añadir sal adicional a tus platos. También puedes fijarte detenidamente en las etiquetas de los alimentos y comprar los que contengan menos sodio.

Añade más potasio a tu dieta

Los alimentos con mucho potasio, como la banana o las espinacas, te permiten eliminar el exceso de líquidos retenidos en todo el cuerpo, incluyendo los que se mantienen en el abdomen.

Puedes hacer un delicioso batido mezclando un plátano y una papaya mediana. O también comer una patata asada con cáscara y media taza de espinacas cocidas. Además de nutritivos, ¡son comidas deliciosas!

platano juantiagues

No consumas alcohol

Las bebidas alcohólicas son dañinas para nuestra salud por diferentes razones. Nos deshidratan, irritan y su fermentación en el intestino puede causar gases en el estómago. Y, como consecuencia,  inflamación.

Cocina los vegetales

Comer verduras crudas es más beneficioso para nuestro cuerpo que si están cocidas, debido a que así se conservan todas sus propiedades nutricionales. Pero en el caso de que tengas mucha hinchazón, deberás optar por la segunda alternativa. La comida sin cocción puede causar inflamación porque tarda más en digerirse.

Alimentos que reducen la inflamación estomacal

Antioxidantes

Si comes este tipo de alimento no sólo estarás ayudando a deshinchar tu vientre, sino que permitirás la eliminación de muchas toxinas de tu cuerpo y sangre. En este grupo de antioxidantes se encuentran los arándanos, las manzanas, las cebollas, el apio y el ajo. Consume cuatro porciones de las frutas indicadas y 2 o 3 de estos vegetales.

Fibra

La fibra te ayudará a combatir la inflamación en el estómago. Para ello, no dudes en añadir a tu dieta frutas, verduras, granos enteros, arroz, harina integral y avena. Igualmente ten cuidado con las cantidades, ya que en exceso provoca gases.

Si sufres problemas de estreñemiento, es mejor ir incorporándo la fibra poco a poco en tu dieta, para que el cuerpo vaya acostumbrándose gradualmente y no te inflame.

Arroz-integral

Pocas grasas

Los alimentos bajos en grasas son excelentes para reducir la inflamación estomacal. Porque son mucho más saludables que los ricos y altos en grasas. Cambiar la bollería del desayuno por una taza de cereales y frutas puede ser una gran opción. Igualmente, en lugar de patatas fritas, come zanahoria o apio. Prefiere la carne a la plancha o asada antes que frita o rebozada.

Especias

El comino, el orégano y el hinojo sirven para combatir la hinchazón provocada por gases.

  • El hinojo además es bueno como antiséptico, por lo cuál es excelente para casos de diarrea.
  • El comino tiene propiedades sedantes y diuréticas, siendo aconsejado para la retención de líquidos.
  • El orégano tiene la capacidad de mejorar la digestión y, al ser diurético, también contribuye a manener sanos el hígado y los riñones.

Cominos

Hierbas

Una buena infusión de tilo permite combatir el estrés gracias a sus propiedades calmantes. Otras plantas medicinales también cumplen con este objetivo, reduciendo el apetito y la ansiedad por comer. Esto luego llena el estómago y provoca pesadez. Las hojas de abedul también son muy buenas para eliminar la inflamación, sobre todo si es provocada por el periodo menstrual.

Receta casera para la hinchazón abdominal

Un batido más que eficaz para este problema está compuesto por 4 ingredientes que permiten eliminar el líquido y el gas que provoca inflamación.

  • Yogur: si bien algunas personas son intolerantes a los lácteos, también es cierto que el yogur tiene bacterias “buenas” para eliminar la comida que se fermenta en el intestino.
  • Jengibre: muy efectivo para los casos de indigestión, hinchazón y gases. Esto se debe a que el jengibre es carminativo, siendo además bueno para evitar los calambres.
  • Plátano: rico en potasio, ayuda a eliminar el sodio.
  • Cardamomo: una especia de origen Indio que mejora la digestión.

En el vaso de la licuadora coloca una o dos tazas de yogur desnatado, dos plátanos pelados y en rebanadas, una cucharadita de jengibre rallado y ¼ cucharadita de cardamomo en polvo. Como adicionales, se pueden añadir media taza de leche desnatada, dos cucharadas de miel y media taza de hielo. Licua bien y bebe.

La hinchazón estomacal es un problema muy común en la población. Una de sus causas puede ser una inadecuada alimentación, razón por la que estos tips os pueden ayudar a prevenir su inflamación. Introduciendo nuevos pequeños hábitos alimenticios podéis notar una gran mejoría.