Remedios caseros para la infección urinaria

Yamila Papa · 23 agosto, 2014
El aceite y la leche de coco son unos antibacterianos muy eficaces que nos pueden ayudar a eliminar bacterias, como la E. Coli, que favorece la aparición de infecciones

La infección urinaria es más frecuente en las mujeres adultas que en los hombres, ya que su uretra es más corta. Los síntomas son ardor al orinar, aumento de la frecuencia para ir al baño, sensación de vejiga llena y color turbio de la orina.

A continuación, te explicamos algunos remedios caseros para la infección urinaria. Son muy sencillos y te ayudarán a aliviar las molestias.

Causas y síntomas de la infección urinaria

Hay dos tipo de infección del tracto urinario: en las vías urinarias superiores (afecta riñones y uréteres) y vías urinarias inferiores (afecta uretra y vejiga). Ambas pueden estar causadas por los mismos factores, la diferencia reside en el tiempo que pasa hasta que se tratan.

Algunas de las causas de la infección urinaria son mala higiene, cambios hormonales, estreñimiento, embarazo, diabetes, inflamación de la próstata en hombres, aguantar demasiado las ganas de ir al baño, estar sentado muchas horas sin moverse, bacterias como el Escherichia coli, hongos, virus y parásitos.

Mujer con infección urinaria

Los síntomas característicos de las infecciones urinarias son:

  • Dolor o ardor fuerte al orinar
  • Escalofríos
  • Dolor en la parte baja de la espalda
  • Fiebre
  • Orina con aspecto turbio, espumoso o con olor intenso
  • Impulsos súbitos o frecuentes de orinar
  • Sensación de vejiga llena
  • Micciones con poca cantidad de orina

Remedios populares para la infección urinaria

Hay muchos remedios naturales que pueden ayudarte a tratar este problema. Estos son algunos de ellos:

Arándanos

Arándanos para tratar la infección urinaria

Consume grandes cantidades de zumo de arándanos cada día, para impedir que las bacterias se “peguen” en las paredes del tracto urinario y se elimine más rápido la orina.

Otra opción es hacer un zumo con dos tazas de arándanos frescos, media taza de cerezas sin el cabo y una rebanada de sandía. Coloca todo en la licuadora e integra bien. Bebe inmediatamente, mejor en ayunas, y repite a diario hasta que desaparezca la infección.

Lee también: 5 remedios con arándanos rojos que no conocías

Coco

Ingiere dos cucharadas de aceite de coco virgen y sin refinar por día. También bebe un vaso de agua o leche de coco en ayunas y otro antes de dormir. Sirve para matar la bacteria E. Coli que ya es resistente a los antibióticos.

También puedes beber un vaso de coco verde para limpiar las vías urinarias. Luego pica un diente de ajo y media cebolla y come crudos. Este “combo” es ideal para mejorar la infección.

Remedios con ajo y cebolla

Ajo para tratar la infección urinaria

Pela dos ajos y machácalos. Añade una taza de agua tibia y deja reposar por cinco minutos. Repite este tratamiento tres veces al día hasta que los síntomas desaparezcan. El ajo mata las bacterias del tracto urinario.

En cuanto a la cebolla, pela un entera en cuatro trozos, pon a hervir en medio litro de agua durante 20 minutos. Retira y deja reposar 8 horas (puede ser toda la noche). Cuela y bebe el caldo. La cebolla es diurética y antibacteriana.

Remedios con frutas y verduras

Algunas frutas y verduras también pueden ayudarte a superar esa infección urinaria:

  • Consume un zumo hecho con un plátano y una manzana dos veces al día durante una semana.
  • Come varios trozos de sandía por día, ya que sirve para limpiar y refrescar los riñones. Es una buena medida para prevenir las infecciones urinarias si se es vulnerable a ellas.
  • Licua dos tallos de apio con las hojas incluidas en tres litros de agua. Añade dos rodajas de piña y una taza de té de manzanilla. Mezcla todo y bebe en ayunas.

Te puede interesar: 7 alimentos diuréticos que te conviene añadir en tu dieta

Infusiones y bebidas

Albahaca para la infección urinaria

  • Realiza una infusión con dos cucharadas de albahaca por taza de agua, dejando reposar diez minutos y bebiendo dos veces por día durante 48 horas.
  • En un litro de agua disuelve dos cucharadas de vinagre de manzana y bebe de a pequeños sorbitos durante todo el día. Es perfecto para los que tienen cistitis.
  • Realiza una bebida mezclando 125 ml de agua y ¼ cucharada de bicarbonato de sodio. Bebe dos vasos de agua y luego esta mezcla.
  • Vierte en una taza de agua hirviendo una cucharada de semillas de apio. Tapa y deja refrescar diez minutos. Bebe tres veces al día.
  • Hierve 20 gramos de cebada en un litro de agua y cuando rompe el hervor vierte 20 gramos de enebro, dejando un minuto. Deja reposar tapado quince minutos, cuela y bebe tres tazas diarias.

Otros remedios

Puedes realizar baños de asiento. Para ello, hierve en un litro de agua cuatro cucharadas de tomillo, cuatro de cola de caballo, cuatro de caléndula y cuatro de semillas de lino. Deja diez minutos y retira del fuego. Tapa y espera quince minutos. Cuela y realiza baños de asiento una o dos veces al día. Tiene efectos desinfectantes y calmantes.

También puedes aplicar calor en el vientre bajo con una compresa o botella caliente. Y es bueno tomar un baño de inmersión para aliviar los síntomas y hacer que la sangre circule más por la zona. No se recomienda en las mujeres embarazadas porque puede provocar nacimientos espontáneos.

Conoce diferentes antibióticos para la infección de orina

Recomendaciones sobre la infección urinaria

Mujer con infección urinaria

Además de los remedios que hemos mencionado, en el caso de sufrir una infección urinaria, debes tener en cuenta estos consejos:

  • No postergues la micción, porque esto favorece la acumulación de orina, inflamación, dilatación de vejiga y más espacio para que las bacterias proliferen.
  • Bebe mucho líquido, para poder eliminar las bacterias y para que no se reproduzcan. Dos veces al día es lo recomendado o bien hasta que la orina sea transparente.
  • Consume alimentos con mucha vitamina C como son los cítricos, para acidificar la orina y evitar que crezcan las bacterias.
  • Mantener una buena higiene íntima, sobre todo en el caso de las mujeres, para impedir que las bacterias “vuelvan a ingresar” al cuerpo. Utilizar toallitas sanitarias en lugar de tampones.
  • Evitar las bebidas alcohólicas porque irritan las vías urinarias y empeoran el cuadro cuando hay infección.

En cualquier caso, la recomendación es siempre acudir al médico. Es el especialista quien puede determinar si realmente hay una infección urinaria y, en caso necesario, recomendar un tratamiento adecuado.