Remedios caseros para la laberintitis

La laberintitis puede aparecer a raíz de un resfriado o gripe y suele cursar con mareos, vértigos y zumbidos en los oídos, o incluso puede conllevar la pérdida de audición

La laberintitis es una inflamación del laberinto en el oído interno que causa problemas de equilibrio y de audición. Esta enfermedad puede producirse por varias causas, entre las que cabe mencionar infecciones virales o bacterianas, reacciones medicamentosas y problemas cerebrales.

Por lo general, la laberintitis afecta a personas de 40-50 años de edad debido a alteraciones en el metabolismo. Los síntomas más comunes de la enfermedad son malestar, vértigo, mareos, desequilibrio, náuseas, movimientos involuntarios de los ojos y zumbidos de oídos.

¿Quieres saber más? Lee: Neuritis vestibular: remedios naturales para combatirla

Consejos prácticos para la laberintitis

A continuación te damos unos consejos muy fáciles de alimentación y ejercicios físicos que te ayudarán en el tratamiento de la laberintitis:

  • Evita el consumo de alcohol;
  • Deja el tabaco. La nicotina es tóxica para el laberinto del oído interno;
  • Reduce el consumo de sal ya que puede causar un aumento en la presión de los vasos sanguíneos y problemas de irrigación del laberinto. La sal se sustituye con especias, cebolleta, perejil, etc.;
  • Aumenta la cantidad de agua ingerida al día;
  • Come alimentos saludables cada tres horas;
  • Las frutas como postre deben ser costumbre. Manzana, pera y piña son las más recomendables;
  • Come más legumbres y verduras;
  • Evita el consumo de azúcar refinado, por tanto opta por endulzantes y suplementos dietéticos;
  • Evita consumir zumos envasados, café y mate. Toma más té de fruta;
  • Realiza caminatas diarias;
  • Anda en línea recta sin mirar por todos lados. Esto ayudará a mantener el equilibrio;
  • Evita preocupaciones innecesarias. El estrés empeora los síntomas;
  • Haz masajes con aceite de menta en la nuca.

Recetas caseras para hacer frente a la laberintitis

Una infusión preparada a base de algunos tipos de es el mejor remedio que uno puede hacer en casa. Para eso solo necesitas una cucharadita de té de yerba mate, una de té de romero y tres clavos de olor. Hay que poner los ingredientes en el agua hirviendo, mezclar y tapar el bol. ¡Y en unos 30 minutos la infusión está preparada!

Otro té que te ayudará a luchar contra la enfermedad es el Ginkgo Biloba que contiene sustancias vasodilatadoras. Para hacer la infusión mezcla 30 gramos de polvo de Ginkgo Biloba y una hoja de este maravilloso árbol en medio litro de agua. Toma este té tres veces al día.

Además te puede interesar: 6 remedios herbales que te ayudan a frenar las náuseas

te para laberintitis

Té de vinagre es otra infusión que te ayudará mucho en el tratamiento de la laberintitis. Para prepararla hay que poner en un bol con 5 litros de agua 1 kilo de manzana cortada en trozos y echar allí 2 tazas de azúcar. Finalmente, es necesario tapar el bol con un paño seco y esperar unos 15-20 días hasta que termine la fermentación. Para poder consumirlo tienes que mezclar una cucharada de este vinagre con una de té con miel. Es recomendable tomar esta infusión tres veces al día.

  • Castro Vilas, C., et al. "Tratamiento de los síndromes vertiginosos." Farmacología aplicada en Otorrinolaringología (2011): 15-18.
  • Leyva, Rosa María Pecina. "Aplicación del proceso enfermero desde la perspectiva Healing Touch en un paciente con laberintitis." Revista de Enfermería Neurológica 10.3 (2011): 149-152.
  • Oliveira, Castro. "Laberintitis en una histérica." Archivos de Oftalmología Hispano-Americanos 28.326 (1928): 99.