Remedios caseros para la onicomicosis (manos y pies)

Evita frecuentar lugares húmedos y potencialmente peligrosos, como las duchas de los gimnasios y procura no compartir calzado para minimizar el riesgo de infecciones

La onicomicosis es la infección de las uñas de las manos o los pies por hongos. Los hongos son microorganismos que en este caso en especial pueden afectar a las uñas de los pies o de las manos. Principalmente atacan a las uñas de los pies, puesto que en esa zona encuentran situaciones más agradables para su reproducción.

Los pies suelen estar cubiertos, y son más propensos a mantener el calor y la humedad, algo ideal para estos invasores. Si además sufres de exceso de sudoración en los pies, los cuidados deberían ser mayores.

La infección causada por hongos no se caracteriza precisamente por producir dolor, lo que usualmente impulsa a las personas a la consulta médica. Esta afección primordialmente presenta molestias como picazón, enrojecimiento, descamación a nivel de la piel en cualquier zona del cuerpo.

Y, refiriéndonos específicamente a las uñas, la llamada de atención serían los cambios en ellas, se tornan de un color más oscuro, se vuelven más gruesas, se despegan de la piel, se encuentran más frágiles y presentan olor desagradable.

Es bueno que sepas que para personas que padecen alguna enfermedad que debilita su sistema inmune una infección por hongos resulta bastante peligrosa. En cambio, si tu sistema inmunológico es resistente el problema no sería grave, pero si muy molesto.

Siempre es recomendable tratar cualquier tipo de enfermedad en sus inicios aunque no presente mayores riesgos, pues, si dejas pasar el tiempo, cada vez será más difícil erradicar el problema, los tratamientos serán más largos y por ende más costosos.

Si los hongos en tus uñas, ya sea en manos o pies llevan su tiempo, y los daños son importantes la mejor opción es la consulta con un especialista.

En este artículo les recomendaremos remedios caseros, que ayudarán en el tratamiento de casos iniciales.

Prevención…

hongos en los pies

La prevención en este caso sería la mejor de las opciones. Debes ser muy cuidadoso en cuanto a tu cuidado personal. Recuerda que las cosas que más agradan a estos microorganismos son la oscuridad, el calor y la humedad.

Entonces no les brindes el ambiente propicio para invadirte. Mantiene una correcta higiene de las uñas de tus manos y pies.

Realiza limpiezas periódicas, sin olvidar el correcto secado, para ello incluso puedes utilizar un secador de pelo, limpia correctamente debajo de las uñas, pero sin generar heridas, si lo haces los hongos también podrán aprovechar e ingresar a través de esa lesión. No compartas utensilios de aseo personal, tampoco zapatos, medias, etc.

El tratamiento médico para los hongos de las uñas puede ir desde aplicaciones tópicas, medicamentos vía oral, y en casos más graves extirpación de la uña afectada.

A continuación les dejamos remedios caseros que ayudarán en la lucha contra la onicomicosis.

1. Vinagre

Preparar tu propio vinagre de manzana

Sumerge tus pies durante 20 minutos en un litro de agua tibia más una taza de vinagre de manzana. Luego retira tus pies del agua y sécalos minuciosamente.

Ver también: https://mejorconsalud.com/el-mejor-remedio-para-los-callos-de-los-pies-cebolla-y-vinagre-blanco/

2. Bicarbonato de sodio

Elabora una pasta con bicarbonato y agua tibia. Puedes colocarla por las zonas afectadas, déjala actuar por varios minutos. Enjuaga y seca correctamente.

3. Cebolla

La cebolla

Puedes licuar una cebolla. Por medio de un algodón coloca el jugo en la uña o las uñas atacadas. Deja actuar como media hora, para luego enjuagar y secar.

Ver también: https://mejorconsalud.com/como-eliminar-los-callos-de-manos-y-pies-de-manera-natural/

4. Aceite de orégano

Aceite de orégano

Realiza la mezcla de dos gotas de aceite de orégano más una cucharada de aceite de oliva. Aplica directamente en tus uñas afectadas.

Estos remedios caseros pueden ser utilizados durante un par de semanas, siempre y cuando no produzcan reacciones desfavorables. Si los síntomas persisten, consulta con tu médico.

  • Carrillo, L. (2003). Hongos. In Microbiología Agricola. https://doi.org/10.1007/sl0551-008-9963-l.

  • Berenguer, J. (2000). Hongos. Book.

  • Carrillo, L. (2003). 4. Estructuras de los hongos 4.1. Microbiología Agrícola. https://doi.org/http://dx.doi.org/10.1016/j.atmosenv.2013.04.079.