Remedios caseros para la osteoporosis

¿Sabías que el plátano, al ser rico en potasio, te ayuda a fortalecer los huesos? El salmón y las sardinas, por su parte, son ricos en vitamina D y calcio.

La mejor manera de luchar contra la osteoporosis es fortalecer los huesos, no importa cuál sea tu edad.

Te presentamos algunos consejos sobre la manera de hacerlo.

Es más, la mayoría de estos remedios caseros para la osteoporosis contribuyen a mejorar tu salud en general, por lo que…

¿A qué esperas para comenzar?

Combate la osteoporosis

Haz ejercicio regularmente

ejercicios para combatir la osteoporosis

El ejercicio es una de las cosas más importantes que puedes hacer para luchar contra la osteoporosis.

Obligar a un hueso a soportar una carga de trabajo o en contra de una fuerza de oposición (como la gravedad) impulsa al cuerpo a producir más células de hueso, aumentando la masa del hueso y haciéndolo más fuerte.

Uno puede ver los resultados en cuanto al fortalecimiento de los huesos en los brazos oscilantes desarrollados significativamente de muchos profesionales del tenis.

Ejercicios de soporte de peso, como caminar, trotar, bailar y ejercicios aeróbicos, hacen que los huesos trabajen contra la fuerza de la gravedad.

Controla tu alimentación

alimentación par la osteoporosis

  • La mantequilla de maní. El magnesio es un componente vital para el fortalecimiento, la preservación y reconstrucción de huesos. Puedes obtener 50 mg de magnesio por el consumo de 2 cucharadas de mantequilla de maní.
  • Vinagre. Un chorrito de vinagre cuando estés cocinando ayudará a sacar el calcio de los huesos. Se hace lo mismo para ensaladas verdes, por lo que deberías hacer del vinagre el nuevo aderezo favorito.
  • Manzanas. El boro es un mineral que ayuda al cuerpo a mantener el calcio, el bloque de construcción de los huesos. Incluso actúa como un reemplazo de estrógeno leve y la pérdida de estrógenos es fundamental en la pérdida de hueso a una alta velocidad.
  • Plátano. Comer un plátano al día ayuda a construir los huesos. Los estudios han encontrado que las mujeres con dietas ricas en potasio también tienen huesos más fuertes en sus espinas y las caderas.
  • Brócoli. Come 1/2 taza de brócoli para conseguir tu dosis diaria de vitamina K.
  • Verduras de hoja verde. La lechuga romana, la espinaca, la col rizada y la col son buenas opciones.
  • Margarina. Unta una cucharada de margarina baja en grasas en tu pan tostado para consumir una dosis de vitamina D. La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio, un ingrediente necesario para la salud ósea.

Lee más sobre: 4 síntomas de que no consumes suficiente vitamina K

alimentación saludable

Y además…

  • Leche. Cuando se trata de huesos fuertes, consumir suficiente calcio es imprescindible. Una taza de leche puede proporcionar 300 mg de los 1.000 o 1.200 mg de calcio que se recomienda consumir cada día.
  • Jugo de naranja. Tomar un vaso de jugo te ayuda a obtener tu vitamina C necesaria para los procesos corporales que reconstruyen los huesos.
  • Jugo de piña. Bebe una taza de jugo de piña y le darás a tu cuerpo un poco de manganeso. Otras fuentes de manganeso son harina de avena, nueces, frijoles, cereales, espinacas y té.
  • Salmón y las sardinas. Ambos deliciosos pescados son ricos en calcio y el salmón es también una buena fuente de vitamina D.
  • Tofu. La soja está mostrando ser la promesa como una potencial fortalecedora ósea. La soja contiene proteínas que actúan como un estrógeno débil en el cuerpo. Estos fitoestrógenos, o estrógenos basados en plantas, pueden ayudar a las mujeres a recuperar la fuerza del hueso.
  • Yogur. El yogur contiene poca lactosa, por lo que incluso muchas personas que son intolerantes a la lactosa pueden comer y obtener los beneficios de este producto lácteo con alto contenido en calcio. Puedes comerlo con fruta fresca o sustituirlo por crema agria en las distintas recetas.