Remedios caseros para las ampollas

Afortunadamente, existen varios ingredientes naturales con los que podemos deshacernos de las dolorosas ampollas. Uno de ellos es el gel de aloe vera puro, que es muy hidratante, alivia el enrojecimiento y la hinchazón de la ampolla y mantiene la piel húmeda.

Las ampollas aparecen en el momento menos oportuno y siempre en un lugar especialmente doloroso. Todos las hemos sufrido, pero hay infinidad de conceptos y soluciones ineficientes circulando. Por eso, te presentamos los mejores remedios caseros para las ampollas.

Es importante conocer bien qué podemos hacer con estas molestias para que no afecten nuestra rutina de cada día. ¿Te interesa saber cómo puedes actuar ante la aparición de las ampollas en la piel? Te invitamos a continuar leyendo; así sabrás qué hacer al enfrentarte a este problema.

¿Qué son y cómo se forman las ampollas?

Las ampollas se forman cuando la piel roza otras superficies o más piel de una forma excesiva. Cuando esto ocurre, se acumula un líquido en una especie de bolsillo entre las capas de la piel.

A veces, un pequeño vaso sanguíneo que se encuentra en el área se daña y el líquido de la ampolla se tiñe de sangre. Este tipo de ampollas se encuentran generalmente en las manos y los pies, aunque pueden ocurrir también en otros lugares.

Las ampollas pueden ser causadas por diferentes factores:

  • La fricción de la piel.
  • El contacto con productos químicos.
  • Calor: Por ejemplo, las quemaduras de sol o quemaduras normales.
  • Condiciones médicas, como la varicela.

Es fundamental conocer que la mayoría de las ampollas se curan naturalmente pasados entre tres y siete días y no requieren de atención médica. No obstante, si las molestias son demasiado intensas o estas se prolongan más allá de este período, es aconsejable la consulta con un profesional.

La caléndula es uno de los más populares remedios caseros para las ampollas.

Te puede interesar: 5 soluciones para eliminar las verrugas de los dedos

¿Qué debemos hacer con las ampollas?

Lo más importante es resistir la tentación y no reventar la ampolla. Hacerlo podría dar lugar a una infección o retrasar más el proceso de curación. Si tienes una ampolla grande o dolorosa, tu médico puede decidir descomprimirla en condiciones estériles y con los recaudos apropiados.

Si tu ampolla se reventó por sí sola, no retires la piel muerta en la parte superior de esta. Deja que el líquido que está en su interior drene y cubre la zona con un apósito estéril seco para protegerlo de una posible infección hasta que se cure. Es básico mantener la zona limpia y cambiar el vendaje al menos una vez al día.

Remedios caseros para las ampollas

Existen remedios naturales que nos pueden ayudar bastante y acortar el proceso de curación de las molestas ampollas. A continuación, exponemos algunos:

Caléndula

Es muy útil aplicar pomada de caléndula o un producto a base de esta planta, que se utiliza tradicionalmente como cicatrizante y calmante. Para mantener el ungüento limpio, cúbrelo con una venda adhesiva o una gasa. Por la noche, quita el vendaje para que el área con ampollas esté expuesta al aire.

Aloe vera 

Es un antinflamatorio natural, lo que significa que ayuda a aliviar el enrojecimiento y la hinchazón de la ampolla. Además, es muy hidratante y, al mantener la piel húmeda, ayuda a sanar más rápido.

Asegúrate de usar el gel puro de la planta; algunos productos procesados contienen otros ingredientes, como el alcohol, que tienen un efecto de secado que no resulta productivo en una ampolla.

ampollas en los pies

Vinagre de manzana

Tiene propiedades antibacterianas, por lo que podría ayudar a prevenir la infección una vez que la ampolla aparece. Sin embargo, el problema es que es muy probable que pique, así que si usas vinagre de manzana, hazlo en cantidades moderadas y aplícalo con suavidad.

Aceite del árbol de té

Este aceite contiene algunas propiedades antibacterianas y es, además, un astringente natural que ayuda a secar las ampollas. Para la mayoría de la gente no da ningún problema, pero a algunos podría irritarles la piel, ten precaución al aplicarlo y comienza con una cantidad reducida.

Lee también: 8 cosas que tus dedos reflejan sobre tu salud

¿Cuándo debemos ir al médico?

Las ampollas no son un problema grave, pero no hay que dudar en acudir al médico si:

  • La ampolla se infecta.
  • Son muy dolorosas.
  • Vuelven a salir una otra vez.

Es muy importante prevenir un problema mayor y evitar que se agrave con una infección que puede resultar peligrosa para la salud. Como ves, la naturaleza siempre tiene remedios para brindarnos; el caso de las ampollas no es la excepción. La próxima vez que tú o algún miembro de tu familia sufran de ampollas en la piel, no olvides recurrir a estos consejos.