Remedios caseros para las picaduras de pulgas - Mejor con Salud

Remedios caseros para las picaduras de pulgas

Si tenemos en casa un perro o un gato (o varios) quizás hayamos sufrido más de una vez alguna picadura, sobre todo en las piernas. Para evitar este problema tan irritante, no dudes en leer el siguiente artículo, donde hallarás los mejores remedios caseros para las picaduras de pulgas.

¿Cómo son las pulgas?

Antes de aprender de qué manera tratar las picaduras de estos parásitos que habitan en los animales domésticos, es bueno que conozcamos algunas de sus características. Se trata de un insecto muy pequeño, de como máximo 3,5 mm, muy saltarín (hasta 33 cm de manera horizontal y 18 cm vertical) y difícil de atrapar. Se alimenta de la sangre de los mamíferos, sobre todo animales como el gato o el perro. Algunas personas son más propensas a sufrir picaduras de pulgas. Hay varias explicaciones al respecto, como ser el tipo de sangre, el olor corporal, etc.

Las pulgas tienen un cuerpo resistente, por lo cuál sobreviven a las uñas de los animales y además, se alojan en sitios donde no pueden ser alcanzadas, como ser detrás de las orejas o en la cabeza. En las personas, suelen picarlas en las piernas o pies, los sitios más cercanos al suelo.

Picaduras de pulgas, prevención
Cuando pican a un ser humano, suele provocar inflamación en la piel, la cuál se empeora si nos rascamos continuamente o no mantenemos higienizada. El primer paso ante una picadura es lavar bien la zona con agua y jabón neutro. Luego secar con una tela que no desprenda partículas. Si no podemos evitar la tentación de rascarnos, aplicar una gasa o un apósito, el cuál se debe quitar varias veces al día. No te rasques en la roncha ni en los alrededores, porque el contacto de las uñas con la piel irritada puede empeorar el cuadro.

Remedios naturales para las picaduras de pulgas

Las siguientes recetas te ayudarán a reducir la picazón producida por una picadura de pulga y evitarán que te rasques y te infectes la zona.

Aloe vera

El aloe vera es un antiséptico muy potente, así como también un cicatrizante y calmante de maravillas. Corta un tallo o penca de aloe vera de manera horizontal y coloca la parte del gel para que tome contacto con la roncha. Sostén con una gasa o cinta durante varios minutos, en lo posible hasta que la piel absorba todo el líquido. Experimentarás una calma instantánea.

El té común que usas en tus infusiones te puede ayudar en las picaduras de pulgas. Puedes usar otros tipos, como el negro, el verde, el de lavanda o el de manzanilla. Simplemente tienes que preparar la infusión como si la fueras a beber, pero en vez de ello, dejarla enfriar y luego aplicar con una gasa o paño sobre la roncha. Si es en saquito, puedes dejarlo directamente en la piel.

té verde  Daniel Friedle

Plantas medicinales

Si tienes en casa una planta de albahaca o de caléndula, no dudes en usarla para curar la inflamación producida por la picadura de una pulga. Para ello, tienes que machacar unas hojas frescas con un poco de agua o aceite esencial y aplicar en forma de cataplasma.

Avena

Muchas son las propiedades de la avena para tu piel y sobre todo, la puedes usar en el caso de que te haya picado una pulga. ¿Cómo? Pues tomando un baño tibio de avena. Coloca agua tibia en un recipiente o llena la tina y luego esparce algunas cucharadas de avena. Sumerge el área afectada y deja unos minutos. Esta mezcla ayudará a secar la piel y evitar que te pique.

Coco

Necesitarás un coco partido por la mitad. Quita la pulpa y colócala en la licuadora. Utiliza esa crema para aplicar directamente en las picaduras. Frota un poco y luego envuelve con una toalla o un lienzo, durante una hora. Luego, enjuaga con agua templada. Repite dos veces al día hasta que la hinchazón desaparezca (no tardará más de dos días).

Bicarbonato de sodio

Coloca una cucharada de bicarbonato de sodio y unas gotas de agua en un recipiente. Mezcla bien hasta obtener una pasta. Aplica en la piel donde te ha picado la pulga y deja que actúe durante 15 minutos antes de enjuagar. Aliviará inmediatamente la sensación de picazón.

bicarbonato1

Vinagre de manzana

Otro de los remedios caseros para las picaduras de pulgas es el vinagre de manzana. Mezcla en un vaso una parte de vinagre con dos de agua y guarda en la nevera. Deja pasar dos horas y embebe una gasa en el líquido. Echa algunas gotas sobre la picadura. Deja que se seque solo.

Cáscara de limón

En un cazo coloca una taza de agua y la cáscara de un limón, pon a hervir por cinco minutos. Retira del fuego y deja reposar hasta que se enfríe. Luego aplica con un algodón o gasa en la picadura. Aliviará la sensación de picazón en seguida.

Miel

La miel es antiséptica y muy nutritiva para la piel. Puedes aplicar un poco de miel en donde te picó la pulga, dejando que actúe unos minutos antes de lavar con agua tibia. Otra opción es mezclar cuatro cucharadas de miel con dos de zumo de limón, calentar en un cazo y dejar enfriar hasta que esté a temperatura ambiente. Aplica el ungüento sobre la picadura, sostén con una gasa y deja una hora.

Si quieres evitar que te piquen las pulgas, no dudes en comer más ajo crudo o hacer un spray de aroma cítrico (por ejemplo con el zumo de limón en un pulverizador). Y sobre todo, mantén a tus mascotas limpias y libres de esos insectos que chupan su sangre.