Remedios caseros para los forúnculos

Aydee Castaño 1 agosto, 2014
Es muy importante extremar la higiene y aplicar alcohol o yodo varias veces al día. Bajo ningún concepto se debe apretar el forúnculo para no extender la infección

Un forúnculo es un problema de la piel que tiene lugar cuando se infectarse un folículo piloso, estas lesiones no son graves, pero sí son bastante dolorosas, ya que se presentan con una fuerte irritación alrededor de la parte afectada.

Estas lesiones son muy comunes y se pueden presentar en cualquier parte del cuerpo, pero los sitios más afectados por estos dolorosos granos son las axilas, los glúteos, los hombros, la ingle y la entrepierna.

¿Por qué se forman los forúnculos?

Estas lesiones se presentan como unos insignificantes puntos rojos, con algún grado de dolor. No obstante, a medida que transcurren las horas, el dolor se puede intensificar de una manera importante y el grano adquiere un gran tamaño, debido a la inflamación.

Los forúnculos son producto de una infección bacteriana (especialmente por Staphylococcus aureus), aunque esta no es la única causa para que se forme un forúnculo, pues este se puede formar por otros motivos, por ejemplo:

  • Intoxicación de la sangre.
  • Diabetes.
  • Mala higiene.
  • Mala alimentación.

Remedios naturales para tratar los forúnculos

  • Colocar en la parte afectada un trozo de la membrana que se encuentra en la cáscara del huevo.
  • Hacer un cataplasma con zanahoria cruda, rallada y mezclada con un poco de germen de trigo. Colocar directamente en el forúnculo y cubrir con un paño limpio.
  • Colocar compresas de agua caliente con la ayuda de un paño limpio. Este procedimiento se debe realizar por lo menos tres veces al día; cuando el forúnculo reviente, se debe seguir el tratamiento para que pueda eliminarse todo el contenido del grano.
  • Mezclar una cucharada de miel, una de levadura de cerveza y una de harina de trigo. Se revuelve hasta formar una crema suave que se aplica directamente sobre la parte afectada. Se coloca un paño y se deja actuar durante toda la noche.
  • ¿Este problema se presenta con frecuencia? Si es así, se recomienda tomar el cocimiento de ochenta gramos de ortiga en un litro de agua, en tres tomas diarias, para depurar el organismo y limpiar la sangre.

Descubre: Antibióticos naturales para combatir infecciones leves

Recomendaciones adicionales

¡El forúnculo no se debe apretar!

Un forúnculo es una lesión delicada y no se debe ejercer presión sobre él, pues al hacerlo puede ser peligroso, porque las bacterias pueden pasar al torrente sanguíneo e invadir otras partes del organismo (sepsis). Cuando estos se producen en los labios o la nariz, puede ser un riesgo muy grande apretarlos, pues la infección puede llegar al cerebro (meningitis).

La parte afectada debe permanecer muy limpia

Es de vital importancia mantener toda la parte que rodea el forúnculo muy limpia, por ello puedes hacerlo con un paño o algodón y alcohol o tintura de yodo; es necesario limpiar esta parte y los alrededores de tres a cuatro veces al día. El baño debe ser en la ducha, no en la bañera, ya que de esta manera se puede extender la infección con facilidad a otras partes del cuerpo o infectar a otras personas.

¿Cómo tratar los granos ciegos?

Cuando se limpia un forúnculo es importante utilizar guantes adecuados, pero aunque se utilicen o no los guantes, es necesario lavar muy bien las manos antes de preparar alimentos, para evitar intoxicaciones y contagios.

Quizá te interese: Combate los síntomas de la septicemia con estas plantas medicinales

Señales de alerta para acudir al médico

Si estás tratando un forúnculo y aparecen los siguientes síntomas debes acudir de inmediato a una consulta médica, ya que es señal clara de que la infección se está extendiendo:

  • Al rededor del forúnculo se puede notar un área bastante enrojecida.
  • Los ganglios linfáticos que se encuentran cerca del forúnculo presentan algún grado de dolor.
  • Si de un lugar alrededor del forúnculo sale una linea roja que se extiende fuera del área.

Tener un forúnculo no es un problema grave, pero hay que tener algunos cuidados especiales para que esta condición no se extienda y se transforme en una infección que requiera de otros procedimientos más especializados.

Te puede gustar