Remedios caseros para los forúnculos

13 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
Es muy importante extremar la higiene y aplicar ciertos cuidados en casa. Bajo ningún concepto se debe apretar el forúnculo para no extender la infección. Descubre más al respecto.
 

Los forúnculos son un problema de la piel que tiene lugar cuando se infecta un folículo piloso. Estas lesiones no son graves, pero sí resultan dolorosas, ya que se presentan con una fuerte irritación alrededor de la parte afectada.

En muchos casos se drenan solos y no ocasionan complicación alguna. Sin embargo, otras veces aumentan de tamaño y presentan características que deben ser atendidas por un profesional sanitario. De igual forma, es necesaria la atención cuando se dan de forma recurrente.

Aunque no suelen ser graves, ciertos casos son la señal de afecciones que debilitan el sistema inmunitario. Además, puede ser necesario el uso de antibióticos sistémicos y drenaje quirúrgico. 

¿Por qué se forman los forúnculos?

Estas lesiones se presentan como unos insignificantes puntos rojos, con algún grado de dolor. No obstante, a medida que transcurren las horas, el dolor se puede intensificar de una manera importante y el grano adquiere un gran tamaño, debido a la inflamación.

De acuerdo con información publicada en Clínica Mayo, los forúnculos son producto de una infección bacteriana, especialmente por Staphylococcus aureus.  Sin embargo, hay otros factores que predisponen a padecerlos. Esto incluye:

 
  • Contacto cercano con una persona que tiene una infección por estafilococos.
  • Diabetes.
  • Otras afecciones de la piel, como acné y eczema.
  • Tener el sistema inmunitario comprometido.

Quizá te interese: Combate los síntomas de la septicemia con estas plantas medicinales

Tratamiento médico para los forúnculos

Antes de conocer algunos de los remedios naturales para el tratamiento de los forúculos es importante mencionar de manera especial el tratamiento médico. Este último debe ser la primera opción para tratar este tipo de problemas, sobre todo si el dermatólogo o médico lo ha indicado.

De acuerdo con la revista médica Clinical, Cosmetic and Investigational Dermatologyla incisión y el drenaje simples pueden ser medidas suficientes contra los forúnculos agrandados. Sin embargo, muchos casos requieren terapia antibiótica sistémica, la cual puede incluir fármacos como: 

  • Clindamicina
  • Trimetoprima-sulfametoxazol
  • Tetraciclina (doxiciclina o minociclina)
  • Linezolid

Asimismo, esta misma publicación recuerda la importancia de aplicar algunos cuidados en casa como parte del manejo de este problema. Las medidas incluyen:

  • Reforzar la higiene personal
  • Atender de forma adecuada las heridas con infecciones de piel o tejidos blandos
  • Cubrir las heridas con vendajes limpios y secos y hacer baños y lavados regulares de manos con agua y jabón
  • Limpiar con un gel para manos a base de alcohol, sobre todo después de tocar la piel infectada o un elemento que ha contactado directamente a un herida de drenaje
 
  • Evitar reciclar o compartir artículos personales como máquinas de afeitar y depiladoras desechables o eléctricas, ropa de cama y toallas que se hayan usado en la piel infectada.

Remedios naturales para tratar los forúnculos

Las propiedades medicinales de algunos ingredientes de origen natural pueden ser útiles como complemento del tratamiento de los forúnculos. Aunque no hay evidencias sobre sus efectos contra esta afección en especial, sí hay algunos informes que respaldan, por ejemplo, sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. ¡Descúbrelos!

Compresas tibias

Compresas de agua para los forúnculos

Como lo recopila una publicación en National Center for Biotechnology Informationla aplicación de compresas tibias sobre el forúnculo inflamado puede ser útil para ayudar a su eliminación. Su objetivo es acelerar el desarrollo del absceso para que se drene y sane por sí solo. 

¿Qué debes hacer?

  • Tan solo aplica la compresa tibia en la zona afectada, durante 20 minutos.
  • Repite el tratamiento 3 o 4 veces al día, hasta que la lesión desaparezca.

Aceite esencial de árbol de té

No existen evidencias que demuestren que el aceite de árbol de té alivia los forúnculos. Sin embargo, como lo demuestra un estudio publicado en International Journal of Dermatology, este producto es bastante útil en dermatología, especialmente por sus propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas.

 

¿Qué debes hacer?

  • Combina de 3 a 5 gotas de aceite de árbol de té con un aceite portador como de coco u oliva.
  • Luego, ponlo en un bastoncillo de algodón y aplícalo en la zona afectada, 2 o 3 veces al día.
  • Evita usarlo sin diluir, ya que puede ser irritante.

Descubre: Antibióticos naturales para combatir infecciones leves

Polvo de cúrcuma

Aunque las evidencias aún son limitadas, hay hallazgos que respaldan los beneficios de la cúrcuma sobre la salud de la piel. Una investigación publicada en Phytotherapy Research destaca su capacidad para ayudar a tratar infecciones cutáneas y enfermedades como acné, dermatitis y psoriasis.

Por otro lado, un estudio en la revista científica BioMed Research International, reúne importantes hallazgos sobre sus propiedades antibacterianas, antivirales y antifúngicas.

¿Qué debes hacer?

  • Humedece el polvo de cúrcuma con un poco de agua tibia y frota la pasta sobre el área afectada.
  • Déjala actuar 15 minutos y enjuaga.
  • Repite su uso 2 veces al día hasta notar una mejoría.

¿Cuándo acudir al médico?

Si estás tratando un forúnculo y aparecen los siguientes síntomas, debes acudir de inmediato a una consulta médica, ya que es señal clara de que la infección se está extendiendo:

  • Al rededor del forúnculo se puede notar un área bastante enrojecida.
  • Los ganglios linfáticos que se encuentran cerca del forúnculo presentan algún grado de dolor.
  • Si de un lugar alrededor del forúnculo sale una linea roja que se extiende fuera del área.
 

Tener un forúnculo no es un problema grave, pero hay que tener algunos cuidados especiales para que esta condición no se extienda y se transforme en una infección que requiera de otros procedimientos más especializados.

  • InformedHealth.org [Internet]. Cologne, Germany: Institute for Quality and Efficiency in Health Care (IQWiG); 2006-. Boils and carbuncles: How are boils treated? 2018 Jun 14. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK513136/
  • Stevens, D. L., Bisno, A. L., Chambers, H. F., Dellinger, E. P., Goldstein, E. J. C., Gorbach, S. L., … Wade, J. C. (2014). 2014 IDSA Practice guidelines for the diagnosis and management of skin and soft tissue infections. Clinical Infectious Diseases41, 1373–1406. https://doi.org/10.1093/cid/ciu296
  • Stevens, DL, Bisno, AL, Chambers, HF, Everett, ED, Dellinger, P., Goldstein, EJC, ... Wade, JC (2005). Pautas de práctica para el diagnóstico y manejo de infecciones de piel y tejidos blandos. Enfermedades infecciosas clínicas , 41 (10), 1373–1406. https://doi.org/10.1086/497143
  • Ibler KS, Kromann CB. Recurrent furunculosis - challenges and management: a review. Clin Cosmet Investig Dermatol. 2014;7:59–64. Published 2014 Feb 18. doi:10.2147/CCID.S35302
  • Carson CF, Hammer KA, Riley TV. Melaleuca alternifolia (Tea Tree) oil: a review of antimicrobial and other medicinal properties. Clin Microbiol Rev. 2006;19(1):50–62. doi:10.1128/CMR.19.1.50-62.2006
  • Pazyar, N., Yaghoobi, R., Bagherani, N., & Kazerouni, A. (2013, July). A review of applications of tea tree oil in dermatology. International Journal of Dermatology. https://doi.org/10.1111/j.1365-4632.2012.05654.x
  • Vaughn, A. R., Branum, A., & Sivamani, R. K. (2016, August 1). Effects of Turmeric (Curcuma longa) on Skin Health: A Systematic Review of the Clinical Evidence. Phytotherapy Research. John Wiley and Sons Ltd. https://doi.org/10.1002/ptr.5640