Remedios caseros para los ojos enrojecidos

Para evitar la irritación en los ojos es muy importante que nos acordemos de parpadear con frecuencia, sobre todo cuando estamos delante de la computadora, y que descansemos la vista

Ya sea por estar todo el día frente al ordenador o el televisor, o bien por la contaminación ambiental, cada vez son más las personas que padecen de enrojecimiento ocular. Más allá de la prevención que se pueda llevar a cabo, también es bueno conocer algunos remedios caseros para los ojos rojos.

¿Por qué se enrojece la vista?

Son varias las razones, sin embargo, las principales serían:

Infección: además de generar irritación, si no se trata a tiempo puede traer como consecuencia la conjuntivitis. Se contagia a través de agentes externos como el ambiente. Por ello, es vital, usar gafas de sol para evitar el polen de las flores, las pelusas de los árboles o las partículas de polvo de la calle.

Falta de sueño: también crea ojeras y bolsas, para nada bonitas. Respetar las horas para dormir, porque el cuerpo necesita del descanso para no sufrir efectos secundarios como ser disminución de las defensas.

Excesivo uso de lentillas: es preciso saber que deben ser compradas en tiendas especializadas y que hay un máximo de horas permitidas al día. No usar de más, porque el ojo no puede “respirar” correctamente. Nunca dejarlas puestas para dormir.

Ojos secos: los motivos pueden ser diferentes, todos con fundamentos médicos. La humetación es vital en estos casos. Siempre consultar con el especialista antes de comenzar un tratamiento.

Mucho ordenador: las largas horas frente a la pantalla no son buenas para los ojos, porque además, no permite pestañear correctamente y hace que la vista se esfuerce y se canse.

Alergias: pueden presentar varios síntomas tales como picazón, lagrimeo, hinchazón del párpado e irritación del lagrimal.

Remedios caseros para los ojos enrojecidos

Estos trucos naturales te pueden servir para aliviar los síntomas de ojos rojos:

*mantener los ojos cerrados algunos minutos durante la jornada laboral. En esta posición, moverlos para arriba y abajo y de izquierda a derecha.

*Antes de ir a dormir, colocar unas bolitas de algodón con té tibio de manzanilla, té verde o hinojo.

*Recostarse y colocar una compresa fría en los ojos por cinco minutos. Luego otra compresa, pero tibia. También se puede usar un antifaz de gel.

*Aplicar rodajas finas y frías de papas o pepino en los párpados cerrados. Cuando se calienten, retirar y enjuagar.

*Colocar una compresa de zanahoria rallada, para la inflamación y el enrojecimiento. Se puede usar también el zumo.

*Evitar el uso de aire acondicionado o la calefacción, porque reseca aún más los ojos. Usar siempre lágrimas artificiales en ambientes donde no se puede medir el uso de estos elementos.

Imágenes cortesía de Michael Gil y Pete

ojos