Remedios caseros para tratar el dolor de oido

El calor es uno de los mejores remedios para aliviar el dolor de oídos. Puedes aplicarlo en seco con una almohadilla térmica o bien utilizar un paño húmedo caliente

La mayoría de los adultos padecen algún dolor de oído de vez en cuando, y especialmente los niños, que lo sufren más a menudo.

Un dolor de oído se puede producir después de un resfriado y generalmente después de sonarse la nariz o cuando está durmiendo, debido a que los líquidos se acumulan en las trompas de Eustaquio. Existen varios remedios caseros que puedes utilizar, para aliviar el dolor de oído.

AJO

Extraer el jugo de ajo, y ​​vérterlo en el oído que duele, puede ayudar con el dolor si lo que existe es una infección, debido a su poder antibiótico natural y a sus propiedades antifúngicas.

CALOR

Aplicar calor a la oreja con una almohadilla térmica o poner el lado del oído sobre el cojín eléctrico, puede aliviar el dolor; procura aplicarte el calor sentada, mejor que tumbada, por lo que la posición también contribuye a mejorar el dolor.

CATAPLASMA DE CEBOLLA

Pica aproximadamente una cuarta parte de una cebolla en pequeños trozos, y caliéntala en el microondas. Coloca los trozos de cebolla caliente en trozo de tela bien atada, y pónla sobre la oreja sin presionar, de manera que los pedazos de cebolla rodeen el oído, pero no recaígan directamente sobre él, dejándola actuar durante diez o quince minutos.

AGUA

Beber mucha agua o zumos naturales, así como tisanas de hierbas, ayudarán a aliviar los síntomas, y la acción constante de tragar, ayudará a que fluya el líquido acumulado en las trompas de Eustaquio. También masticar chicle o comer alimentos, puede ayudar a aliviar la presión causada por la infección en el oído interno.

ACEITE DE OLIVA

Colocar unas gotas de aceite de oliva a temperatura corporal en el oído dolorido, hará que actúe como lubricante y puede ayudar a eliminar síntomas, como el picor. Aplícalo con un gotero, utilizando el aceite suficiente para cubrir el revestimiento interior de la oreja.

PAÑO HÚMEDO CALIENTE

Tome un trapo limpio y empapado en agua, y caliéntalo en el microondas durante uno o dos minutos. Asegúrate de que no esté demasiado caliente al tacto, y cubre el oído con él durante diez minutos; puedes utilizar este método varias veces al día. Este remedio es beneficioso cuando el líquido se acumula detrás del tímpano, y los gérmenes se acumulan en el oído medio, causando dolor.

PLANTAS MEDICINALES

Plantas como el árbol de té, manzanilla, tomillo, jengibre, regaliz y saúco entre otros, pueden ser beneficiosas para el dolor de oído. Puedes preparar una tisana para beber con una o más de estas hierbas, o preparar una cataplasma con varias de estas hierbas, previamente calentado y colocado por encima del oído.

Imagen cortesía de Lst1984

Categorías: Remedios naturales Etiquetas: