Remedios caseros para tratar la piel reseca

Recuerda elegir solamente uno de los tratamientos que te proponemos ya que, si los combinas, puedes conseguir el efecto contrario e irritar tu piel.
Remedios caseros para tratar la piel reseca
  • Pin-it!
  • comentarios

Cuando se sufre de piel reseca se siente el rostro tirante, se escama y pica, hay varios tratamientos naturales que pueden acabar con este problema y sin necesidad de acudir a tratamientos costosos ni productos químicos que puedan afectar la piel.

A continuación vamos a conocer una gran variedad de productos que ayudan a mantener tu piel bien hidratada, evitando que esta se reseque, dando una apariencia suave y lozana.

El aceite de oliva y huevo

La combinación del aceite de oliva con la yema de huevo resulta excelente para tratar la resequedad de la piel. El aceite de oliva contiene vitamina E Y K, además de una gran cantidad de antioxidantes; la yema de huevo por su parte contiene vitamina A, la cual ayuda a dar suavidad a la piel.

Para realizar este tratamiento se mezclan dos cucharadas de aceite de oliva con dos yemas y media cucharada de jugo de limón o de agua de rosas. Con la ayuda de un algodón aplica esta mezcla en todo el rostro y en el cuello, déjalo actuar por veinte minutos y luego retíralo con agua tibia. Notarás la diferencia en el mismo instante en que te retires la mascarilla.

Jugo de limón y azúcar

La mezcla de estos dos productos es ideal para eliminar las células muertas de la piel. Con un poco de jugo de limón y una o dos cucharadas de azúcar se puede efectuar una exfoliación de la piel haciendo un masaje suave en forma circular, durante diez o quince minutos, luego se enjuaga con abundante agua tibia.

De esta manera la piel quedara muy suave. El limón es excelente astringente y contiene vitamina C, esto ayuda a aclarar el tono de la piel y contribuye a aumentar el crecimiento celular, de tal manera que resulta muy beneficioso para dar suavidad a la piel.

El aceite de almendras

El aceite de almendras es un emoliente, es rico en vitamina E, es un lubricante ideal para la piel reseca, lo mejor de este aceite es que no es grasoso y la piel lo absorbe con gran facilidad, mantiene la piel muy bien hidratada evitando la resequedad. La manera correcta de utilizarlo es realizar un suave masaje en la piel del rostro durante al menos diez minutos, se deja actuar otros diez y se enjuaga con agua tibia.

El aceite de ricino

El aceite de ricino crea en nuestra piel una barrera protectora contra el jabón, el agua caliente y el aire seco del invierno que puede perjudicar mucho la piel, es un gran astringente natural que ayuda a remover las impurezas de la piel, además es un gran hidratante.

Se debe realizar un corto masaje en las zonas más resecas de la piel, se retira de igual manera con agua tibia y suavemente.

El aceite de coco

Con la ayuda del aceite de coco se eliminan con facilidad las escamas que se producen cuando la piel esta muy reseca dejándola mucho más suave, tersa y con una apariencia muy lozana, se debe dejar actuar durante toda la noche, se enjuaga en la mañana; usando este producto todas las noches se pueden ver grandes resultados en muy poco tiempo, logrando obtener una piel muy suave.

mascarilla-casera-para-piel-grasa

Si eres constante en el uso de alguno de estos tratamientos verás que tu piel pronto se verá mucho más suave, debes decidir cuál remedio casero te resultará más efectivo, no los pruebes todos al mismo tiempo, esto puede irritar tu piel.