Remedios caseros para tratar un esguince de tobillo

Aunque los relacionamos con los deportes, lo cierto es que los esguinces pueden producirse también en nuestro día a día, por lo que es fundamental saber cómo aliviar sus síntomas.

Normalmente el esguince de tobillo es una lesión que se produce de manera fortuita por un mal movimiento o un accidente a la hora de hacer la pisada en el suelo. La esencia del esguince de tobillo es el estiramiento del ligamento por encima de su límite de elasticidad. Esto provoca su distensión, desgarro o rotura, según la violencia con la que se sobrepase ese límite.

En este artículo te hablaremos más sobre los esguinces. Conoce sus causas, síntomas y consejos que serán de mucha utilidad. Además, es fundamental la prevención para evitarlos cada vez que vayas a practicar deporte o tan solo a caminar.

Causas de un esguince

Cuando se practique deporte hay que tomar ciertas precauciones. Debemos evitar usar un calzado inadecuado o deteriorado, tener cuidado en terrenos altos o muy bajos y prestar atención a la fatiga. 

Asimismo, para prevenir el esguince es fundamental realizar un calentamiento previo. También es necesario tener en cuenta que un esguince no siempre se produce haciendo deporte: puede ser caminando hacia el trabajo o hacia otro lugar en específico.

Lee: 5 remedios caseros que controlan la fatiga

Síntomas

Suelen ser inconfundibles. El propio movimiento de torcedura de tobillo al lesionarnos y la posterior posición de dolor y protección son los primeros síntomas.

  • Dolor intenso de la articulación: Aparece con la consecuente limitación funcional, no poder apoyar el pie, andar o no poder hacer ligeros movimientos. Cuanto más grave es la lesión, más dolor e imposibilidad funcional conlleva.
  • Inflamación de la zona afectada: Suele ser lo más llamativo de esta lesión. Tal hinchazón no conlleva deformidad o desplazamiento de partes óseas de la articulación, es lo que diferencia el esguince de una luxación o fractura.
  • Aparición de hematomas: Es menos frecuente pero se suele dar en los casos en los que se rompe algún vaso sanguíneo. Este hematoma puede desplazarse y extenderse a otras zonas del pie a causa del movimiento de los fluidos de la lesión por el tejido conectivo.

Por eso es normal que el primer día el hematoma ocupe solo la zona lesionada y a los 2 o 4 días se haya extendido por parte del pie. También el color irá cambiando de morado a tonos más amarillos y verdosos conforme el hematoma vaya desapareciendo.

  • Calor local: La zona lesionada está caliente como consecuencia de la inflamación y la mayor afluencia de sangre a la zona.
  • Alteración de la sensibilidad localizada en la zona del ligamento lesionado.

Prevención

Sin duda el mejor tratamiento para una lesión es la prevención. En el caso del esguince de tobillo hay dos factores fundamentales:

  • Un buen calentamiento: Debe incluir movilización de la zona y ligeros estiramientos para dar algo de laxitud del ligamento y desentumecerse antes de realizar práctica deportiva. Recuerda que el calentamiento debe ser progresivo en intensidad y dificultad.

Descubre Los mejores estiramientos previos al ejercicio

  • Propiocepción: Los propioceptores son receptores sensoriales situados en las articulaciones. Estos permiten dar información sobre la posición y velocidad de movimiento de dicha articulación.

El entrenamiento propioceptivo permite dotar a nuestro organismo de información sobre cambios de posición y cambios bioquímicos a nivel muscular. De esta forma se desarrollan mecanismos de defensa frente a lesiones (reflejos musculares que protegen la elongación excesiva de los ligamentos).

Consejos y remedios naturales para los esguinces 

Aplicar hielo 

Uno de los primeros pasos que debemos seguir cuando sufrimos un esguince de tobillo es aplicar frío en la zona.

De esta forma podremos reducir la hinchazón producida por el esguince, así como también aliviar la inflamación y el dolor. La aplicación de hielo reducirá el flujo sanguíneo en los ligamentos dañados, evitando que se desgarren.

Modo de empleo

  • Pondremos compresas de hielo y lo pondremos en la zona afectada.
  • Es importante hacer este procedimiento durante todo el día para acelerar el proceso de recuperación

Aceite de ricino

Un masaje con aceite de ricino es otro de los remedio efectivos para aliviar el dolor y la inflamación de los esguinces de tobillo. Además, gracias a los ácidos grasos esenciales que contiene, también nos ayudará a mejorar la circulación y a relajar nuestras articulaciones.

Ingredientes

  • 1 taza de aceite de ricino (250 ml)

Modo de empleo

  • Aplicaremos aceite de ricino sobre la zona que presenta el esguince.
  • Es importante masajear en forma circular con mucho cuidado para no alterar más el dolor.

Cúrcuma

La cúrcuma es un estupendo analgésico gracias a sus propiedade antiinflamatorias. Además, al ser antiespasmódico, esta especia nos ayuda a relajar los músculos, los tejidos y las articulaciones, aliviando así la hinchazón y el dolor.

Ingredientes

  • 1 cucharada de cúrcuma en polvo (15 g)
  • 15 gotas de agua

Preparación

  • Pondremos una cucharada de cúrcuma en un recipiente y agregamos 15 gotas de agua. Revolvemos hasta conseguir una masa compacta.
  • Aplicamos sobre la zona que presenta la inflamación y el dolor.
  • Para obtener los resultados deseados es importante dejarla, por lo menos, 2 horas.

[featured-post url=”https://mejorconsalud.com/7-remedios-caseros-aliviar-esguince-tobillo/”]