Remedios caseros para las quemaduras de sol

Jorge Yefferson Quijije · 8 abril, 2018
Además de recurrir a los remedios de uso externo para las quemaduras solares, también es muy importante beber abundante agua para mantenerse correctamente hidratado a nivel interno

Las quemaduras solares se producen a causa de la incidencia de los rayos UV sobre nuestra piel. Estas pueden incluso pasar desapercibidas hasta 24 horas después de la exposición prolongada al sol.

Entre las consecuencias que suelen sufrir las personas a causa de las quemaduras solares encontramos:

  • Enrojecimiento
  • Sensibilidad al tacto
  • Fiebre
  • Ampollas
  • Peladura del tejido cutáneo

Aunque estos síntomas suelen presentarse de manera temporal, las molestias que generan pueden evitarse fácilmente y desde nuestro hogar.

Por ello, en esta ocasión te mostraremos algunos remedios caseros que podrás preparar para combatir esta afección y evitar sus complicaciones.

Remedios caseros recomendados para las quemaduras de sol

Leche fresca

Leche

Las propiedades humectantes y calmantes de la leche fresca le convierten en una excelente alternativa para las quemaduras causadas por el sol.

Estas propiedades son impulsadas en gran medida por su alto contenido de ácido láctico y ácidos grasos.

¿Cómo utilizarla?

  • Sumerge una mota de algodón o paño suave en un recipiente con leche fresca y aplica cuidadosamente en la zona afectada.
  • Repite este proceso durante 20 minutos y, después, enjuaga con abundante agua fría.
  • Es muy importante que utilices leche entera, debido a su alto contenido de grasas.

Lee también: Cómo hacer un jabón artesanal de coco y leche de almendras para cuidar tu piel

Compresas de vinagre

El vinagre es capaz de eliminar los gérmenes causados por las quemaduras y aliviar el dolor en la piel gracias a sus propiedades antisépticas.

Si has sufrido el dolor de una quemadura de sol, una botella de vinagre es una solución sencilla para calmar el malestar.

La efectividad del vinagre radica en su capacidad de equilibrar el pH de la piel que ha sufrido quemaduras de sol. También reduce la posibilidad de que aparezcan ampollas luego de la quemadura.

¿Cómo utilizarlo?

  • En un recipiente, vierte una cantidad generosa de vinagre, que bien puede ser destilado o vinagre de sidra de manzana.
  • Sumerge un paño suave en el vinagre y colócalo bien mojado sobre la zona afectada. Espera 5 minutos y exprime el paño.
  • Repite el proceso según lo necesites.

Pasta de avena

Macarilla-de-leche-y-avena-para-la-piel

Más allá de ser un alimento altamente nutritivo, la harina de avena tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Así, es un recurso ideal para aliviar la irritación generada por las quemaduras de sol.

Ingredientes

  • ½ taza de hojuelas de avena  (42 g)
  • 2 cucharadas de miel (50 g)
  •  ¼ taza de leche (62 ml)

Preparación

  • Vierte la avena en un procesador de alimentos o licuadora y muélelas hasta hacerla polvo.
  • En un recipiente, vierte el polvo e incorpora la miel y la leche.
  • Mezcla muy bien con una paleta o cuchara hasta formar una pasta homogénea.
  • Aplica la pasta sobre la piel quemada y deja actuar durante 20 minutos, o simplemente espera que el dolor se vaya.
  • Remueve la pasta de la piel con abundante agua fría.

Una alternativa adicional para aliviar las quemaduras de sol es añadir la avena al agua de baño y sumergirte en ella durante al menos 30 minutos.

Gel o crema con aloe vera

El alto contenido de colágeno del aloe vera hace posible un proceso de regeneración de la dermis mucho más rápido.

Por ello, funciona como un excelente complemento para tratar las quemaduras de sol, no solo como relajante sino como cicatrizante en caso de irritación.

¿Cómo utilizarlo?

  • Cualquier crema o gel con aloe vera que puedas conseguir en una tienda natural puede funcionar, o incluso utilizar una rama de la planta y esparcir la pulpa o cristal sobre tu piel quemada.
  • Para garantizar un efecto más relajante, aplica la crema fría.

Visita este artículo: Mascarillas de aloe vera para cada tipo de piel

Tomate en rodajas

tomate-quemaduras-piel-sol

Cuando se trata de quemaduras superficiales de la piel a causa de los rayos UV, aplicar  tomate sobre la zona afectada es una de las mejores maneras de aliviar el dolor y el escozor gracias a las propiedades hidratantes que contiene su pulpa.

¿Cómo utilizarlo?

  • En un recipiente, vierte agua y vinagre para lavar los tomates y eliminar las bacterias.
  • Corta el tomate en finas rodajas y colócalas sobre la piel quemada.
  • Espera 15 minutos y retira.
  • Lava con abundante agua fría.

Consejos para evitar las quemaduras de sol

  • Evita exponerte prolongadamente al sol en el horario comprendido entre las 11 de la mañana y las 3 de la tarde.
  • Aplica suficiente protector solar en las zonas de mayor exposición. Utiliza preferiblemente productos con factor de protección de 30 o superior.
  • Si eres de los que se bañan regularmente en la playa o piscina, aplica protector solar sobre tu piel cada 2 horas.
  • Protégete con sombreros y gafas de sol.