Remedios caseros y dieta para la psoriasis

15 mayo, 2013
Este artículo fue redactado y avalado por la médica Karla Henríquez
Podemos darnos baños de sol de 15 minutos para mantener la piel nutrida y paliar los la picazón y otros síntomas. Nos aplicaremos siempre protector solar y evitaremos las horas de máxima radiación

¿Sufres de psoriasis? En este artículo te enseñamos cómo reducir sus efectos a través de remedios caseros y además te recomendamos una dieta para la psoriasis que te puede ayudar a mejorar esta condición.

Aunque no se conocen las causas exactas, se sabe que la psoriasis es una enfermedad inflamatoria autoinmune, que tiene su origen en un trastorno del sistema inmunológico. En situaciones normales, este nos protege de infecciones y enfermedades, pero en una enfermedad autoinmune ataca a células y tejidos sanos de nuestro propio cuerpo. Se desarrolla en pacientes entre los 11 y los 45 años y cursa con los siguientes síntomas:

  • Desprendimiento constante de las células muertas, que se acumulan en la superficie de la piel.
  • Causa manchas rojas y cubiertas de escamas plateadas, que se desprenden fácilmente.
  • Puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, aunque se encuentra con mayor frecuencia en los codos, rodillas, espalda baja y cuero cabelludo.
  • En algunos casos puede causar prurito intenso y ardiente.
Psoriasis

Aunque no conlleva un riesgo vital, según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), esta enfermedad tiene repercusiones significativas en el ámbito físico, emocional, sexual, laboral y económico del paciente, y disminuye de forma relevante su calidad de vida, con un impacto similar al de la diabetes, la artritis o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Remedios caseros para la psoriasis

Trata de mantener tu piel hidratada y húmeda  ya que cuando las placas se encuentran secas, pueden causar picazón y mantener la piel húmeda hará que los síntomas avancen; hidrata tu piel varias veces al día y utiliza cremas o aceites naturales sin perfume como la vaselina o la manteca de Karité, especialmente esta última ya que tiene propiedades antideshidratantes y gran poder de regeneración.

Persona en la playa

–  Date baños de sol a primera hora de la mañana, ya que los rayos UV mantienen la piel nutrida y te ayuda con los síntomas, pero nunca bajo la luz solar directa, más de 15 minutos, especialmente entre las 12-17 horas y aplicando protector solar en toda la piel.

– Si vives cerca del mar, aprovecha para darte siempre que puedas un chapuzón, ya que el agua de mar resulta beneficiosa para la psoriasis; después hidrata muy bien tu piel.

Realiza en casa baños caseros con avena, sumergiéndote al menos durante 15 minutos, lo que ayudará a aflojar las escamas secas y a aliviar la picazón.

Busca algún grupo de ayuda en tu localidad, con personas que también padezcan esta enfermedad, esto te resultará beneficioso psicológicamente y ayudará a levantar tu autoestima.

Dieta para la psoriasis

Alimentos permitidos:

Consume antioxidantes, esenciales para las personas que tienen psoriasis, presentes en frutas y verduras, como por ejemplo naranjas, limones, melón, fresas, brócoli, zanahorias y arándanos entre otros.

Bebe mucha agua, al menos dos litros diarios, para evitar la sequedad y la picazón de la piel.

– Incluye en tu dieta carnes magras y sin piel, como el pollo o el pavo, con un consumo muy moderado.

Consume pescados ricos en ácidos grasos Omega-3, al menos dos veces a la semana, lo que ayuda a tratar la inflamación, como el atún, salmón, caballa, trucha y anchoas; también vegetales de hojas verdes y linaza.

– Integra a la dieta legumbres unas dos ves a la semana. como lentejas, garbanzos y alubias.

– Se aconsejan también frutos secos y cereales integrales.

Alimentos prohibidos:

– Evita dulces, pasteles,  alcohol, cafeína; así como alimentos altos en grasa y colesterol, comida rápida, leche y especias, ya que solo empeorarán los síntomas.

Concluyendo..

Podemos probar algunos remedios naturales para reducir los síntomas causados por la psoriasis. Sin embargo, es conveniente consultar primeramente al médico antes de probarlos. No hay que ignorar que, en algunos casos, pueden ser contraproducentes.

Por otro lado, resulta clave mejorar la dieta para un adecuado control de la enfermedad. Hay algunos alimentos saludables que lo mejoran, mientras que hay otros alimentos prohibidos que suelen empeorarlo. ¡Tenlo en cuenta!