Remedios para combatir los hongos en las uñas: mitos y realidades

8 septiembre, 2015
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Para evitar que la infección se agrave, es importante evitar tres factores: la oscuridad, la humedad y el calor, pues estos propician el desarrollo de los microorganismos patógenos.

La infecciones causadas por hongos pueden causar decoloración, descamación y debilitamiento de las uñas. Por lo tanto, son un problema estético que puede afectar la vida de las personas. Ahora, para hacerles frente y eliminar el problema cuanto antes, muchas personas consideran recurrir a remedios para combatir los hongos en las uñas.

El vinagre, el zumo de limón y el ajo son algunos de los remedios más recomendados para el tratamiento de este problema. Ahora bien, independientemente de la creencia popular, ¿funcionan o son más bien un riesgo para la salud?

Remedios para combatir los hongos en las uñas

Veamos a continuación los mitos y las realidades de los remedios más recomendados para combatir los hongos en las uñas.

1. Vinagre de manzana

El ácido que contiene el vinagre de manzana es un compuesto activo que ayuda a erradicar hongos.

  • Mito: el ácido que contiene el vinagre de manzana es un compuesto activo que ayuda a erradicar hongos, tanto en las uñas de las manos como en los pies. Sus propiedades alcalinas regulan el pH de la piel y alteran así las condiciones que necesitan los hongos para propagarse.
  • Realidad: el vinagre de manzana no es capaz de eliminar una infección.

2. Ajo

  • Mito: machacar un diente de ajo y aplicarlo sobre la uña afectada eliminará la infección, ya que el ajo tiene un potente efecto antibiótico.
  • Realidad: la pasta de ajo machacado no es capaz de eliminar la infección ni protegerla de futuras infecciones.

3. Yogur natural

El yogur natural presenta múltiples propiedades beneficiosas para la salud.

  • Mito: aplicarse yogur sobre la uña afectada puede eliminar la infección.
  • Realidad: el consumo de yogur, dentro de una dieta equilibrada puede brindar beneficios para la salud, pero como remedio tópico para infecciones no tiene ninguna utilidad.

Descubre: ¿Remedios para la picazón y ardor vaginal?

4. Aceite de árbol de té

  • Mito: el aceite de árbol de té puro, sin diluir es un antiséptico natural, capaz de eliminar todo tipo de microorganismos.
  • Realidad: el uso tópico del aceite de árbol de té en una concentración del 10 % podría ser tan eficaz como las cremas de tolnaftato para aliviar el pie de atleta. En concentraciones del 25 % al 50 %, podría ser suficiente para aliviar y curar la infección. Sin embargo, ha de utilizarse con cuidado.

5. Vicks VapoRub

  • Mito: aplicando sobre la uña afectada el ungüento, se eliminaría la infección.
  • Realidad: no hay evidencia científica que avale el uso de este producto para eliminar infecciones fúngicas.

6. Bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio en cuchara.

  • Mito: como es un ingrediente alcalino, el bicarbonato de sodio combate los hongos y otros microorganismos que afectan la salud de las uñas.
  • Realidad: puede resultar demasiado abrasivo para la piel y, además, no tienen ningún poder antifúngico.

7. Zumo de limón

  • Mito: el limón tiene propiedades antimicrobianas que eliminan la infección de raíz.
  • Realidad: el zumo de limón no ayudará a eliminar la infección y puede agravarla. Además, puede ocasionar más molestias, como irritación, hinchazón, etcétera.

Según el tipo de infección, el tratamiento deberá ser uno u otro. Por supuesto, dicho tratamiento deberá estar pautado por un médico. Los remedios caseros no son una opción adecuada.

Entonces, para combatir los hongos en las uñas, ¿qué se debe hacer?

En caso de tener hongos en las uñas (de los pies o las manos) lo más recomendable es ir al médico y seguir sus instrucciones.

Adicionalmente, será fundamental mantener una serie de cuidados básicos, como secarse bien las manos y los pies después de la ducha y evitar los baños, ya que mientras más contacto se tenga con el agua, mayor humedad se acumulará en la zona afectada y peor será el problema.

  • Piraccini BM, Alessandrini A. Onychomycosis: A Review. J Fungi (Basel). 2015;1(1):30–43. Published 2015 Mar 27. doi:10.3390/jof1010030
  • Ghannoum M, Isham N. Fungal nail infections (onychomycosis): a never-ending story?. PLoS Pathog. 2014;10(6):e1004105. Published 2014 Jun 5. doi:10.1371/journal.ppat.1004105
  • Shirwaikar AA, Thomas T, Shirwaikar A, Lobo R, Prabhu KS. Treatment of onychomycosis: an update. Indian J Pharm Sci. 2008;70(6):710–714. doi:10.4103/0250-474X.49088
  • Kelly, S., Liu, D., Wang, T., Rajpara, A., Franano, C., & Aires, D. (2017). Vinegar Sock Soak for Tinea Pedis or Onychomycosis. Journal of the American Academy of Dermatology. https://doi.org/10.1016/j.jaad.2017.09.043
  • Zanni, P. C. M. D., Shinobu-Mesquita, C. S., Bonfim-Mendonca, P. S., Guilhermetti, E., Maluf, M. L. F., Negri, M., … Svidizinski, T. I. E. (2013). Antifungal activity of ajoene on Fusarium spp onychomycosis isolates. Mycoses3), 143–144. https://doi.org/http://dx.doi.org/10.1111/myc.12124
  • Huertas, R. A. P. (2013). Yogur en la salud humana. Revista Lasallista de Investigacion9(2), 162–177.
  • Carson, C. F., Hammer, K. A., & Riley, T. V. (2006, January). Melaleuca alternifolia (tea tree) oil: A review of antimicrobial and other medicinal properties. Clinical Microbiology Reviews. https://doi.org/10.1128/CMR.19.1.50-62.200