Remedios de bicarbonato de sodio: ¿son convenientes?

19 enero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
A diferencia de lo que se pueda pensar, el uso de bicarbonato de sodio para cuestiones de belleza, aseo personal y salud puede resultar peligroso. Por ello, no es recomendable utilizarlo para este tipo de fines.

Los remedios de bicarbonato de sodio han gozado de gran popularidad por mucho tiempo. Se elaboran rápidamente en casa y, en general, no suelen requerir más que la mezcla de esta sustancia con un poco de agua (aunque algunas veces se ha llegado a incluir zumo de limón, vinagre de manzana y pasta de ajo). Claramente, este tipo de facilidades resultan muy tentadoras para las personas que desean obtener una solución inmediata.

Sin embargo, por muchas facilidades que ofrezcan los remedios, estos no son la mejor opción a la hora de lidiar con un problema de salud. 

El bicarbonato de sodio es una sustancia química que, aunque en apariencia parezca inofensiva, en realidad, puede ponerla en riesgo de varias maneras, por su composición. Vamos a repasarla a continuación.

¿Qué es el bicarbonato de sodio?

En el diccionario de la lengua española, encontramos la siguiente definición: «sal ácida del ácido carbónico».

El bicarbonato de sodio (NaHCO3) es una sustancia química (una sal, para ser más específicos) cuyas principales características son: tiene un color blanco, una textura ligera y un sabor alcalino, además, se disuelve fácilmente en agua. Es abrasivo y desodorizante.

Bicarbonato de sodio junto a una rodaja de limón.

El bicarbonato es un ingrediente fundamental de los polvos extintores de incendios y múltiples productos de limpieza.

Mejor dejarlo solo para la limpieza

Los remedios de bicarbonato de sodio se proponen como solución para diversos problemas, desde cuestiones de salud hasta cuestiones de belleza. Los más populares son los que están destinados a: blanquear los dientes, aclarar las axilas y curar infecciones de la garganta. Por otra parte, se ha llegado a proponer su consumo para obtener mayor energía y mejorar el rendimiento físico (en atletas y deportistas).

Sin embargo, si hacemos un poco de memoria, nos damos cuenta de que también se usa para desatascar tuberías y quitar manchas de grasa, y que la fórmula es prácticamente la misma: diluir unas cucharadas de bicarbonato en agua y listo.

¿Estos últimos usos no deberían alertarnos de que no es recomendable beber algo que es capaz de desatascar una tubería, por ejemplo?

Además, el hecho de que el remedio sea prácticamente el mismo para toda cuestión, también debería enviarnos una señal de alarma. ¿Un vaso de agua con bicarbonato para limpiarse los dientes, pero también para blanquear el váter? 

Si una sustancia resulta lo suficientemente agresiva como para desatascar una tubería o quitar manchas, evidentemente, su consumo no es conveniente. Ni siquiera en «pequeñas cantidades» ni de forma puntual.

Los efectos secundarios más comunes del consumo de bicarbonato sódico son: retortijones, dolor de estómago, vómitos, flatulencias, sensación de sed, cefaleas e inapetencia. Sin embargo, puede llegar a causar problemas mayores. Ademas, en caso de estar bajo tratamiento farmacológico, su consumo podría causar interacciones. 

Usos NO recomendados

  1. Desodorante.
  2. Bebida para adelgazar.
  3. Producto para lavar el cabello.
  4. Pomada para quemaduras.
  5. Remedio para prevenir enfermedades.
  6. Bebida para aliviar molestias estomacales.
  7. Solución para tratar infecciones de garganta.
  8. Gotas nasales para aliviar la congestión.
  9. Ungüento para aclarar las axilas u otras zonas de la piel.
  10. Dentífrico de uso diario o tratamiento para blanquear los dientes.

Te puede interesar: ¿Cuáles son los beneficios de tomar agua con bicarbonato de sodio todos los días?

Conclusión

Con el bicarbonato de sodio se puede desatascar tuberías, limpiar la plata, quitar manchas de grasa, hacer minivolcanes (en experimentos escolares de ciencia), blanquear las baldosas, limpiar los suelos de cerámica, eliminar malos olores de las esponjas y los trapos, etcétera, pero definitivamente no es recomendable utilizarlo para cuestiones que tengan que ver con la higiene personal o la salud. 

  • Deborah García Bello. En The Big Bang Theory no hay químicos, sin embargo… Cultura Científica. 2018. [Disponible en línea]
  • García Bello, D. (2016). Todo es cuestión de química. Paidós Ibérica.