Remedios herbales para curar las infecciones respiratorias

Para curar las infecciones respiratorias podemos recurrir a remedios herbales de uso tópico o consumo oral que nos ayuden a aliviar los síntomas de forma natural

Las infecciones respiratorias constituyen una causa importante de mortalidad en todas las edades y pueden clasificarse en bacterianas o virales. Por tanto, al ser de esta naturaleza, muchas veces es imposible evitar contraer una infección. No obstante, sí se pueden tratar y curar con alternativas naturales muy saludables y económicas.

En este artículo te traemos cinco remedios herbales que pueden ser útiles para curar las infecciones respiratorias.

¿Cómo se contraen las infecciones respiratorias?

Por lo general, las infecciones respiratorias son muy comunes debido a que son virales.

Muchas de estas se contraen en hospitales y los más afectados suelen ser los niños. Según el Laboratorio de Gripe y Virus Respiratorios del Hospital Severo Ochoa en Madrid (España), el virus respiratorio sincitial (VRS) es el que más afecta a menores de 2 años en los hospitales.

5 remedios herbales para tratar las infecciones

Así, existen muchos remedios a base de hierbas que te pueden ayudar a aliviar los problemas causados por las infecciones respiratorias, que son de muy fácil de elaboración. A continuación, te mostramos cinco de ellos:

1. Infusión de eucalipto

Principalmente, el eucalipto es recomendado para tratar las vías respiratorias por ser expectorante y broncodilatador. Está recomendado para tratar resfriados, bronquitis, asma, tos o anginas entre otras enfermedades.

Además, tiene propiedades antisépticas por lo que puede utilizarse para curar cortes o heridas, pues desinfecta y favorece el proceso de cicatrización evitando marcas antiestéticas.

Ingredientes

  • 3 hojas secas de eucalipto
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • En primer lugar, hervir en una olla la taza de agua y agregar las hojas de eucalipto, apagar el fuego y tapar.
  • Esperar por 10 minutos a que se concentre la infusión y se pierda un poco el calor. Endulzar al gusto.
  • Se recomienda beber una taza al día o inhalar el vapor que emana de la mezcla.
  • Generalmente, se utiliza este remedio para gripes, catarros o resfriados.

2. Infusión de pino silvestre

Esta planta destaca por sus principios activos antibacterianos y sus componentes estimulan la expulsión de mucosidad. Se recomienda para tratar bronquitis, tos y resfriados.

Además, destaca como antipirético y como analgésico, así que combate tanto la infección respiratoria, como la fiebre y demás dolores que muchas veces conlleva una infección.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua hirviendo (500 ml)
  • 1 cucharada de yemas de pino silvestre (15 g)
  • 1 cucharada de hojas de marrubio blanco (15 g)
  • ½ cucharada de hojas de pulmonaria (7 g)
  • ½ cucharadita de malvavisco (3 g)

¿Qué debes hacer?

  • Mezclar las yemas del pino con el marrubio blanco, la pulmonaria y el malvavisco. Agregar 2 cucharadas de esta mezcla en el medio litro de agua hirviendo.
  • Seguidamente, tapar y dejar reposar la infusión por al menos 10 minutos.
  • Se recomienda tomar 3 tazas de esta infusión a lo largo del día para ir eliminando la congestión.

3. Infusión de menta

La menta es recomendada para tratar la congestión nasal, la sinusitis o la bronquitis.

Igualmente, tiene la peculiaridad de provocar una sensación de frescura, lo que favorece el mejoramiento de la circulación de la sangre, desinflamación de las fosas nasales y ayuda a expulsar la mucosidad excesiva.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas de menta (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Hervir el agua, agregar las hojas de menta, apagar el fuego, tapar y dejar reposar.
  • Colar y endulzar al gusto. Se recomienda tomar 3 tazas tibias de esta infusión diariamente.

 4. Infusión de flores de amapola

Esta planta contiene en sus pétalos y tallo unos alcaloides llamados rhoeadina, rearrubina y reagenina que tienen propiedades sedantes.

Asimismo, contiene mucílago, un antitusivo cuyo efecto calmante es muy recomendado en caso de tos seca, debido a que esta suele maltratar mucho la garganta.

Ingredientes

  • 1 taza de pétalos secos de flor de amapola (100 g)
  • 3 tazas de agua (750 ml)
  • Miel (al gusto)

¿Qué debes hacer?

  • Hervir el agua, agregar pétalos de amapola y llevarlos a ebullición durante 3 minutos.
  • Seguidamente, apagar el fuego y dejar reposar por al menos 5 minutos para hacer una infusión fuerte. Endulzar con miel.
  • Se recomienda tomar durante el día.

5. Aceite de lavanda

Esta planta de característico y agradable olor, tiene propiedades antiespasmódicas y antisépticas que combaten y previenen infecciones. También, funciona como relajante de la musculatura del sistema nervioso.

Ingredientes

  • 10 gotas de aceite de lavanda
  • 2 tazas de agua (500 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Hervir el agua y agregar, al menos, 10 gotas de aceite de lavanda, revolver con una cucharilla y oler el vapor.
  • Este tratamiento ayuda a descongestionar y alivia el asma.

En suma, existen diversos tipos de infecciones respiratorias que afectan de manera diferente al sistema respiratorio. En cualquier caso, lo más recomendable es visitar al médico. No obstante, probar estos remedios naturales aliviará los síntomas y contribuirá en la mejoría de la salud.