Remedios herbales para el cuidado de la piel

Okairy Zuñiga · 27 septiembre, 2013
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez el 6 diciembre, 2018
A pesar de que en el mercado existen muchos productos que incluyen estas hierbas entre sus ingredientes se recomienda preparar nuestros propios remedios herbales para asegurarnos de que son 100% naturales

Las hierbas se han estado utilizando tradicionalmente para aliviar los síntomas de ciertas enfermedades y problemas de salud y, por supuesto, para sazonar nuestros alimentos. Pero los remedios herbales también contribuyen al cuidado de la piel.

La gran mayoría de estas hierbas pueden usarse de manera directa sobre la piel. Así, pueden aplicarse como mascarillas, ungüentos o infusiones. Por otra parte, existen tratamientos de belleza, de marcas cosméticas, que las incluyen en su fórmula.

Existen muchas opciones y beneficios derivados de su uso. En este artículo citaremos algunos de los remedios herbales para el cuidado de la piel más importantes.

Remedios herbales para el cuidado de la piel

Lavanda

Infusión de lavanda

Según este artículo publicado en la Revista Ciencia y Salud Virtual, la lavanda facilita la hidratación de la piel, ya que por sí misma es un humectante natural y tiene propiedades calmantes que disminuyen la inflamación. Por este motivo es altamente recomendada para después de tratamientos de cuidado de la piel, como peelings o exfoliaciones. Es ideal para pieles sensibles y existen diferentes aceites o productos que la incluyen. Existe una gran cantidad de productos que contienen esta hierba como ingrediente activo o como complemento.

Echinacea

La echinacea se ha utilizado para cuidadar la piel en América por más de cuatros siglos. Su efectividad para el cuidado y sanación de las pieles con infecciones se demostró hace ya algún tiempo. Esto se debe a sus propiedades antiinfamatorias, mismas que lo hacen ideal para combatir problemas como la psoriasis.

Aloe vera

Cuando se habla de sanar irritaciones, heridas o quemadura en piel y tejidos, el aloe vera es una buena opción. Por este motivo no es raro encontrar una gran cantidad de productos para el cuidado de la piel basados en este producto, como champús, lociones, jabones o cremas para blanquear. La efectividad demostrada de este gel se basa su penetración en las diferentes capas de la piel, habilidad que facilita la generación de células.

Manzanilla

Té de manzanilla

Otra hierba que se usa con contrastada evidencia científica en el cuidado de la piel es la manzanilla y es que resulta muy útil como antibacterial, antifungicida y antiviral. Por si fuera poco, también tiene propiedades calmantes y antiinflamatorios. Para su uso podemos hacer una infusión y dejar que el vapor llegue a nuestra piel para una limpieza profunda, hace una masa con la manzanilla y usarla como mascarilla o usar la infusión para curar heridas o infecciones pequeñas.

Té verde

Té verde

Aunque el té verde se puede usar como infusión, también es muy conocido por sus propiedades astringentes y antibacteriales. Sus características los hacen apropiado para la limpieza y cuidado de la piel cuando esta es delicada. Al igual que la manzanilla, el té verde es apropiado para mantener limpias y sin irritaciones a las muy sensibles.

Mejor usar los remedios herbales y más naturales

Aunque existe una gran cantidad de productos que contienen las hierbas que ya mencionamos, es recomendable analizar qué otros ingredientes contienen. Esto se debe a que el cuidado de la piel se debe llevar a cabo con los productos más naturales posibles. La mayoría de los remedios herbales que mencionamos se pueden usar de forma directa o a través de infusiones. Lo cual también ayuda a proteger el bolsillo y una piel hermosa.

No obstante, en caso de que presentes algún tipo de alteración en la piel, es esencial que visites a tu  dermatólogo para que pueda recomendarte el tratamiento más adecuado para ti.