Remedios naturales para el ácido úrico o gota

Yamila Papa Pintor·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
24 Mayo, 2019
Para evitar una subida del ácido úrico se recomienda beber 8 vasos de agua diarios y primar el consumo de frutas y verduras, así como de cereales integrales y los granos.

Entre los síntomas más frecuentes de este problema podemos destacar la rigidez, la inflamación y el dolor en las articulaciones, sobre todo en el dedo grande del pie. Cuando los niveles de ácido úrico son muy elevados, provocan lo que se conoce popularmente como “gota”.

Este estudio realizado por los expertos de la Clínica Mayo, muestra lo siguiente: 

“Un alto nivel de ácido úrico, o hiperuricemia, es un exceso de ácido úrico en la sangre. El ácido úrico se forma durante la descomposición de purinas, que se encuentran en ciertos alimentos y también las produce el cuerpo.

Una vez producido, la sangre transporta el ácido úrico y este pasa por los riñones, donde la mayor parte se filtra y se convierte en orina.

Aproximadamente una de cada cinco personas tiene un nivel de ácido úrico alto. Esto puede estar relacionado con crisis de gota o el desarrollo de cálculos renales. La mayoría de las personas con niveles de ácido úrico altos no tienen ningún síntoma ni problemas relacionados.”

En este artículo podrás conocer algunas alternativas naturales que te podrían ayudar a aliviar los  síntomas derivados de los niveles altos de ácido úrico. ¡Toma nota!

El ácido úrico, ¿nuestro enemigo?

Cuando leemos que el causante de la “gota” es el ácido úrico, tal y como lo explica esta investigación de la Biblioteca Nacional de los Estados Unidos, pues, enseguida lo pasamos a la lista de “malvados”, junto al estrés, el colesterol, etc. Sin embargo, el problema reside en las cantidades, no en el elemento en sí. ¡Veamos!

En el caso particular del ácido úrico, se trata de una sustancia de desecho de nuestro organismo y está creada a partir de la purina, un compuesto que ingerimos con nuestra alimentación (sobre todo, con productos cárnicos). En los niveles adecuados, el ácido úrico es bueno para el funcionamiento del cuerpo, pero el exceso puede causar la enfermedad conocida como “gota”, cuyo término médico es “hiperuricemia”.

Cuando esto ocurre, se forman una especie de cristales en las articulaciones, dando lugar a la artritis. Por otra parte, muchos de los que tienen niveles de ácido úrico elevado presentan cálculos renales. En definitiva, son sedimentos que se van alojando en diferentes partes del cuerpo y generan problemas de salud.

Acido urico

Ver también: https://mejorconsalud.com/frutas-adecuadas-para-reducir-el-acido-urico/

¿Cómo hacer para reducir el ácido úrico?

Como seguro ya habrás intuido, con una buena dieta, equilibrada y sana. Los cambios de hábitos en la alimentación son fundamentales, ya que la cantidad de ácido úrico que tendremos en el cuerpo dependerá de lo que comamos. Por lo tanto, evita consumir en excesos:

  • Carnes rojas.
  • Bebidas alcohólicas (sobre todo, cerveza).
  • Salsas con extractos de carne.
  • Sardinas.
  • Anchoas.
  • Champiñones o setas.
  • Azúcares refinados de todo tipo.
  • Lácteos enteros.
  • Embutidos.
  • Frituras y comida rápida.

Se pueden comer otros alimentos, solo que mientras estos niveles estés altos, pues, es recomendable evitar los que mostramos en la lista de arriba. También se recomienda incrementar el consumo de frutas y verduras, así como de cereales integrales y los granos (como el amaranto y el mijo).

Tampoco olvidemos beber una buena cantidad de agua al día para que los riñones puedan trabajar como corresponde y eliminen el ácido úrico a través de la orina. Las cantidades seguro que ya las conoces: entre 6 y 8 vasos al día.

Remedios naturales para la gota

Hay plantas y frutos cuyo consumo es aconsejable para reducir o eliminar el ácido úrico en sangre. Entre las más destacadas podemos mencionar:

1. Arándanos

Arándanos

Este pequeño fruto de color púrpura se recomienda en muchos casos, por ejemplo:

  • Problemas renales.
  • Infección urinaria.
  • Diabetes.
  • Hipertensión arterial.

El zumo de arándanos ayuda a eliminar el ácido úrico, según afirma este estudio realizado por la Universidad de Carolina del Norte. Para prepararlo necesitas:

  • ¼ taza de arándanos.
  • 1 litro de agua.

Pon a hervir los arándanos en el litro de agua durante 3 minutos y luego deja reposar un poco. Cuela y bebe el líquido resultante durante el día. Recuerda que para incrementar los efectos puedes comer arándanos como postre o a media mañana, ya sea con yogur, zumos, batidos o ensaladas de frutas.

2. Semillas de apio

Entre las muchas propiedades de esta diminuta semilla destacan la diurética y la antiinflamatoria (según afirma este estudio de la Universidad del Kurdistán), por lo que se considera de gran ayuda para ayudar a eliminar el ácido úrico y a reducir los dolores en las articulaciones.

Se aconseja consumir de manera diaria en porciones controladas, unos 250 o 300 gramos, aunque esta dosis puede variar según cada persona. Es muy importante resaltar que no está permitido en mujeres embarazadas o aquellos pacientes con patologías renales crónicas o graves.

No olvides leer: https://mejorconsalud.com/infusion-de-semillas-de-apio-un-remedio-natural-para-la-hipertension/

3. Cerezas

Otra de las pequeñas frutas que guardan cientos de propiedades. La cereza tiene la capacidad de reducir los dolores en las articulaciones, así como también de disminuir los niveles de ácido úrico en la sangre. Así lo afirma este estudio de la Universidad de Boston.

Consume un puñado al día o inclúyelas en tus preparaciones para disfrutar de sus beneficios.

4. Perejil

Limpia tus riñones

Una de las hierbas aromáticas más usadas en la cocina, con propiedades diuréticas ampliamente conocidas. Es un excelente aliado para los que sufren gota. Puedes consumirlo en los platillos, para realzar su sabor, o bien como té (no está indicado en mujeres embarazadas, ya que se considera que es abortivo).

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas de perejil picadas (30 g).
  • 1 taza de agua hirviendo (250 ml).

Preparación

Echa el perejil en el agua y deja que infusione 5 minutos. Cuela y bebe. Puedes tomarlo hasta 2 veces al día y, si quieres, endulzarlo con miel o estevia.

5. Pimienta de Cayena

La pimienta de Cayena tiene muchas propiedades antiinflamatorias (según afirma este estudio de la Universidad de Primorska) , por lo que se aconseja para aliviar los dolores articulares y cuando se presentan altos niveles de ácido úrico. Recuerda consumir poca cantidad, ya que es muy fuerte y aumenta la temperatura corporal.

Ver también: https://mejorconsalud.com/como-hacer-un-jarabe-con-pimienta-de-cayena-para-curar-la-tos/

6. Alfalfa

Esta planta ayuda a desintoxicar el cuerpo, por sus propiedades depurativas, y también elimina el colesterol “malo”, según afirma este estudio de la Henan Agricultural University (China). Para consumirla puedes preparar un té.

Ingredientes

  • 1 puñado de alfalfa.
  • 1 taza de agua.

Preparación

Pon en un cazo ambos ingredientes y calienta. Cuando rompa el hervor espera 3 minutos y apaga. Tapa y deja que repose 5 minutos. A continuación, cuela, endulza a gusto y bebe. No tomes más de 2 tazas al día.

7. Trébol Rojo

Según este estudio realizado por la Universidad de Novi Sad, es una planta con miles de beneficios para la salud, porque favorece la eliminación de las toxinas. Es perfecto para los pacientes con gota y los que desean desintoxicarse. También puedes tomarla en forma de infusión.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas secas de trébol rojo (30 g)
  • 1 taza de agua hirviendo

Preparación

Echa las hojas en la taza y deja reposar 6 minutos. Cuela, endulza naturalmente y bebe de inmediato.

Esperamos que nuestros consejos te hayan resultado útiles, pero lo más importante es que acudas a un especialista para que te ayude a acabar con este molesto dolor.

  • Carvajal, C. (2016). El ácido úrico: de la gota y otros males. Medicina Legal de Costa Rica.

  • González, A. (2003). MANEJO DE LA GOTA : Revisión. Revista de Posgrado de La VIa Cátedra de Medicina.

  • Fernández, D. G., Londoño, J., Santos, P., Reyes, E., & Valle, R. (2009). TRATAMIENTO DE LA GOTA AGUDA. ReViSta.