Remedios naturales para el dolor en el cuello que te gustará probar

Esta condición resulta muy molesta ya que no solo tiene síntomas corporales, sino que también cambia de manera fácil nuestras emociones, ya que es muy incapacitante.

A menudo el dolor en el cuello aparece por una sobrecarga de trabajo en los músculos que rodean esta parte del cuerpo, los cuales tratan de recuperar la curva normal de las cervicales. Se estima que siete de cada diez personas lo padecen en algún momento de sus vidas, aunque no suele darse de forma crónica y desaparece de manera espontánea.

Durante la jornada laboral o mientras se hacen las tareas del hogar, es común empezar a notar una sensación de tensión en el cuello. A continuación te contaremos más sobre esta afección y enseñaremos algunos remedios naturales para combatirla.

Causas

Son muchas las posibles causas de que un dolor en el cuello aparezca , ya que estos músculos tienden a recibir más los impactos de las sensaciones o sentimientos que tenemos. Entre las más habituales están:

  • Permanecer mucho tiempo frente al ordenador.
  • Adoptar una mala postura al dormir.
  • Llevar mucho peso en las mochilas.
  • Fumar.
  • Realizar abdominales de manera inapropiada.
  • Debilitamiento de los músculos.
  • Factores emocionales.
  • Consumo excesivo de café, bebidas alcohólicas y carne.

Síntomas

El síntoma más evidente es el dolor, ya que los músculos se encuentran contraídos y no nos permiten realizar nuestras actividades diarias con normalidad. También se acompaña de:

  • Presión en la zona
  • Cambios de humor
  • Sensación de intranquilidad
  • Ansiedad
  • Insomnio

Recomendaciones

Además de aconsejar hacerse un masaje en la zona para lograr descontraer los músculos que causan el dolor en el cuello, también es necesario optar por las siguientes recomendaciones:

  • Tener cuidado al levantar objetos pesados del suelo y, si es posible, solicitar ayuda para hacerlo.
  • Procurar dormir en posición fetal, evitando hacerlo boca abajo.
  • Utilizar un abrigo cuando las temperaturas bajan.
  • Consumir alimentos ricos en potasio, magnesio y calcio, minerales esenciales para la salud de los músculos y las articulaciones.
  • Hacer ejercicios de estiramiento, al menos, una vez al día.
  • Realizar ejercicios localizados para la espalda, hombros, cuello y cabeza.
  • Dormir en un colchón firme y con una almohada no muy alta.
  • Tratar de mantener una postura derecha al permanecer sentados por tiempo prolongado.
  • Accede a métodos de desintoxicación para facilitar la eliminación de las toxinas que se acumulan en el cuerpo.
  • Evita exponerte a ambientes contaminados con humo de cigarrillo.

Remedios naturales para aliviar el dolor en el cuello

Infusión de cáscaras de naranja y lechuga

cáscara-de-naranja-para-las-hormigas

Se trata de una infusión que nos servirá para darnos un baño relajante. Si el dolor viene por el estrés o la tensión, será la solución perfecta para combatirlo.

Ingredientes

  • Las cáscaras de 2 naranjas
  • 4 hojas de lechuga
  • 2 cucharadas de miel (50 g)
  • 4 tazas de agua (1 litro)

¿Qué debemos hacer?

  • Llevar todos los ingredientes a una olla y ponerlos en el fuego durante 20 minutos.
  • Pasado este tiempo dejar reposar y proceder a realizar el baño, con cuidado de no quemarnos.

Infusión de hierbaluisa

La hierbaluisa tiene potentes efectos antiinflamatorios. Tomar una infusión de esta planta te ayudará a sentirte mejor. Se trata de una solución eficaz que no puedes pasar por alto si buscas obtener un alivio inmediato.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hierbaluisa (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Qué debemos hacer?

  • Calentar el agua hasta que llegue a ebullición y añadir al hierbaluisa.
  • Dejar infusionar durante 5 minutos, colar y servir.
  • Se recomienda beber una vez al día, esta planta es muy efectiva.

Aceite de romero

El aceite de romero tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas que, tras ser absorbidas, relajan los músculos resentidos del cuello. Su uso mediante masajes mejora la circulación en la zona afectada y, en cuestión de minutos, brinda una agradable sensación de alivio.

¿Qué debemos hacer?

  • Aplícar una pequeña cantidad de aceite de romero y frotarlo sobre cuello y hombros con suaves masajes circulares.
  • Evitar ejercer demasiada presión porque podría empeorar la condición.
  • Repetir el tratamiento  2 veces al día, hasta notar mejoría.

Compresas de hielo

hielo

La aplicación directa de compresas de hielo es un remedio efectivo para calmar la inflamación y mejorar el flujo de la sangre en la zona donde se concentra el dolor en el cuello.

¿Qué debemos hacer?

  • Triturar varios cubos de hielo,y envolverlos en un paño limpio o una bolsa, para agruparlos.
  • Colocarlos sobre las áreas doloridas y dejar durante 5 o 10 minutos, hasta reducir la inflamación.
  • Pasado este tiempo, aplicar un paño caliente para complementar sus efectos relajantes.
  • Descansar y repetir su uso 2 veces al día.

Los dolores de cuello resultan demasiado molestos y también nos imposibilitan muchas de las actividades diarias. Debido a su localización específica, mantener la cabeza erguida resultará un poco tortuoso.

No olvides las recomendaciones dadas y no esperes para probar las soluciones naturales.

Te puede gustar