Los mejores remedios naturales para la insuficiencia renal

Elena Martínez · 10 abril, 2018
Para tratar la insuficiencia renal es muy importante incluir en nuestra rutina alimentos y remedios con propiedades diuréticas que faciliten el trabajo de los riñones, así como algunas técnicas que nos ayuden a cuidarlos

La insuficiencia renal, también conocida como fallo renal, es una patología que afecta a los riñones, cuando estos órganos no pueden filtrar bien las sustancias tóxicas de la sangre. Aunque no se conocen del todo las causas, sí que se sabe que hay una relación con el consumo de proteína y el colesterol en sangre.

En este artículo compartimos los mejores remedios naturales para tratar la insuficiencia renal, con alimentos y plantas medicinales y técnicas naturales muy efectivas. 

Remedios naturales para la insuficiencia renal

1. Caldo de cebolla

vinagre-cebolla

Los clásicos caldos de cebolla son un plato excelente para tratar la insuficiencia renal y cualquier otra enfermedad que afecte a los riñones. Gracias a sus propiedades diuréticas y antiinflamatorias, nos ayudan a aliviar la mayor parte de los síntomas característicos de estos trastornos.

Para que los caldos de cebolla sean curativos deberemos tomarlos en ayunas y media hora antes de las comidas. Además, nos beneficiaremos de su alto poder depurativo, gracias al cual podremos eliminar líquidos y toxinas de nuestro organismo.

Lee también: 8 beneficios de la cebolla poco conocidos

2. Infusiones medicinales

Algunas plantas medicinales pueden ser muy beneficiosas para mejorar la función de los riñones:

  • Gayuba: La gayuba tiene la virtud de estimular la función renal. No obstante, por el mismo motivo deberemos tomarla con precaución.
  • Cola de caballo: Es muy rica en minerales, sobre todo en silicio. Tiene la capacidad de aumentar la producción y eliminación de la orina, además de limpiar las vías urinarias.
  • Diente de león: El diente de león es una planta medicinal muy depurativa y actúa tanto en los riñones como en el hígado.
  • Malva: Las flores de malva mejoran las patologías que afectan a los riñones y las vías urinarias.

3. Cataplasma de jengibre

propiedades-jengibre

El jengibre es un alimento medicinal muy efectivo para la insuficiencia renal y muchas otras enfermedades. No obstante, en este caso proponemos su uso tópico, para beneficiarnos de su alto poder calorífico, estimulante y antiinflamatorio. 

¿Cómo lo hacemos?

  • Prepararemos una infusión concentrada de jengibre. Nos pondremos una toalla seca sobre la espalda, en la zona correspondiente a los riñones (entre las dorsales y las lumbares).
  • Encima de la toalla seca pondremos otra que habremos mojado en la infusión de jengibre. Cubriremos toda la espalda con otra toalla seca y esperaremos 5 minutos.

4. Cupping

La técnica de cupping o ventosas es un método antiguo de curación para provocar un efecto local en función de la necesidad de esa parte del cuerpo. La ventosa produce un vacío que estimula la curación natural del trastorno que sufrimos. Puede producir un alivio inmediato y también funcionar como tratamiento a largo plazo.

  • En el caso de la insuficiencia renal, las ventosas se aplican justo encima de la zona correspondiente a los riñones. Recomendamos, por este motivo, que sea un profesional quien realice el tratamiento.
  • Es posible que nos queden unas marcas redondas temporales sobre la piel, similares a los moratones. Desaparecerán en unos días.

Ver también: Tratamiento natural para la insuficiencia renal

5. Envolturas para sudar

riñones

Para mejorar la función de los riñones es imprescindible activar la sudoración de nuestro cuerpo. De este modo, al eliminar líquidos y toxinas a través de la piel, aliviamos la función renal de manera natural, sin necesidad de tomar medicamentos.

  • Una manera de aumentar la sudoración consiste en envolver nuestro cuerpo por completo con toallas o mantas.
  • No debemos sentir frío en ninguna parte y las telas que usemos no deben dejar espacios vacíos o con aire. De este modo, permaneceremos 45 minutos, en los cuales deberíamos sudar y sentir un gran alivio.

6. Combatir el miedo

Aunque hay muchos factores que afectan al funcionamiento de los riñones, no solemos tener en cuenta el papel de las emociones negativas en nuestros órganos. En el caso de los riñones, lo que más les afecta desde una perspectiva psicológica es el miedo.

Del mismo modo que la ira afecta al hígado o la tristeza daña los pulmones, el miedo constante puede desencadenar patologías renales a largo plazo. Es cierto que, en un momento u otro, todos tenemos miedo. No obstante, cuando lo vivimos de manera constante e, incluso, sin aprender a canalizarlo o exteriorizarlo, este miedo nos hace enfermar.

Por lo tanto, si sospechamos que esto puede estar influyendo en la salud de nuestros riñones, recomendamos acudir a un buen profesional que sepa ayudarnos a vivir de una manera más tranquila y relajada.